Si durante todo el año es importantísimo mantener un buen nivel de hidratación, ahora en verano lo es más todavía, ya que el cuerpo está continuamente perdiendo líquido debido a las altas temperaturas. Carina Gimeno Uribes, nutricionista de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos da las siguientes claves:

Claves para una buena hidratacion en verano

  • Bebe al menos entre 2 y 2,5 litros de líquido al día.
  • Elige el agua como líquido preferente para hidratarte.
  • No esperes a tener sed para beber. Sentirse sediento es señal de deshidratación.
  • No tomes líquidos solo en las comidas, sino también a lo largo de toda la jornada. Lo mejor es tener siempre una botellita de agua llena a mano.
  • Los zumos de frutas, además de contener un alto porcentaje de agua, aportan los beneficios propios de las frutas, como el aporte de vitaminas minerales y fibra, además de ayudar a la eliminación de toxinas.
  • Las frutas, verduras y gelatinas son buenas opciones para variar la manera de hidratarte. Si eliges sopas, procura que tengan poco sodio (poca sal).
  • Recuerda que las bebidas con alcohol no hidratan.
  • Los cafés e infusiones también son una buena alternativa porque su base es el agua, a la que se añaden distintas variedades de plantas de diversos sabores y propiedades. Se pueden tomar calientes o fríos, por lo resultan apetecibles también en verano.
  • Reparte los líquidos de esta manera: ocho vasos de agua y tres de bebidas refrescantes o infusiones sin azúcar como máximo al día.
  • Si realizas una actividad física o la temperatura es muy elevada, aumenta el consumo de líquidos.

Etiquetas