¡Todos estamos deseando que llegue el buen tiempo y poder lucir nuestro mejor aspecto! Antes del verano es el momento ideal para cuidar la piel y deshacerse del cansancio y la fatiga en el rostro mediante los tratamientos estéticos que combaten la flacidez y las arrugas sin pasar por quirófano.

Pero ¿cuáles son los más indicados ahora para lucir nuestra mejor piel en verano, que además nos proporcionen resultados inmediatos sin cirugía? La doctora Ines Lipperheide, especialista en Medicina Estética del Hospital Ruber InternacionalEste enlace se abrirá en una ventana nueva y la Clínica Dermatológica InternacionalEste enlace se abrirá en una ventana nueva, lo tiene claro: "Mi consejo, sin duda, es la combinación de tratamientos que nos ayuden a mejorar nuestro rostro de una manera equilibrada, armónica, sutil y elegante".

Entre las 6 técnicas más demandadas se encuentran el bótox, el baby bótox, el ácido hialurónico, los hilos tensores, los ultrasonidos y el procedimiento para relajar las arrugas de expresión. Te explicamos qué puedes lograr con cada una de ellas.

1. Bótox para relajar las arrugas de la cara

Es el tratamiento estrella para atenuar las arrugas marcadas en la frente, en la boca, etc., que transmiten un aspecto de cansancio o enfado con el que no nos identificamos. La doctora Lipperheide nos señala que "con la toxina botulínica ayudaremos a prevenir el envejecimiento y mejorar la zona del entrecejo, las patas de gallo o las arrugas pronunciadas de la frente".

6 tratamientos para decir adiós a las arrugas sin cirugía6 tratamientos para decir adiós a las arrugas sin cirugía

Igualmente, el bótox ayuda a "educar" los gestos para prevenir y mejorar las arrugas que se forman en el tercio superior del rostro, que comprende la frente. Precisamente, esto puede resultar muy beneficioso en verano, tal como apunta la doctora: "El bótox nos ayuda en esta época del año en la que siempre tendemos a fruncir más el ceño o ser más expresivos por la mayor exposición de la luz".

¿Cómo se aplica el bótox?

Se aplica a través de microinyecciones superficiales en determinadas zonas de la cara, consiguiendo relajar los músculos causantes de las arrugas. De esta manera se obtiene un aspecto más terso y joven en la cara.

No es necesario administrar anestesia, ya que no causa dolor, y tampoco requiere ingreso hospitalario. El efecto de la toxina botulínica se observa a los 3 días y tiene una duración de 4 a 6 meses, por lo que, en general, se aconseja realizar un par de infiltraciones al año.

2. Baby bótox para pausar el envejecimiento cutáneo

Si queremos evitar el agravamiento de las arrugas localizadas en la frente y alrededor de la mirada y de la boca, entre otras zonas, lo más recomendable es el tratamiento de baby bótox, que permite actuar sobre los primeros signos del envejecimiento de la piel que pueden observarse a partir de los 30 años.

La técnica de baby bótox consiste en infiltrar toxina botulínica en ciertos puntos de la cara para relajar la musculatura y, por tanto, prevenir las arrugas. Pero, a diferencia del tratamiento de bótox, se utiliza una dosis más baja, ya que la musculatura de las pieles más jóvenes es menos activa que en las pieles maduras. De esta manera, no solo se ralentiza la aparición de las arrugas sino que también se suavizan aquellas que empiezan a ser visibles. En este sentido, nuestra doctora apunta que "si iniciamos un tratamiento adecuado a la edad, ajustando la dosis, podemos ayudar a un enlentecimiento del envejecimiento de manera más paulatina".

Los resultados del baby bótox son visibles a los 2 días y, dependiendo de la calidad de la piel, se pueden mantener hasta 6 meses.

3. Ácido hialurónico para ganar volumen

Además de su conocido efecto relleno en las arrugas, el ácido hialurónico resulta beneficioso para la estimulación de la producción de colágeno y la regeneración de la dermis. Sus efectos son visibles de forma inmediata, y además se mantienen entre 6 y 12 meses, por lo que es aconsejable repetir las infiltraciones una o dos veces al año.

En particular, este tratamiento de infiltraciones es ideal para mejorar el tercio medio e inferior de la cara, desde corregir el surco nasogeniano hasta mejorar el contorno del óvalo facial, proporcionando un rejuvenecimiento facial.

Por otra parte, no hay que olvidar que los rellenos faciales con ácido hialurónico también sirven para remodelar la nariz y los labios, e incluso corregir sus imperfecciones, sin necesidad de una operación.

4. Hilos tensores para reposicionar la piel

Esta técnica de Medicina Estética se utiliza para combatir la flacidez y, por tanto, la caída de la piel que se origina con el paso de los años. En concreto, los hilos tensores ayudan a reposicionar la piel caída en la cara y el cuello colocando de forma subcutánea una serie de hilos, que pueden ser reabsorbibles o no.

Cabe destacar que este tratamiento de hilos tensores resulta muy eficaz para definir el óvalo facial, que es el contorno del rostro.

5. Tratamiento para relajar las arrugas de expresión

Si queremos atenuar las arrugas dinámicas o de expresión que se forman alrededor de la mirada, como las patas de gallo, en las comisuras de la boca y el entrecejo, existe un tratamiento específico para ello que consiste en infiltrar un fármaco para relajar los músculos depresores que motivan la caída de las cejas, las mejillas, la nariz y la papada. Hay que tener en cuenta que la técnica es específica para este tipo de arrugas y no soluciona las denominadas "estáticas", causadas por el propio repliegue de la piel y no por la gesticulación.

Este tratamiento estético se realiza en cinco minutos y no causa cicatrices ni hinchazón. Tampoco requiere periodo de recuperación, pero sí es necesario tener en cuenta las indicaciones de los doctores. Sus efectos son visibles a partir del cuarto día y se recomienda repetir a los 4 meses.

6. Tecnología de ultrasonidos para combatir la flacidez

Cuando el principal problema es el exceso de flacidez en el rostro, nuestra dermatóloga nos apunta que "los tratamientos combinados de radiofrecuencia o los ultrasonidos (Ultherapy) junto con inductores de colágeno son los de elección para lucir mejoría, sobre todo, en el tercio medio y en la zona de la línea mandibular."

En cuanto a la tecnología de ultrasonidos, hay que mencionar la técnica de Ultherapy Ultrasonidos Microfocalizados con Visión Ecográfica, que consigue un lifting no invasivo en la piel de la cara y el cuello. Sus beneficios van desde marcar el óvalo facial, la línea de la mandíbula, el escote y el cuello, hasta lograr un efecto de elevación en las cejas, disminuir las bolsas de los párpados y estimular el colágeno. Aunque sus resultados pueden comenzar a observarse de forma inmediata, lo habitual es que sean evidentes trascurridos los dos meses, y duran como mínimo un año.

Para lograr un resultado todavía mejor, podemos combinar estos tratamientos con otros enfocados en la limpieza e hidratación facial. Así nos lo indica nuestra doctora: "Si lo que queremos es mejorar la calidad de la piel, los tratamientos con vitaminas o los tratamientos de limpieza e hidratación, como el Hydrafacial, nos van a ayudar a mantener un aspecto de la piel hidratada y jugosa".

Por último, nuestra doctora nos recuerda la importancia de contar con un buen consejo cosmético personalizado: "¡Es la combinación perfecta para lucir este verano un aspecto elegante y una piel luminosa, hidratada y saludable!".

Etiquetas