¿Notas menos pelo o que está más débil desde la cuarentena? Podría ser efecto de la situación excepcional de confinamiento que hemos vivido estos meses. De hecho, en las consultas de dermatología se ha observado un elevado número de casos de caída de pelo en mujeres y hombres.

Te explicamos qué tipos de alopecia están detectándose, qué factores favorecen esta calvicie y cuáles son los tratamientos disponibles.

Tipos de alopecia tras el confinamiento

Durante la cuarentena se produjo un aumento de casos de alopecia, que se prolongaron en el período de desescalada y, previsiblemente, todavía lo seguirán haciendo en la nueva normalidad. La doctora Mercedes Morillo Andújar, especialista en Dermatología del Hospital Quirónsalud Sagrado CorazónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos señala que "muchas de las consultas que hemos atendido, y que seguimos atendiendo, durante la pandemia, son alopecias en sus diferentes formas".

Alopecia y pelo débil tras el confinamientoAlopecia y pelo débil tras el confinamiento

Entre estos tipos de alopecia, se encuentran:

  • Alopecias telogénicas, que son caídas de pelo difusas.
  • Alopecias androgénicas o exacerbaciones de alopecias hormonales. Incluso se ha llegado a plantear una teoría que relaciona esta alopecia con el coronavirus.
  • Caídas del cabello en forma de placas o de parches. Por ejemplo, esto ocurre en la alopecia areata extensa, que está relacionada con el estrés o con el hábito que consiste en arrancarse el pelo de manera impulsiva, lo que se llama tricotilomanía.

Aunque la caída de pelo está afectando tanto a hombres como a mujeres, son ellas las que acuden antes a la consulta, debido a que, tradicionalmente, son ellas las más preocupadas por las connotaciones estéticas que este cambio puede implicar, hecho que puede acabar influyendo en su vida social.

Causas de la caída del pelo

Son muchos los factores que pueden motivar la alopecia, aunque el estrés y las preocupaciones son los más destacados durante la alerta sanitaria por la Covid-19. Igualmente, hemos estado expuestos a factores como:

  • Incertidumbre
  • Miedo
  • Insomnio o falta de sueño
  • Cambios en la dieta y, en general, en la rutina

La doctora Amalia Pérez Gil, dermatóloga del mismo centro hospitalario, nos explica que "estos factores, principalmente, hacen que exista una mayor síntesis de andrógenos en nuestro organismo, y se produzca una caída de cabello e incluso un adelgazamiento del nuevo pelo que surge".

¿Cómo tratar la alopecia?

Afortunadamente, "aunque se trata de una patología alarmante, porque causa gran malestar en los pacientes, existen diversos tratamientos efectivos", tal como apuntan nuestras dermatólogas.

Estos son algunos de los tratamientos para las alopecias:

  • Nutricosméticos orales, que contienen vitaminas del grupo B, cistina, Serenoa Repens y biotina. Esto permite mejorar la pérdida de pelo en algunos casos, y además ayuda a fortalecer las fibras capilares.
  • ¿Champús anticaída? Nuestra doctora Morillo nos aclara que "los champús no evitan la caída del cabello, aunque sí puede ser adecuado buscar aquel cuyo resultado cosmético nos sea agradable".
  • Minoxidilo. Acerca de este tratamiento, nuestra dermatóloga nos indica que "es un vasodilatador que, aplicado en solución diariamente en el cuero cabelludo, es efectivo en la mayoría de los tipos de alopecias".
  • Tratamientos complementarios, como la mesoterapia, las microinyecciones con plasma rico en plaquetas y el microneedling capilar, entre otros, permiten una mejor repoblación de las áreas afectadas, y también a fortalecer las fibras capilares.

Alimentos para un pelo sano

La salud capilar depende también de la dieta, por lo que si la queremos cuidar es importante seguir una alimentación equilibrada que incluya:

  • Alimentos ricos en hierro. Si son de origen animal, tienen una mejor absorción, por ejemplo, las carnes rojas, el hígado o las yemas de huevo.
  • Alimentos proteicos, puesto que los aminoácidos generan las proteínas y son fundamentales para la formación de queratina.
  • Verduras, hortalizas y cereales, ¡por todas las vitaminas que contienen!

Por último, en el caso de que la caída de pelo continúe o empeore, nuestra doctora Pérez Gil nos recomienda "acudir a una consulta de Dermatología donde se realizará un diagnóstico adecuado y un plan de tratamiento personalizado". Asimismo, se han habilitado consultas telemáticas para que, si no es necesario, se evite el desplazamiento al centro hospitalario.

Etiquetas