A tan solo unos días de la vuelta al cole, surge una de las grandes preocupaciones de los padres de niños con alergia: ¿qué pasa si sufre una crisis alérgica en la escuela? ¿Cómo podemos preparar a los profesores para estas situaciones? ¿Es necesario acudir al especialista antes de que comiencen las clases?

Para responder a todas estas preguntas, hemos hablado con la doctora Cristina Ortega Casanueva, alergóloga del Hospital Quirónsalud San José, quien nos ha servido de guía en la preparación de la mochila especial para niños con alergia. ¡Para que la vuelta al cole sea segura y sana!

Vuelta al colegio con alergia

Niños con alergia en el colegio

Ya sea asma, hiperreactividad bronquial, catarros que afectan al pecho o alergia a un alimento, debemos preparar la vuelta de nuestros hijos al cole para que los profesores sepan cómo reaccionar en caso de que se produzca una crisis alérgica. Esto nos proporcionará seguridad a nosotros mismos y también a los colegios, que cada vez están más concienciados con este asunto.

¿Por qué acudir al especialista tras el verano?

Porque es importante que actualicemos el informe sobre la alergia que padece el pequeño. Los cambios de peso que pueden ocurrir en vacaciones hacen que, a menudo, sea necesario modificar la dosis de la medicación, como antihistamínicos o corticoides.

Además, a veces, el niño puede manifestar nuevas alergias durante el verano, por lo que es recomendable visitar al pediatra alergólogo quien pondrá al día su información, y así los padres podrán comunicarlo en el centro.

Pasos previos antes de la vuelta al cole

Las medidas de precaución que los padres deben tener en cuenta para:

  • Niños con alergia recientemente diagnosticada. Es necesario que el colegio o la guardería dispongan del diagnóstico del médico, así como del tratamiento prescrito ante una posible reacción alérgica.
  • Niños con alergia previamente conocida por el centro. En este caso, es recomendable acudir al especialista para nos actualice el tratamiento y el informe, para evitar que de un curso para otro se quede obsoleto. Después, es necesario trasladar esta nueva información al centro.
  • Niños con alergia alimentaria. Además de ser conocedores de la alergia en el colegio o guardería, muy especialmente si nuestro hijo realiza alguna comida del día en el comedor, es importante que los profesores conozcan cómo tratar una crisis.

En general, es recomendable que los padres preparen una bolsita con el tratamiento médico e incluyan las indicaciones para su aplicación. El objetivo es que los profesores estén listos para atender cualquier urgencia alérgica del pequeño.

¿Qué metemos en la bolsita de medicación?

Dentro de esta bolsita, que llevará el niño al colegio o a la guardería, los padres tienen que añadir:

  • Informe actualizado, en el que se indican las dosis que se aplican al niño.
  • El tratamiento con las dosis exactas prescritas por el pediatra.
  • Instrucciones fácilmente comprensibles. El tratamiento se acompaña de la explicación sobre cómo aplicarlo sin que puedan generarse dudas. En definitiva, se trata de ofrecer seguridad a los profesores que están con los niños para que sepan cómo reaccionar.
  • Pluma de adrenalina cargada e instrucciones complementarias. Por mucho que creamos que su uso es fácil, es muy habitual que se desconozca cómo aplicarla en caso de necesidad. Por eso, deben incluirse las indicaciones de su aplicación en niños con riesgo de sufrir anafilaxia.
  • Revisar la fecha de caducidad de la medicación, especialmente si se trata de adrenalina cuyo margen de caducidad es breve. Este aviso va dirigido sobre todo a los padres que prepararon la bolsita el año pasado.
  • Plan de actuación de anafilaxia de la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma PediátricaEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Consiste en un documento que complementa y firma nuestro alergólogo, en el que se explica cómo actuar ante una anafilaxia.

Consejos para niños con asma

En su caso también se debe tener preparado el inhalador porque existen situaciones con riesgo a producir crisis de asma, por ejemplo, cuando corren en el recreo o en la hora de gimnasia.

Etiquetas