En plena época estival, en la que todo el mundo quiere verse guapo, esbelto y delgado, preguntamos al especialista en patologías del sistema endocrino Ignacio Rasero Hernández, del servicio de Endocrinología del Hospital Quirónsalud ClidebaEste enlace se abrirá en una ventana nueva por el tipo de dieta más adecuado y los riesgos que suponen los regímenes acelerados.

¿Es cierto que la dieta mediterránea es la más recomendable?

Totalmente. Cuenta con los tres requisitos imprescindibles que debe cumplir una dieta saludable: es completa, variada y equilibrada. Proporciona todos los requerimientos nutricionales que el organismo necesita para desarrollarse y funcionar.

Adelgazar de foma saludable

Perder peso, ¿es más cuestión de salud o de estética?

Por suerte, cada vez son menos los pacientes que acuden a consulta por razones exclusivamente estéticas y cada vez hay más conciencia de que es la salud lo que está en juego. Sin embargo, también es cierto que perder peso suele conllevar un componente estético y emocional añadido, con todo lo que eso supone en la sociedad. Por tanto, la pérdida de peso se convierte en una mejora de la salud física, pero también psicológica.

¿Qué opina de las dietas milagro?

Se podría decir que son un arma letal para la epidemia de sobrepeso y obesidad que hay en el mundo. Se trata de oportunistas que se aprovechan de la situación de muchas personas que, en su desesperación y en ocasiones ignorancia, son capaces de recurrir a cualquier método para conseguir el objetivo de adelgazar. Tengamos en cuenta que si estos sistemas "milagrosos" funcionaran, no habría nadie con sobrepeso en el mundo y nosotros mismos, los especialistas, no dudaríamos en recomendarlos. El problema reside en que no solo no funcionan, sino que además en la mayoría de los casos tienen efectos perjudiciales para la salud. Y eso es lo realmente peligroso.

¿Cuál suele ser el mayor obstáculo para adelgazar?

Sin duda, las prisas. Muchos pacientes acuden a consulta con el deseo de perder todo el peso que les sobra en el mínimo tiempo posible, y normalmente se tarda mucho más de lo que ellos quisieran. Las prisas nunca son buenas, y para adelgazar menos. La cuestión de fondo es que no se trata tanto de perder peso en sí como de aprender a comer, y eso es siempre complicado. De nada sirve adelgazar si luego seguimos comiendo como lo hemos hecho hasta el momento. Si lo que buscamos es salud, "despacito y con buena letra".

Finalmente, el doctor insiste en la necesidad de la práctica de ejercicio de forma regular, en la que reside el secreto fundamental del mantenimiento de peso.

Etiquetas