Después de las vacaciones, y del verano, queremos que nuestro rostro siga luciendo un aspecto descansado y natural. Esto se conoce como efecto wellaging, que es la nueva tendencia estética cuya prioridad es lucir el mejor aspecto de nuestra piel sin importar la edad.

El doctor Teo De Vega, especialista en Dermatología del Hospital Quirónsalud HuelvaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "hace unos años se hablaba en medicina estética de antiaging, hoy hablamos de wellaging, para hacer desaparecer de la cara el estrés o el cansancio, en vez de buscar quitarnos años, ya que con una cara relajada estaremos más favorecidos, tengamos la edad que tengamos".

¿Te apuntas a tener una piel bonita tras el verano? Entonces, toma nota de los consejos que te ayudan a conseguirlo.

El verano y el riesgo de una piel dañada

El aspecto de la piel puede verse perjudicado por una serie de factores que están relacionados con las vacaciones y, en concreto, con el verano. Entre ellos, destacan:

El verano y el riesgo de una piel dañadaEl verano y el riesgo de una piel dañada

  • La radiación del sol
  • La sal del mar
  • El cloro de la piscina
  • La humedad
  • Los hábitos poco saludables

Efectos perjudiciales para la piel

Estos factores pueden provocar que nuestra piel se vea:

  • Menos hidratada
  • Seca
  • Con asperezas
  • Con arrugas intensificadas
  • Con nuevas manchas solares o una mayor intensidad en las que ya estaban. Esto se debe a que los rayos del sol pueden provocar una pigmentación desigual
  • Con una coloración amarilla o cetrina, poco luminosa y de aspecto apagado

Pero ¿podemos prevenir estos efectos dañinos? ¿podemos recuperar nuestra piel después del verano? Te contamos cómo hacerlo.

6 claves para una piel perfecta

  1. Realiza ejercicio regularmente, como mínimo, 30 minutos cada día.
  2. Incorpora alimentos con antioxidantes. Recuerda que las frutas y las verduras son fuente de vitaminas C y E, así como de polifenoles con este efecto antioxidante.
  3. Puedes usar también suplementos vitamínicos, como las vitaminas A, C, K y E, vitamina B12 y la D3, con gran efecto antienvejecimiento.
  4. Cuida la ingesta de calorías para volver a tu peso tras el verano.
  5. Duerme de 6 a 8 horas diarias.
  6. Sigue una rutina cosmética para cuidar tu piel cada día.

Rutina cosmética facial después del verano

Tras la vuelta de las vacaciones, sigue estas recomendaciones:

Cómo tener una piel perfecta después del veranoCómo tener una piel perfecta después del verano

  • Por la noche, usa cosméticos que ayudan a la exfoliación, como, por ejemplo, aquellos productos con ácido retinoico o glicólico, o ambos, para que la piel se regenere y se renueve lo antes posible.
  • Por la mañana, utiliza cosméticos con antioxidantes, por ejemplo, la vitamina C o el ácido ferúlico. Estos logran una piel sana y luminosa, ya que contienen cierto poder despigmentante y neutralizador de los radicales libres originados por las consecuencias del sol.

Tratamientos para una piel sana y limpia tras el verano

Para recuperar el aspecto de la piel, puedes optar por estas técnicas ideales durante estos meses:

  • Peelings químicos. Permiten exfoliar la capa superficial de la piel, lo que ayuda a su regeneración y también le aporta un aspecto más sano. En concreto, los peelings químicos eliminan las células muertas localizadas en la superficie cutánea, que causan un aspecto apagado y una pigmentación irregular.
  • Mesoterapia. Facilita la penetración de activos como ácido hialurónico, vitaminas y aminoácidos. De esta forma, la piel se ve luminosa y se propicia la producción de colágeno, de manera gradual. Otra posibilidad es el uso de plasma rico en plaquetas.
  • Luz pulsada intensa. Ayuda a eliminar ciertas manchas y a dar uniformidad al tono de la piel, y además permite estimular la producción de colágeno. Esto mejora la calidad y la textura cutáneas, lo que consigue una piel más firme y luminosa, así como reducir el tamaño de los poros, utilizando una fuente de luz.
  • Tratamientos para el cuerpo. Los ideales para esta época son la intralipoterapia y la mesoterapia, que tratan el exceso de grasa localizada, y los procedimientos para eliminar las arañas vasculares.

¡Atención a las manchas solares!

Antes de intentar eliminar estas incómodas marcas en la piel, es importante consultar con el dermatólogo para que nos ayude a obtener un diagnóstico correcto. Acerca de ello, nuestro doctor nos recuerda "la importancia de que sea un dermatólogo quien examine las manchas solares antes de intentar eliminarlas con cosméticos u otros procedimientos".

Los léntigos y los melasmas son las manchas más frecuentes causadas por la radiación solar. Para su tratamiento, existen técnicas indoloras y con buenos resultados, como la luz pulsada intensa o los peelings, que dependerán de las características de la mancha solar y de la piel.

Ojo con el uso de la mascarilla

La mascarilla nos ayuda a protegernos del coronavirus a nosotros mismos y también a los demás, por eso se ha convertido en un complemento más de nuestro día a día. Sin embargo, su uso puede alterar las pieles sensibles ocasionando irritaciones en la cara debido a ciertos materiales que contienen, e incluso puede llegar a empeorar el acné o la rosácea por el calor y la utilización frecuente.

Para aliviar estos efectos nocivos en la piel, las doctoras Mercedes Morillo Andújar y Amalia Pérez Gil, dermatólogas del Hospital Quirónsalud Sagrado CorazónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos proponen estos cuidados especiales:

  1. Limpieza adecuada de la cara. En concreto, nuestras dermatólogas nos aconsejan "higiene facial antes y después del uso de la mascarilla, mañana y noche con agentes lavantes suaves y adecuados a cada tipo de piel".
  2. Hidratación y protección solar. En este sentido, nuestras dermatólogas nos indican que "debemos hidratar la piel y protegerla del sol con productos libres de grasa y con agentes calmantes si se ha presentado dermatitis irritativa".
  3. Consulta con Dermatología, en el caso de que los problemas de la piel del rostro persistan. De esta forma, el problema puede indicar los consejos concretos para ese problema y el tratamiento adecuado.
Etiquetas