¿Es posible conseguir unas facciones atractivas en el rostro sin pasar por el quirófano? Sí, con el uso del ácido hialurónico, que es un tratamiento inyectable cada vez más solicitado por sus ventajas.

Antes de la pandemia sanitaria, el ácido hialurónico formaba parte de las técnicas estéticas más demandadas, junto al bótox, para lucir el mejor aspecto antes de los eventos y del inicio de la primavera y el verano.

En la actualidad continúa siendo muy solicitada, aunque, en este caso, con el objetivo de resaltar las zonas que permanecen visibles con el uso de la mascarilla, y sobre las que recae toda la atención, como los ojos, la frente y los pómulos.

El doctor Daynier Herrera Barreda, especialista en Medicina Estética, regenerativa y antienvejecimiento del Hospital Quirónsalud CáceresEste enlace se abrirá en una ventana nueva, así nos lo confirma: "se han generalizado tanto las consultas como las intervenciones en la parte visible de la cara, ahora que es obligatorio el uso de la mascarilla".

A esto hay que añadir que el teletrabajo y las restricciones también han animado al uso del ácido hialurónico en áreas menos visibles. En esta línea, nuestro especialista subraya que "no se quedan atrás los retoques con ácido hialurónico en zonas que permanecen ocultas por la mascarilla, como los labios y la nariz".

Te contamos los usos estéticos del ácido hialurónico, cómo se realiza y sus ventajas.

¿Para qué sirve el ácido hialurónico?

Destaca sobre todo su efecto de rejuvenecimiento facial, puesto que su aplicación contribuye a la hidratación natural de la piel. Nuestro especialista especifica que "una de sus propiedades más importantes es la capacidad para atraer y retener el agua, reduciendo la pérdida de hidratación transepidérmica". Por eso, su uso favorece la elasticidad cutánea y, al mismo tiempo, esto permite prevenir la aparición de la flacidez o las marcas de la edad.

Beneficios del ácido hialurónicoBeneficios del ácido hialurónico

Pero, el ácido hialurónico tiene otros usos estéticos como:

  • Recuperar los volúmenes que se pierden con la edad, sobre todo en la zona de los pómulos.
  • Atenuar las arrugas o las líneas profundas de expresión.
  • Tratar la sujeción de estructuras faciales.
  • Rellenar las ojeras.
  • Aumentar los labios y perfilarlos para aportarles un aspecto más hidratado.
  • Realizar la rinomodelación que permite elevar la punta de la nariz y corregir ciertas imperfecciones, aportando un mayor equilibrio al rostro.

¿Cómo se aplica el ácido hialurónico?

Consiste en una técnica inyectable mínimamente invasiva que, según el procedimiento, se realiza mediante micro cánulas o agujas de última generación. Estas permiten distribuir el producto de manera adecuada sin producir daños en los tejidos, y además logran disminuir, al mínimo, la aparición de hematomas.

Eso sí, es importante acudir a centros acreditados que cuentan con un equipo profesional especializado, que incorporan los productos de calidad. En esto último incide nuestro doctor: "Con esta técnica conseguimos moldear y restablecer el volumen perdido, utilizando productos de muy alta calidad".

Ventajas del ácido hialurónico

Existen varias razones para elegir este tratamiento estético:

  1. Es aplicable en la mayoría de las personas.
  2. No produce dolor.
  3. No es una técnica invasiva.
  4. Sus resultados son inmediatos.
  5. Tiene muy pocos riesgos; es más, incluso ayuda a evitar las complicaciones relacionadas con otra clase de técnicas como puede ser la intervención quirúrgica.
  6. Es una técnica reversible.
  7. No requiere usar anestesia general.
  8. Evita la baja laboral y el periodo de recuperación.
  9. Beneficia la autoestima y la confianza, ayudando a deshacerse de los complejos estéticos.

¿Qué efectos secundarios tiene el ácido hialurónico?

Es un producto seguro, ya que no deja de ser una sustancia que se encuentra de manera natural en el organismo. El doctor Eduardo Álvarez Carretero, especialista en la Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital Quirónsalud MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, añade que "los efectos secundarios son derivados normalmente de un uso incorrecto o de alguna alergia no conocida a alguno de los compuestos que lo acompañan, por ejemplo, los anestésicos".

Aunque los efectos secundarios no alérgicos derivados de las inyecciones son posibles, ocurren con muy poca frecuencia. Entre ellos pueden estar la reactivación del herpes o las infecciones de tipo bacteriano.

En cualquier caso, antes de optar por este tratamiento estético, es fundamental contar con la valoración de nuestros profesionales para elegir la opción más adecuada para cada caso.

Etiquetas