Antes de analizar las técnicas a las que se pueden recurrir en caso de necesidad o demanda de aumento del tamaño de pene, es importante tener en cuenta que lo primero que se debe alguien plantear en estos casos es si su preocupación es real. Y es que, tal como nos comenta el doctor Javier Cambronero Santos, urólogo del Hospital Quirónsalud San José, "la mayoría de los pacientes que demandan un aumento de pene tiene un tamaño y funcionalidad normales, aunque a ellos les parece que no, hecho que en psicopatología se denomina trastorno dismórfico corporal. En estos casos es probable que lo que realmente necesiten estas personas sea un tratamiento psicológico y no quirúrgico".

Aumento de peneAumento de pene

Qué se considera un tamaño "normal" del pene

El especialista nos explica que "un pene flácido suele medir entre 7,6 y 10,3 cm de longitud y entre 8,5 y 10,5 cm de circunferencia, pero lo cierto es que medirlo en ese estado es un error, ya que lo correcto es tomar las medidas del pene en erección. De hecho, con mucha frecuencia los penes de menor tamaño en flacidez alcanzan la misma dimensión en erección que los de mayor tamaño".

Casos de cirugía de pene

En la opinión del doctor, muchas de las consultas realizadas por los pacientes son originadas por la falsa creencia de que "mayor es mejor", y piensan que si aumentan el tamaño también mejorará la calidad y frecuencia de las relaciones sexuales, cuando esta relación no funciona así. Por eso distingue entre dos tipos de cirugías:

  • Micropenes que necesitan cirugía reconstructiva (que involucra a cirujanos plásticos y urólogos) y que suelen ser de origen congénito o consecuencia de una amputación.
  • Mejoría del aspecto del pene de tamaño y forma casi normal

Alargamiento de pene

Dependiendo del caso y las necesidades, se pueden emplear distintas técnicas:

  • Liposucción de pubis. Hay que tener en cuenta que se trata más bien de un "efecto óptico", ya que el pene como tal mantiene su tamaño, pero aparenta mayor longitud debido a la desaparición de la grasa que lo ocultaba parcialmente.
  • Transposición de la bolsa escrotal.
  • Sección del ligamento suspensorio del pene, que permite ganar 1 o 2 cm de longitud.
  • Extensores peneanos, que si se utilizan durante un año pueden lograr un aumento de casi 2 cm de longitud, tanto en flacidez como en erección.
  • Para solucionar casos más severos se puede plantear hacer colgajos cutáneos, pero conllevan un mayor riesgo de deformidad.

Anatomía del peneAnatomía del peneEngrosamiento de pene

El especialista nos enumera las técnicas que se suelen emplear:

  • Inyección de grasa propia. Suelen obtenerse buenos resultados, pese a que pudieran quedar pequeños nódulos o deformidades.
  • Ácido hialurónico, que se suele emplear en el engrosamiento del glande y ofrece buenos resultados.
  • Colgajos dermograsos. Llegan a lograr aumentos de entre 2 y 5 cm, pero con una tasa de complicaciones mayor.
  • Aumento del tamaño de los cuerpos cavernosos con venas propias o algún material sintético. Se emplea en casos graves, e incluso se puede añadir una prótesis peneana inflable, aunque el doctor nos puntualiza que "esta posibilidad se suele relegar a reconstrucciones complejas".

Resumiendo, el aumento de pene mediante técnicas estéticas ofrece los siguientes resultados:

  • Alargamiento de 1 o 2 cm
  • Engrosamiento de 2,5 cm de media

Además, el doctor Cambronero nos insiste en la necesidad de evaluar los factores psicológicos antes de tomar ninguna decisión ni, por supuesto, planificar una cirugía.

Etiquetas