Las gafas de sol, el gorro, la botella de agua, el fotoprotector y, ahora también, ¡la mascarilla y el gel hidroalcohólico! Si tú también estás incluyendo, o estás pensando en incluir, estos dos últimos en la mochila de la playa o de la piscina, debes saber que su uso no está recomendado cuando te expones al sol por las reacciones que pueden causar en la piel.

El doctor Javier Romero Gómez, jefe de servicio de Dermatología y Venereología del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos destaca que "estas medidas, número uno en importancia, están generando un daño colateral en la piel, sobre todo si no se hace uso de ellas del modo correcto".

Te mostramos las claves para aplicar estas medidas contra el coronavirus en verano sin que tu piel sufra las consecuencias.

Gel hidroalcohólico y rayos de sol, una mala combinación

Lavarse las manos es una medida fundamental para evitar el contagio del coronavirus, como también está recomendado el uso de gel hidroalcohólico en las situaciones en las que no podemos lavarlas. Sin embargo, cuando vamos a la playa o a la piscina, o a cualquier lugar en el que estamos expuestos al sol, lo adecuado es no utilizar el gel higienizante.

Uso de gel hidroalcohólicoUso de gel hidroalcohólico

La razón es que el uso de este gel mientras tomamos el sol puede causar consecuencias negativas en la epidermis. La doctora Marta Frieyro Elicegui, jefa del servicio de Dermatología y Venereología del Hospital Quirónsalud MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos avisa que "su alto porcentaje de alcohol, en combinación con la luz solar, podría originar quemaduras en la piel", advirtiendo que "hay que tener especial cuidado con las pieles más sensibles, como son las de los niños pequeños".

Riesgo de irritación y quemaduras

Es frecuente pensar que cuando aplicamos el gel hidroalcohólico, este se evapora por completo, porque es de absorción rápida, pero es un error. Al respecto, nuestra dermatóloga nos explica que "sus componentes se mantienen en su superficie por un tiempo prolongado, por lo que la incidencia de los rayos del sol puede desembocar en alteraciones de la pigmentación, como un oscurecimiento de la piel, en el mejor de los casos; o en una quemadura, en el peor".

El uso del gel hidroalcohólico bajo la exposición al sol también puede causar dermatitis irritativa en la piel cuyos síntomas son:

  • Inflamación
  • Picor
  • Eccemas

El doctor Romero añade que "un buen gel hidroalcohólico proporciona protección y un efecto emoliente; sin embargo, un gel con exceso de alcohol disuelve el manto ácido-graso natural en un instante, provocando irritaciones". También puede ocasionar otros efectos en las manos, como enrojecimiento, picor o grietas.

Claves para lavar y cuidar las manos

Aunque no podemos usar el gel hidroalcohólico cuando tomamos el sol, sí que podemos utilizar agua y jabón, y no olvidar la importancia de lavarse las manos, ya que tanto el gel como el agua y el jabón son buenas opciones.

Lavar las manos con agua y jabónLavar las manos con agua y jabón

Las 7 claves para unas manos limpias y protegidas:

  1. Lavar las manos antes de las comidas.
  2. Limpiar las manos después de tocar pomos, botones de ascensor, elementos del transporte público o cualquier objeto que haya podido ser tocado previamente por otra persona. "Si no se puede en ese momento, la única precaución es no tocarse la cara hasta poder hacerlo", nos aconseja el doctor Romero.
  3. ¡Ojo con los guantes! El coronavirus no atraviesa la piel sana, por eso no es necesario llevar puestos los guantes continuamente. Además, nuestro doctor nos cuenta que "empeoran la integridad de la piel de la mano y no evitan la transmisión desde el objeto en cuestión hasta las mucosas de la cara a través de la superficie del guante".
  4. Utilizar gel sin jabón o syndet que no perjudica la piel y que actúa desnaturalizando el virus.
  5. Secar las manos sin frotar con toallas u otros elementos que pueden causar irritación; en su lugar es preferible utilizar papel secante.
  6. Aplicar una crema de manos absorbente después de su limpieza.
  7. Ser conscientes de cuándo hay que limpiarse las manos otra vez.

