Existen numerosos mitos alrededor de la fruta, siendo que causa indigestión si se consume como postre o que engorda dos de los más extendidos. Esto hace que muchas personas eviten incluir la fruta en su menú sin pararse a comprobar cuánto hay de cierto en ello. A continuación desmontamos estas dos falsas creencias sobre las frutas, y probablemente, después de esto, las incluyas siempre en tu día a día y no falten en tu nevera.

¿Se puede comer la fruta como postre?

Las frutas son una buena opción antes y después de comer, no por ello engordarán más o empeorarán la digestión. La ventaja de convertir a la fruta en nuestro postre es que apartaremos otras opciones ultraprocesadas con más calorías y menos nutritivas.

La fruta, ¿antes o después de comer?La fruta, ¿antes o después de comer?

Desde Quirónprevención nos recalcan que "la fruta es fruta, y es buena a todas horas, sobre todo si comiendo fruta eliminamos de nuestra dieta otros productos menos saludables, como helados o postres dulces".

Por el contrario, el hecho de consumir la fruta antes de la comida tiene un punto positivo y es que aporta saciedad, lo que puede facilitar que comamos menos cantidad de los platos principales. Por tanto, el que la comas antes o después ¡solo depende de cómo te guste más!

¿La fruta engorda?

Está claro que la fruta aporta energía, como cualquier alimento. Pero esto no puede servir de excusa para dejar de incorporarla en nuestra alimentación, ya que esto sería un error, sobre todo si en su lugar se escogen otros alimentos ultraprocesados, que no aportan las vitaminas, los nutrientes y la fibra que sí encontramos en las frutas.

Sobre las calorías de las frutas, el doctor Gonzalo Martín Peña, jefe de Endocrinología y Nutrición del Hospital Ruber Internacional,Este enlace se abrirá en una ventana nueva nos puntualiza que "la fruta, a igualdad de peso, tiene entre 5 y 10 veces menos calorías que los helados y las tartas".

No obstante, en caso de presentar diabetes u obesidad, nuestro nutricionista nos recomienda: "si tiene alguno de estos problemas también tome fruta, pero procure no excederse de los 200 gramos". Mientras que "si usted no tiene estos padecimientos, coma toda la fruta que quiera", concluye nuestro especialista.

Frutas de temporada y sus beneficios

En general, la recomendación nutricional es comer al menos 3 piezas de fruta cada día para cubrir parte de las vitaminas y los minerales que se necesitan, si no existen contraindicaciones médicas.

Las frutas aportan:

  • Fibra para ayudar a prevenir el estreñimiento
  • Vitaminas y minerales diferentes, que dependen de la fruta, pero que siempre se encuentran presentes en cantidades muy significativas
  • Hidratación, proporcionando parte del total de agua que necesitamos ingerir a lo largo del día
  • Efecto saciante, lo que ayuda a controlar la sensación de hambre y a que comamos menos de otros productos que no son tan sanos
  • Pocas calorías en relación a otros alimentos, siempre comparando raciones iguales

Incluso algunas frutas, como el plátano, pueden influir en el estado de ánimo. Así que, ¿por qué no darles una oportunidad?

¿Por qué elegir frutas de temporada?

Porque nos ofrecen todo su sabor y aportan los nutrientes ideales para cada época. En otoño e invierno, podemos optar por las frutas que ayudan a prevenir el resfriado, como, por ejemplo, la mandarina, el kiwi, la naranja, el caqui, etcétera; y en primavera y verano, podemos elegir entre frutas muy hidrantes, como la sandía, que es ideal para sobrellevar el calor.

Etiquetas