Se trata de uno de los propósitos más frecuentes y, desafortunadamente, uno de los que más llevan a fracasos. Y es que dejar de fumar es un objetivo prioritario para mejorar la salud y evitar los muchos efectos dañinos que provoca. Para profundizar más en el tema hemos charlado con el doctor Francisco José Roig Vázquez, jefe de la Unidad de Neumología del Hospital Universitario Infanta ElenaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, quien nos ha ofrecido datos muy relevantes.

¿El tabaquismo es un vicio o una adicción?

La nicotina está considerada una droga y, como tal, causa adicción. Por eso fumar no se considera un vicio o un hábito, sino una drogadicción. Está demostrado que la nicotina estimula la liberación de dopamina, lo que se traduce en una elevación más

Dejar de fumar

rápida de sus niveles, que es precisamente lo que caracteriza a las drogas activas.

¿Cuáles son los componentes del tabaco?

Según recientes informes, el cigarrillo está compuesto por sustancias que han demostrado ser letales, como cianuro de hidrógeno, acetona, amoniaco, arsénico, benceno, butano, cadmio, monóxido de carbono, nitrosaminas, DDT, plomo, nicotina, polonio 210 y así hasta 7.000 sustancias cancerígenas, tóxicas cardiovasculares, respiratorios, etc.

Pero sus principales componentes son:

  • Nicotina, que es la droga que provoca la adicción.
  • Monóxido de carbono, que es el responsable de la patología cardiovascular.
  • Alquitrán, causante de la patología tumoral.
  • Sustancias oxidantes, culpables de las patologías bronquiales.

¿Por qué se empieza a fumar?

El consumo de tabaco se asocia con diversos factores genéticos y personales, factores psicológicos, aceptación social del tabaco, la edad y género, la familia y amigos, la publicidad y también su bajo coste… Todo afecta al desarrollo de la adicción.

Beneficios inmediatos de dejar de fumar, en tiempos

  • Tras 20 minutos la tensión arterial y el ritmo cardiaco se normalizan.
  • Tras 8 horas el oxígeno sanguíneo aumenta y el monóxido de carbono se reduce a la mitad.
  • Tras 1 día disminuye el riesgo de muerte súbita y los pulmones empiezan a remover su mucosidad.
  • Tras 2 días se recuperan el gusto y el olfato.
  • Tras 3 días aumenta la capacidad pulmonar, se reduce la tos y aumenta la sensación de bienestar.
  • Tras 2 semanas mejora la circulación sanguínea y desaparecen prácticamente los síntomas de abstinencia.
  • Tras 1 mes aumenta la capacidad física y disminuye el cansancio.
  • Tras 3-6 meses aumenta la capacidad de resistencia a las infecciones.
  • Tras 1 año se reduce a la mitad el riesgo de enfermedades cardiacas.

Signos de alarma para dejar de fumar

Aunque motivos sobran para plantearse dejar de fumar, estas señales pueden ser buenos indicativos:

  • A veces no llega el aliento
  • Preocupación por el gasto en tabaco
  • Estar dispuesto a recorrer 1 o 2 km para comprar tabaco
  • Ser incapaz de hacer alguna actividad sin un cigarro
  • Las personas queridas consideran que debe dejarlo
  • Cada vez fuma más y disfruta menos
  • Miedo de padecer una enfermedad relacionada con el tabaco

¿Qué hay que hacer para dejar de fumar?

En realidad, lo más importante es que el paciente quiera firmemente dejarlo y que tome la determinación. Y para llegar a ella es necesario que admita que el tabaquismo es una enfermedad. Una vez con esta decisión, el siguiente paso es acudir a su centro de salud. Actualmente existen numerosas consultas de deshabituación tabáquica tanto en centros de salud como en hospitales, que tratan de ayudar a los pacientes a dejar el tabaco.

Etiquetas