Mascarilla en la playa, ¿sí o no?

Es mejor evitar su uso en la playa, siempre y cuando sea posible cumplir con el distanciamiento social. En opinión de nuestro especialista "lo ideal es elegir una ubicación lo más separada posible del resto de personas y no usar mascarillas".

Uso de mascarilla y gel hidroalcohólico en la playa, ¿sí o no?Uso de mascarilla y gel hidroalcohólico en la playa, ¿sí o no?

Cabe tener en cuenta que las mascarillas se vuelven inservibles con la arena y el sudor, además de que usarlas cuando hay demasiado calor también puede ser dañino. A esto hay que añadir que la radiación ultravioleta y las altas temperaturas que alcanzan los objetos bajo la exposición al sol son mortales para el virus.

En el caso de la piel, nuestro doctor nos detalla que "una de sus funciones es regular la temperatura. Cuando se detecta un aumento de esta, el cuerpo desvía la sangre a los capilares de esa zona para intentar liberar calor, lo que se llama vasodilatación; eso es lo que produce la rojez en la piel caliente". Igualmente esto ocasiona un incremento del metabolismo en esa parte, lo que, en ocasiones impulsa una cascada inflamatoria y una mayor replicación de gérmenes. En definitiva, todo ello puede favorecer la rosácea, acné u otras infecciones cutáneas, por ejemplo impétigo o foliculitis.

¿Cómo proteger la piel con el uso de mascarilla?

Las mascarillas crean un efecto pantalla sobre el rostro que acaba provocando un ambiente con menos oxígeno, más CO2 y mayor nivel de humedad y temperatura. Esto puede influir negativamente en la piel y, por ejemplo, agrava problemas dermatológicos como la rosácea.

Pese a estos efectos adversos, nuestro dermatólogo nos recomienda "desde luego no quitarnos la mascarilla en entornos cerrados, pero sí cuando estemos en el exterior con posibilidad de estar a más de dos metros del resto de viandantes o en el coche, cuando viajamos solos o con familiares".

Además, podemos proteger nuestra piel siguiendo estas pautas:

  • No aplicar maquillaje bajo la mascarilla para evitar su efecto oclusivo y contaminante.
  • Lavar la cara antes de colocar la mascarilla.
  • Cambiar la mascarilla con frecuencia.
  • Utilizar agua micelar o jabón suave.
  • Hidratar el rostro al regresar a casa.
  • Elegir una crema protectora fluida y de absorción fácil, en el caso de usar la mascarilla de manera intermitente.

¡Ojo con las cremas hidratantes!

Aunque hay cremas que pueden ser inocuas, también hay otras con ciertos componentes que pueden tener consecuencias por usarlas con la mascarilla. Al respecto nuestro doctor nos advierte que "hay cremas que pueden ver potenciado su efecto por la oclusión de la mascarilla generando irritación en la piel, como los retinoides".

Así que lo adecuado es llevar la cara limpia cuando se utiliza la mascarilla. "Solo algunas pieles especialmente vulnerables, como los pacientes con epidermólisis ampollosa o piel de mariposa, se beneficiarían de elementos lubricantes que disminuyesen el rozamiento", nos puntualiza nuestro doctor.

Tipo de mascarilla según tu piel

A la hora de elegir la mascarilla, ten en cuenta lo siguiente:

  • Piel atópica. Es sensible a tejidos sintéticos, así que evita aquellas mascarillas realizadas con poliéster.
  • Rosácea. Lo mejor es optar por una mascarilla que no roce la zona de las mejillas.
  • Acné. Debe lavar con frecuencia la mascarilla o usar una nueva para que los restos de material graso o suciedad no agraven el acné.
Etiquetas