El virus del papiloma humano o VPH es una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes en el mundo. Las consecuencias de este virus van desde leves, como verrugas en los genitales, hasta más graves, siendo el responsable de alrededor del 5% de los tumores del ser humano.

El doctor Alfonso Carmona Martínez, especialista en Pediatría de los hospitales Quirónsalud Sagrado CorazónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Campo de GibraltarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos indica que "la mejor manera de luchar contra la enfermedad es, desde las consultas de pediatría, informar a los padres sobre la misma para que tomen conciencia del riesgo que pueden correr sus hijos si no se vacunan, ya que el mejor tratamiento, es la prevención".

VPH y su relación con el cáncer

La mayoría de las infecciones genitales causadas por este virus no son graves y desaparecen con el paso del tiempo. Pero, lamentablemente, también puede ser responsable de ciertos tumores.

Virus del papiloma humanoVirus del papiloma humano

Estas son las cifras, en porcentaje, de la relación entre el VPH y determinados cánceres:

  • De cérvix, en un 100%
  • De ano, en un 90%
  • Orofaringe, en un 50-70%
  • De vagina, en un 70%
  • De pene, en un 40%
  • De vulva, en un 40%

Cáncer de cérvix o de cuello de útero

Cabe destacar la estrecha relación entre el virus del papiloma humano y este tumor, que es el segundo cáncer ginecológico más frecuente en las mujeres, por detrás del cáncer de mama. Cada año se diagnostican 2.500 casos de cáncer invasivo de cérvix a nivel nacional y 33.000 a nivel mundial.

Prevención y detección del virus del papiloma

Las cifras anteriores hacen que sea muy importante tomar parte en la concienciación sobre el papiloma humano y su prevención desde la infancia. Esto es posible mediante el único tratamiento preventivo actual, que es la vacuna.

Vacuna contra VPH

Se trata de una vacuna específica que trata de ofrecer protección frente a este virus, así como prevenir las lesiones que puede producir. Generalmente, se administra en tres dosis, que se inyectan en la parte superior del brazo, dejando un tiempo de descanso entre ellas.

Actualmente, la efectividad de las vacunas se sitúa en el 90% y por eso está incluida en el calendario de vacunación de las niñas, a los 12 años. De forma paralela, las chicas después de esa edad, y también chicos en general, pueden optar a su administración de forma voluntaria.

Otras medidas

Nuestro pediatra nos recuerda que "la vacunación en mujeres no exime de las pruebas de cribado que les realiza su ginecólogo". En este contexto, caben añadir otros procedimientos que ayudan a la prevención de los cánceres femeninos, y que se llevan a cabo en las revisiones de Ginecología, como:

  • Citologías
  • Test para detectar infección de VPH

Verdades y mentiras sobre el VPH

Desde la Unidad de Pediatría y Cirugía Pediátrica del Centro Médico TeknonEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos ayudan a resolver las preguntas más formuladas en torno a esta ITS y su transmisión.

  1. ¿El papiloma humano se transmite solo con la penetración? No. Al contrario de lo que normalmente se piensa, el virus del papiloma humano también se encuentra en el pubis, el escroto, el periné, la vulva, la zona cerca del ano y en los muslos. Así que no hace falta que haya penetración para que el VPH se transmita.
  2. ¿El sexo oral es una forma de transmitir el VPH? La respuesta es afirmativa, es más, se han observado cánceres de boca y esófago provocados por este virus.
  3. ¿El preservativo protege contra el papiloma humano? que lo hace, pero no totalmente. Es importante que seamos conscientes de que el virus está en la piel y la mucosidad de los genitales, pero también alrededor de ellos y en zonas contiguas a ellos.
  4. ¿La vacuna protege contra otras ETS? No, para el resto tendremos que seguir utilizando el preservativo.
  5. ¿Hasta qué edad me puedo contagiar? No hay un límite de edad, puede ocurrir tengamos los años que tengamos, si mantenemos relaciones sexuales, y sin necesidad de que haya penetración. No obstante, se ha observado que el riesgo es mayor en la adolescencia que en edades adultas, ya que el virus del papiloma humano presenta más afinidad con unas células de los genitales con mayor presencia en la juventud.
  6. Si me he contagiado, ¿siempre seré portadora? En algunos casos no lo serás siempre, ya que en las personas con infecciones más leves el propio organismo termina deshaciéndose del virus.
Etiquetas