Con la llegada del buen tiempo, se multiplican los acontecimientos sociales como bodas, bautizos y comuniones. Situaciones que pueden llegar a ser un gran reto para exfumadores recientes o quienes se encuentren en el proceso de abandono de tabaco.

La doctora Lorena Comeche, neumóloga del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos ofrece unas recomendaciones que ayudarán a no caer en la tentación de fumar.

Consejos para superar la tentación de fumar

Estas sencillas pautas te resultarán de apoyo para no tirar por tierra todo el esfuerzo que ya has hecho hasta ahora.

Evitar los grupos de fumadores

Los fumadores suelen juntarse a la entrada de las celebraciones y muchos no entran simplemente para poder seguir fumando. No te unas a ellos. Si quieres saludar a alguien, hazlo, pero entra en el recinto. Si se trata de una ceremonia, asistir a ella te librará de pasar un mal rato y será bien visto por quienes te han invitado. Durante la celebración, evita también estas reuniones.

Atención: las ganas irresistibles de fumar sólo duran segundos

La ansiedad por fumar suele durar segundos a lo sumo minutos. En eso periodo de tiempo, que puede repetirse varias veces al día, el exfumador decide entre encender un cigarrillo o no hacerlo. Mi consejo: distrae el pensamiento, el tiempo pasará; piensa que si te fumas el cigarro no se te quitarán las ganas de fumar (pasado un tiempo querrás volver a fumar otro) y luego te sentirás mal por haber fallado. Las ganas de fumar se pasan enseguida y puedes aprovechar ese tiempo, por ejemplo, para felicitar a los anfitriones, saludar a amigos o familiares que hace tiempo que no ves, etc.

Evitar las recaídas y no fumar en celebraciones

Comparte tu propósito de dejar de fumar

Si tu familia y amigos saben que estás dejando de fumar, serán aliados en estas ocasiones y tratarán de evitarte la ocasión.

Hazte con un kit anti recaídas

Su objetivo es el de superar los momentos difíciles como puede ser cócteles al aire libre, copas, etc. Algunos ejemplos son una pajita para mantener las manos entretenidas, llevar algún caramelo o chicle para controlar la ansiedad o medicación o consejos específicos que nos haya dado el profesional sanitario para estos momentos.

Piensa: estás dando mal ejemplo para los niños

En estas celebraciones suele haber presencia de niños. El fumar delante de ellos tiene implicaciones directas sobre su salud al convertirlos en fumadores pasivos y, por otra parte, verán como algo normal y tolerado el que se fume en estas celebraciones.

Acuérdate de los efectos nocivos del tabaco

Además de la repercusión que ya sabemos que tiene el tabaco en nuestro organismo como causa o agente agravante de múltiples enfermedades respiratorias, cardiovasculares, tumorales… en estas celebraciones donde nos preocupamos mucho por nuestro aspecto físico, el tabaco también provoca mal aliento, amarillea las uñas y dientes, y empeora el aspecto de la piel, e impregna el cuerpo y la ropa de un olor desagradable.

Etiquetas