El intensivo estudio que se está realizando sobre los procesos cancerígenos y del desarrollo de los tumores está dando sus frutos. Aunque sigue siendo una enfermedad que mata cada año a más de 100.000 personas en España, los avances que se consiguen están revolucionando las técnicas de tratamiento. El doctor Hernán Cortés-Funes, responsable de la Unidad de Oncología Médica del Instituto Oncológico de la Hospital La LuzEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica en qué consisten estos avances.

¿Cuáles han sido los principales avances en el diagnóstico del cáncer?

Gracias a tecnologías como el PET-TAC y la resonancia se obtienen imágenes que indican hasta dónde se ha extendido el tumor y qué tamaño tiene, con una precisión muy elevada. Después determinamos su perfil genético, que es clave: dos tumores pueden ser exactamente iguales al microscopio y tener dos perfiles genéticos diferentes, lo que conlleva sensibilidades distintas a ciertos tratamientos. Aquí entramos de lleno en la medicina personalizada, que ya es una realidad en oncología médica.

¿Cuáles han sido los cambios más reveladores en los tratamientos oncológicos?

Cada vez tenemos más fármacos orientados a las mutaciones genéticas de los tumores, que cada vez se identifican más, hasta el punto de que hoy conocemos más de un centenar de estas alteraciones genéticas. Los laboratorios están trabajando en el desarrollo de fármacos que interfieran esas mutaciones específicas, y de hecho ya contamos con una veintena de medicamentos muy precisos y efectivos, y que pueden incluso a llegar a hacer desaparecer la enfermedad, como ocurre en el caso del cáncer de mama que tiene mutado un gen llamado HER2.

avances-tratamientos-oncolologicos

¿En qué ha cambiado la manera de administrar los fármacos?

Antes, cuando manejábamos una sola arma terapéutica, que era la quimioterapia, su administración era el último escalón para el paciente: primero se le operaba y se le irradiaba, y luego recibía la quimioterapia, mientras que ahora ya damos también quimioterapia preventiva, y eso es muy importante. Emplear la quimioterapia en primer término te permite saber si el tumor se reduce, si es sensible al tratamiento, y al mismo tiempo hace los tumores más fácilmente operables al reducir previamente su tamaño.

La quimioterapia, ¿sigue siendo igual de agresiva?

Sin duda es citotóxica, y al intoxicar a la célula tumoral, por desgracia también mata a muchas células normales. Pero a veces compensa porque esa quimioterapia que es muy tóxica es también muy efectiva. Es muy importante desmitificar el bulo de que la quimioterapia puede matar, porque ya hay muchos fármacos que mitigan los efectos secundarios. Los nuevos fármacos biológicos en general tienen efectos bastante menores, pero aun así no son inocuos.

Finalmente, ¿qué hay del plazo de 5 años libre de enfermedad para sentirse curado?

Ese estándar de cinco años no se usa ya. El peor enemigo de la medicina son los números y porcentajes, ya que es la ciencia más inexacta que existe. El peor competidor que tenemos es el doctor Google, que da informaciones a veces muy confusas. Además, al paciente hay que individualizarlo, y eso es lo más importante que hacemos en la Hospital La Luz. Aquí el médico tiene mucho tiempo para dedicar al paciente y hacer el diagnóstico y el tratamiento más adecuado a cada caso.

Etiquetas