Este tipo de patologías cuya vía de contagio es a través del contacto sexual se han convertido en un verdadero problema de salud en la sociedad, ya que se ha observado un aumento progresivo en los últimos años.

Causas y tipos de infecciones de transmisión sexual (ITS)

Aunque las causas son muy variadas, en general están originadas por:

  • Bacterias
  • Parásitos
  • Hongos
  • Virus

Entre los más de veinte tipos de ITS, las más frecuentes son la gonorrea, infecciones por Chlamydia trachomatis, VPH, herpes genital, sífilis, VH/SIDA y tricomoniasis.

Bacterias de clamidiaBacterias de clamidia

Aumento de las infecciones en jóvenes

Uno de los datos más alarmantes a tener en cuenta, según nos apuntan las dermatólogas Laura Moya y María Pulido, especialistas de la Unidad de Infecciones de Transmisión sexual del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, es que "más del 50% de estas enfermedades se detectan en jóvenes menores de 25 años". Las razones de este hecho hay que buscarlas en la falta de medidas de protección, de la madurez del cuello del útero, el uso de drogas y alcohol, y hábitos sexuales que incluyen múltiples parejas o contactos, claros factores de riesgo todos ellos.

Consecuencias de estas enfermedades

Las repercusiones de las ITS pueden ser muy graves si estas no se tratan bien. De forma muy especial en mujeres, ya que pueden afectar a la salud reproductiva, materna y neonatal y de hecho se trata de la primera causa prevenible de infertilidad femenina. Por tanto, la detección precoz se convierte en la clave para evitar estos problemas futuros. Los propios y los ajenos, claro está, porque uno de los mayores riesgos de la falta de diagnóstico es que la enfermedad se sigue propagando a nuevos individuos igualmente desconocedores del problema.

Factores de riesgo de las enfermedades de transmisión sexual

Aunque siempre depende de las condiciones particulares de cada individuo, entre las personas afectadas de las ITS presentan los siguientes rasgos que se podrían considerar factores de riesgo:

  • Menores de veinticinco años
  • Relaciones sexuales con varias parejas
  • Antecedentes previos de ITS
  • Relaciones sexuales con una persona afectada de ITS
  • Relaciones nuevas o nuevas parejas
  • Profesionales de la prostitución y sus clientes
  • Consumo de drogas y/o alcohol
  • Falta de protección en las relaciones, incluyendo el uso inconsistente del preservativo
  • Víctimas de violencia sexual

Esta nueva unidad surge con la intención de prestar atención a las personas con sospecha de haber sido contagiadas de ITS para alcanzar un diagnóstico lo antes posible y poder así comenzar con el tratamiento más adecuado, y frenar, a un tiempo, los contagios subsiguientes. Además, al tratarse de un tema que en ocasiones puede suscitar desconfianza o resultar difícil de consultar, se ofrece un trato absolutamente cercano y de total confidencialidad.

Etiquetas