Uno de los propósitos de Año Nuevo por excelencia, además de comer sano y practicar ejercicio, es empezar con el cuerpo y con la cara que queremos, ya sea para tener una silueta más atractiva, eliminar el cansancio provocado por la edad o, por qué no, conseguir las facciones del rostro que deseamos.

Es habitual que Año Nuevo esté cargado de ese deseo de renovación por fuera y por dentro. En este sentido, la doctora María Jesús García-Dihinx, especialista en Cirugía Plástica, Reparadora y Estética del Hospital de Día Quirónsalud ZaragozaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos apunta que "un nuevo año es también un momento para tener un nuevo cuerpo, una nueva cara, una nueva forma de ser". Por eso, "en estas fechas es cuando más aumentan las operaciones de cirugía estética".

Esto no ha cambiado en el contexto de pandemia, es más, las medidas preventivas frente al SARS-CoV-2 incluso se han convertido en un gran aliado para los tratamientos estéticos. En concreto, el uso de la mascarilla, el teletrabajo y las restricciones a la movilidad permiten pasar el tiempo de recuperación cómodamente, facilitando, a su vez, que los demás solo vean el resultado final.

A esto hay que añadir que se ha aumentado el interés en corregir los ojos, la frente y los pómulos, que ahora reciben toda la atención por el uso de la mascarilla, aunque no son las únicas áreas que se desean moldear. El doctor Daynier Herrera Barreda, especialista en Medicina Estética, regenerativa y antienvejecimiento del Hospital Quirónsalud CáceresEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "hay personas que están aprovechando el confinamiento y el uso de mascarilla para realizar intervenciones en las partes ahora menos visibles, como pueden ser los labios o la rinomodelación".

Existen tratamientos quirúrgicos y no quirúrgicos para conseguir los objetivos estéticos, eso sí, depende de cuál sea el propósito y las características de cada uno para elegir la técnica más adecuada.

¿Qué tratamientos estéticos se demandan a principios de año?

Entre las técnicas más solicitadas están:

  1. La blefaroplastia, que actúa directamente en las bolsas de los ojos y los párpados. Con esta técnica se elimina la piel y el exceso de grasa que se acumula en esta zona, proporcionando un aspecto rejuvenecido y sin cansancio.
  2. El ácido hialurónico, que se usa para la remodelación facial sin pasar por quirófano. De hecho, se ha convertido en una técnica muy popular durante la pandemia, ya que permite obtener unas atractivas facciones en el rostro en cuestión de minutos. Entre los deseos más solicitados están el aumento de los labios, la remodelación de la nariz y la atenuación de las arrugas.
  3. La rinoplastia, que permite moldear la nariz para que tenga el aspecto deseado, y además puede corregir ciertas deformidades que dificultan el descanso y la respiración.
  4. El aumento de glúteos, que ayuda a lograr el tamaño y la forma que deseamos en las nalgas. Al mismo tiempo, favorece la silueta del cuerpo al conseguir que sea más voluptuosa.
  5. La liposucción, que es la operación estética que ayuda a eliminar los kilos que se acumulan en las cartucheras, los brazos, las piernas, etcétera. Tanto mujeres como hombres demandan esta técnica, ya que mejora el aspecto de todo el cuerpo. Nuestra cirujana de Zaragoza destaca que "la grasa siempre es un elemento que anula la estética y la belleza de muchos cuerpos, por eso este método es tan empleado como forma de eliminarla".
  6. El aumento de pecho, que posibilita modificar el pecho, su forma, su caída, su volumen… Es una de las operaciones más solicitadas.

Descubre cada semana cómo se realizan estas técnicas y otros datos sobre lo último en cirugía y medicina estética.

Etiquetas