Estos días la capital madrileña ha sufrido unos niveles de contaminación de récord. Tanto es así, que se han tenido que tomar medidas de restricción de tráfico por el centro para intentar disminuir estos valores y que se pudiese "respirar un poco". Iván Carabaño Aguado, jefe de Servicio de Pediatría. Hospital Universitario Rey Juan Carlos y Hospital General de Villalba, nos explica cómo todo esto afecta de forma muy especial a los niños.

¿Cómo afecta la contaminación a los niños?

El mayor riesgo es para los más pequeños, ya que la vía aérea de los menores de 3 años se muestra más reactiva ante los agentes irritantes. Eso implica un peligro añadido de desarrollar bronquitis y reactivaciones de cuadros asmáticos. Además, es especialmente peligroso en niños que han tenido ingresos previos por dificultad respiratoria grave.

contaminacion-ciudad

¿Cuáles son los contaminantes que más afectan a la vía aérea infantil?

Los compuestos azufrados, monóxido de carbono, ozono, óxidos de nitrógeno, partículas de diesel y el material particulado (fruto de combustión de los hidrocarburos).

¿Cómo actúa la contaminación para que las vías respiratorias funcionen peor?

Una idea importante es que la contaminación afecta a los cilios, que son unos pelitos muy finos que revisten la vía respiratoria por dentro y ejercen una función defensiva, y hace que funcionen peor. Con lo cual, hay mayor predisposición a desarrollar más infecciones. Además, esta predisposición se ve potenciada porque los gases y contaminantes ambientales generan un efecto de red, es decir, "retienen" en el aire estos agentes infecciosos, con lo cual es más fácil infectarse por ellos. Se han descrito tasas mayores de catarro de vías altas, otitis media y neumonía.

¿Cuáles son las consecuencias indirectas de la contaminación y el desarrollo de infecciones respiratorias?

Menor descanso nocturno, porque la tos irritativa es más acusada por la noche. Por el mismo motivo, hay mayor somnolencia por el día, que es el momento en el cual el niño está en el colegio. Esto implica que su capacidad para centrarse será menor y si esto se perpetúa, habrá un riesgo potencial de fracaso escolar. También, aumenta el absentismo escolar.

¿Qué nos aconseja para reducir los efectos de la contaminación?

En primer lugar, mantener la calma. Se están adoptando las medidas precisas desde las Unidades de Salud Pública. Aun así, se aconseja limitar la exposición al aire libre (especialmente en el medio urbano), en los grupos de mayor riesgo: menores de 3 años y en niños con asma grave o de difícil control.

Etiquetas