Ahora que todavía nos encontramos a principios de año y aun mantenemos vivas nuestras metas de mejora, de proyectos nuevos, de voluntad de superación, hemos querido acercarnos a nuestro especialista Diego Ruiz Moriana, experto en Neurología del Hospital Quirónsalud PalmaplanasEste enlace se abrirá en una ventana nueva, para que nos dé unas pautas sobre cómo cuidar de la salud de nuestro cerebro.

Claves para la salud del cerebro

  • Intenta no sufrir. Es importante: no sufras innecesariamente. No te oxides. La vida es como es.
  • Prioriza el descanso. Necesitas descansar bien por la noche, e incluso podrías intentar dormir siesta. Un punto importante: Infórmate sobre cómo respiras durante el sueño porque en ocasiones este trastorno es el origen de un mal descanso nocturno.
  • Tómate el ejercicio en serio. Es imprescindible que te muevas, que camines. Lo ideal es hacer ejercicio aeróbico moderado, y sin pasarte.
  • La alimentación es vida. Una buena alimentación empieza haciendo bien la compra. Come lo necesario. Bebe agua con frecuencia y sigue una dieta baja en sal, baja en grasas saturadas, con poca carne y rica en cereales integrales, frutos secos, vegetales, verduras, pescado y aceite de oliva. Intenta no consumir bollería industrial, ni productos procesados.
  • Vida social. Evita las relaciones tóxicas, te afectan más de lo que crees.
  • Tabaco. Simplemente no fumes.
    Claves para la salud del cerebro
  • Alcohol bajo mínimos. Modera la ingesta de alcohol: consume como mucho una cerveza o un vino tinto al día. Y, por supuesto, no te drogues.
  • Controla la salud cardiovascular. Vigila tu tensión arterial y tu corazón, para que no palpite más de la cuenta.
  • Atento a las migrañas. Si las padeces, cuídalas, especialmente si tienes tendencia a hacer coágulos, tomas tratamiento anticonceptivo o fumas.
  • Ojo con la medicación. Intenta evitar el uso de anticonceptivos hormonales, sobre todo si fumas, sufres predisposición a la coagulación de tu sangre o has tenido abortos espontáneos.
  • Vigila las infecciones crónicas. Lleva una adecuada salud dental, pasando todas las revisiones necesarias. Y vacúnate de la gripe si tienes factores de riesgo.
  • Antecedentes familiares. Si un familiar directo ha sufrido un ictus antes de los 65 años, es conveniente que solicites una revisión al especialista.
  • Problemas neurológicos personales. Si sabes que sufres un déficit brusco de alguna función cerebral, acude cuanto antes a un centro hospitalario dotado con "Código Ictus". Si los síntomas son crónicos, informa a tu neurólogo de confianza y él te asesorará sobre cuáles serán los próximos pasos a seguir. Pero, sobre todo, no lo dejes.

Etiquetas