Aprovecha el estímulo del año nuevo para cumplir tus objetivos. Cuidarte, comer saludable y perder esos kilos ganados es más sencillo con una dieta personalizada, adaptada a ti, y elaborada por nutricionistas. Además, ahora las consultas de nutrición también pueden realizarse de forma online a través del móvil, la tablet y el ordenador, lo que permite ajustarse a cualquier ritmo de vida.

Hay que tener en cuenta que una dieta personalizada se orienta a conseguir nuestros objetivos y mantenerlos, formando parte de nuestro estilo de vida. Por eso, hay que evitar las dietas milagrosas que prometen adelgazar rápidamente. Te contamos los fallos de este tipo de planes, la importancia de los nutricionistas y en qué consisten las consultas con dietistas online.

Por qué fracasan las dietas rápidas

Es un error pensar que "ponerse a dieta" consiste en comer poco y dejar fuera un montón de alimentos, como los carbohidratos. La nutricionista Rocío Práxedes Gómez, de la Unidad de la Obesidad del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "la adquisición de hábitos saludables tiene que mantenerse en el tiempo, sin prohibiciones, precisamente porque así resultará más fácil no abandonar las nuevas y sanas costumbres".

Además, estas dietas rápidas tienen otras características que las hace imposibles de mantener a largo plazo, como:

  • Demasiada restricción de calorías. Proponen una alimentación diaria con menos de mil calorías al día. Con el tiempo resulta muy complicado de mantener esta restricción calórica. Otro error es que están demasiado enfocadas en ese número de calorías y se olvidan del valor nutricional. Por eso, nuestra especialista alerta que "si se mantienen en el tiempo es fácil que el paciente incurra en deficiencias nutricionales".
  • Prohibitivas. Generalmente no permiten consumir ciertos alimentos con mala fama, como el pan, el arroz o la pasta, sin que exista una razón para ello. Esto puede acabar generando una mala relación con la comida.
  • Genéricas. Este tipo de alimentación no tiene en cuenta las características de cada persona o sus enfermedades. Ten en cuenta que una dieta adaptada a tu situación personal será más sencilla de incorporar a tu estilo de vida. Sobre esto, la experta añade que "las obligaciones diarias y los horarios complicados no ayudan. Por eso es fundamental insistir en que los objetivos deben encajar perfectamente con los quehaceres".
  • Riesgo de sufrir el efecto rebote y otras consecuencias. En caso de abandonar esta dieta tan restrictiva, existe el riesgo de recuperar todo el peso perdido a causa del efecto rebote, tal como añade la especialista: "Este tipo de dietas tienen alta probabilidad de efecto rebote, suponen un riesgo de padecer trastornos de la conducta alimentaria y son una puerta abierta para el lucro, el intrusismo y el fraude".
  • No incluyen pautas nutricionales. Estas dietas milagrosas no enseñan pautas o recomendaciones para comer sano a largo plazo y tener una buena relación con la comida.
  • Sin asesoramiento profesional. Si tu objetivo es cuidar tu alimentación para sentirte mejor y verte mejor, necesitas herramientas y estrategias para incorporarlas a tu rutina. La mejor forma de conseguirlo es consultando con nutricionistas, quienes valoran cada caso y aportan las pautas necesarias para llevar una alimentación sana.

Perder peso con una dieta personalizada, más fácil que nuncaPerder peso con una dieta personalizada, más fácil que nunca

Cómo empezar a comer sano

Antes de nada, toma nota de los cambios que te gustaría realizar en tu alimentación, tal como nos explica la especialista: "Primero tendremos que identificar qué aspectos de nuestra dieta deben mejorar, después saber priorizar, y comenzar con no más de uno o dos objetivos al día, registrando nuestros progresos".

Es fundamental escoger objetivos realistas, medibles y progresivos, como, por ejemplo, incluir una ración de fruta por las mañanas. Después, para mantenerlos en el tiempo, nuestra especialista nos recomienda guardar los registros, comparar los avances y establecer las próximas metas dependiendo de los resultados.

Por otra parte, es recomendable contar con el apoyo de otras personas con tus mismas metas para mantener la motivación. Y si además estás acompañado por un nutricionista, te resultará más fácil incorporar la alimentación sana a tu estilo de vida. En este sentido, la nutricionista agrega que "el cambio de hábitos requiere de un aprendizaje, adquirir nuevas rutinas está en nuestra mano y, en caso de necesitar apoyo, consultar a un profesional de la alimentación reforzará este etapa de cambio".

Ventajas de una dieta personalizada por nutricionistas

Ponerse en buenas manos puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Y es que acudir a la consulta del nutricionista facilita el comienzo de la nueva alimentación y su incorporación a nuestro estilo de vida.

En concreto, una dieta elaborada por un nutricionista se caracteriza por:

  • Analizar el caso personal, así como las preferencias y gustos
  • Tener en cuenta las enfermedades previas diagnosticadas
  • Identificar los posibles fallos que se hayan cometido en dietas anteriores
  • Establecer objetivos
  • Organizar y planificar prioridades
  • Elaborar un plan nutricional adecuado para cada persona
  • Resolver dudas
  • Motivar durante el proceso
  • Enseñar pautas y recomendaciones para el futuro

Nutricionistas online: donde y cuando quieras

El ritmo de vida, la falta de tiempo y las obligaciones diarias hacen que aplacemos ese momento de comenzar con una buena alimentación. Una manera de empezar el cambio de dieta cómodamente es realizar las consultas de nutrición de forma onlineEste enlace se abrirá en una ventana nueva a través del móvil, la tablet o el ordenador.

Cómo se hace una consulta de nutrición online

Los pasos son muy sencillos:

  1. Eliges el plan nutricional que más se ajusta a ti. Puedes escoger entre el plan básico de 4 semanasEste enlace se abrirá en una ventana nueva o el premium de 8 semanasEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Las principales diferencias es que en el plan premium podrás realizar dos videoconsultas en lugar de una, y también tendrás un cambio de dieta después de cuatro semanas.
  2. El nutricionista te contactará por videollamada el día que elijas. Para cumplir los objetivos, la dieta debe adaptarse a ti. Por eso, antes de elaborar un plan nutricional, se realiza una videoconsulta con el nutricionista en la fecha que decidas. En esta consulta online, el experto te preguntará acerca de tu situación personal, objetivos, gustos y preferencias, alergias, intolerancias o enfermedades, así como otra información de interés para diseñar una dieta personalizada.
  3. Comienzas la nueva dieta. En un plazo máximo de 24 horas, el nutricionista preparará un plan de alimentación personalizado, que estará disponible en el Portal del Paciente de QuirónsaludEste enlace se abrirá en una ventana nueva. Así puedes acceder desde donde quieras.
  4. Resuelves tus dudas directamente con el nutricionista cada semana. A través de un chat, el especialista te preguntará cómo te sientes con la nueva alimentación, cuáles son tus avances y contestará tus dudas acerca del plan.
  5. Una vez finalizado el plan, queremos saber cómo te encuentras con el cambio. El último paso consiste en realizar una valoración nutricional por parte de nuestros especialistas. En ella incluirán recomendaciones para que puedas continuar con una alimentación saludable y equilibrada, y, en caso necesario, te indicarán si debes ampliar el plan.
Etiquetas