Ya sea porque vamos a participar en la carrera de San Silvestre o porque entre nuestros propósitos del año hemos reservado un hueco para correr una maratón, estas recomendaciones nos interesan.

De la mano del doctor Daniel Mayral Esteban, especialista en Podología deportiva y quirúrgica del Centro Médico Teknon, aprendemos las claves fundamentales para embarcarnos en este reto deportivo.

¿Cómo influyen los pies en la carrera?

Cuidarlos debidamente nos permite obtener el mayor rendimiento en una maratón. El hecho de tener los pies preparados nos ayuda a conseguir un mejor resultado, prevenir lesiones y resistir hasta la meta, que son situaciones que se pueden ver truncadas por un dolor de pies.

¿Es necesario cuidar los pies previamente?

Igual que entrenamos nuestro cuerpo para correr varios kilómetros, es vital que los runners preparen sus pies antes y después de la carrera.

Por ejemplo, uno de los cuidados básicos del pie consiste en mantenerlos bien hidratados porque así se favorece que la piel conserve sus propiedades y su elasticidad. Para ello, es recomendable aplicar una crema hidratante adecuada a las características determinadas de cada persona.

Prepararse para una carrera

También es importante librarse de las durezas, de una longitud excesiva en las uñas… una buena manera de conseguirlo es mediante la quiropodología, que es un tratamiento que se realiza en consultas especializadas de Podología. En concreto consiste en:

  • Eliminar durezas o también llamadas queropatías.
  • Limpiar la piel.
  • Corregir la longitud de las uñas, mediante el corte y fresado de las mismas.
  • Aplicar, en casi todos los casos, una forma recta en las uñas.

Eso sí, no es conveniente dejar este tratamiento podológico para el último momento, sino que es preferible hacerlo siete días antes de la cita maratoniana.

Consejos para preparar los pies el día de la competición

  • Aplicar vaselina para que estén hidratados, pero sin excederse en la cantidad porque esto podría provocar un efecto indeseado, como un incremento de la sudoración.
  • Evitar el calzado nuevo u otro equipamiento técnico el día que se va a correr la maratón.
  • Evitar el corte de uñas justo el día de la competición.
  • Usar calcetines técnicos, en lugar de los de algodón que necesitan más tiempo para secarse.
  • No estrenar plantillas biomecánicas, si se necesita correr con ellas, ya que normalmente es necesario un periodo para adaptarse a ellas.

5 reglas básicas para prevenir lesiones deportivas

  1. Una buena alimentación y nutrición.
  2. Descanso adecuado.
  3. Realizar los ejercicios de estiramientos correspondientes a la disciplina deportiva que se practique y, si es el caso, a los problemas físicos que tenga cada persona.
  4. Usar el calzado adecuado.
  5. Analizar la pisada y el movimiento deportivo característico de la actividad que se practica.

Dolor de pies al correr, ¿es posible su tratamiento?

Es importante acudir a una consulta especializada en Podología deportiva para analizar las características de la pisada del runner, de manera individualizada, mediante el estudio biomecánico de la marcha. De esta forma se detectan los problemas de tipo mecánico que causan la molestia.

Este estudio también permite perfeccionar el rendimiento, el equilibrio, la postura y el swing o gesto deportivo, lo que favorece la prevención de lesiones producidas por posiciones inadecuadas.

Estudio biomecánico de la marcha

Concretamente se trata de:

  1. Recopilar datos o anamnesis para conocer la situación del paciente.
  2. Examinar manualmente los huesos y la musculatura de los pies.
  3. Realizar la prueba de plataformas de presiones que indica cómo se reparte la carga, los puntos de mayor presión y las torsiones.
  4. Analizar los centros de gravedad del pie mediante la baropodometría.
  5. Observar la postura y el equilibrio a través de otras pruebas.

Finalmente, con la información recabada, se proporciona el diagnóstico al paciente, y se recomienda el tratamiento que se adecúa a sus características.

En algunos casos, se aconseja utilizar plantillas biomecánicas, que no son ortopédicas, a medida para el pie del corredor, de cualquier alteración en la postura y a la sudoración. Otra posibilidad, que está obteniendo buena respuesta en atletas, es el uso de los más recientes soportes plantares.

Etiquetas