Para saber si eres celiaco o no, existe un protocolo de diagnóstico para la detección de la enfermedad celiaca o celiaquía. En la actualidad se ha introducido una nueva técnica que permite reducir las pruebas complementarias y obtiene una mayor eficacia diagnóstica. Se conoce con el nombre de linfograma intraepitelial por citometría de flujo y, debido a su alta complejidad, su uso requiere equipos y profesionales especializados.

Te contamos en qué consiste y por qué es importante su aplicación, y repasamos la situación actual de la celiaquía.

Vellosidades intestinalesVellosidades intestinalesEnfermedad celiaca: datos y características

Se estima que uno de cada 100 habitantes sufre celiaquía y de ellos solo el 25 - 30% conoce su diagnóstico. Por eso está considerada como una patología infradiagnosticada y de difícil detección y, precisamente por este motivo, es muy importante la introducción de novedades en su diagnóstico.

El doctor Sergio Farrais Villalba, médico adjunto de Aparato Digestivo del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, indica que "el diagnóstico en muchos casos es complejo y necesitamos ayudarnos de varios estudios", puntualizando que "ninguna de las pruebas por sí solas nos da un diagnóstico de certeza".

Características de la celiaquía

Nuestro especialista puntualiza que "la enfermedad celiaca ha pasado de ser una patología intestinal poco frecuente, típica de la infancia, a una enfermedad con múltiples presentaciones y que puede afectar a personas de todas las edades".

Estas son algunas de sus características:

  • Enfermedad autoinmune. Con el objetivo de descubrir falsos mitos en torno a la enfermedad celiaca, nuestro doctor nos aclara: "No es ni una alergia ni una intolerancia, no tiene grados, sino que se tiene o no se tiene".
  • A cualquier edad. Otro mito en torno a la celiaquía es que solo se manifiesta en niños, y esto no es así, se ha observado que también puede aparecer en la edad adulta.
  • Con o sin síntomas. La celiaquía puede ser asintomática, es decir, no presentar síntomas, o provocar varias reacciones, incluso complementarias a las digestivas, que son las que normalmente se asocian a ella.
  • Cambios en la alimentación. Nuestro doctor nos indica que "por el momento, no se dispone de tratamiento farmacológico y la única forma de luchar contra ella es eliminando el gluten de la dieta, totalmente y para siempre".

¿En qué consiste la nueva técnica de diagnóstico?

Ilustración de intestino sano y con celiaquíaIlustración de intestino sano y con celiaquía

Se trata del estudio de las subpoblaciones de linfocitos intraepiteliales, que se localizan en la mucosa del intestino, mediante la citometría de flujo de la biopsia duodenal. El método de diagnóstico se basa en que estos linfocitos presentan un patrón determinado en las personas con celiaquía.

Esta nueva prueba puede formar parte del conjunto que está disponible para la detección de la celiaquía. En opinión de nuestro doctor, "esta nueva técnica, junto con los anticuerpos, el estudio genético y la biopsia intestinal, nos ayudará a diagnosticar a nuestros pacientes, reduciendo el tiempo y el número de exploraciones".

¿En qué casos está indicada?

Su uso puede resultar especialmente útil en pacientes:

  • que antes de comenzar con el diagnóstico, dejaron de consumir gluten de forma parcial o total y no quieren, o no pueden, introducirlo de nuevo en su alimentación.
  • con anticuerpos negativos.
  • que no presentan atrofia, pero sí lesión intestinal. En este caso, la técnica permite descartar si el daño es causado por el gluten o por otros motivos, como antiinflamatorios, intolerancia a alimentos, problemas intestinales, etc.

Diagnóstico en adultos celiacos

La detección de la enfermedad celiaca es complicada, sobre todo en la edad adulta. Esto se puede deber a varios motivos:

  • No existe sospecha de padecerla.
  • Presentación de reacciones que no son digestivas, entre las que se encuentran la dermatitis herpetiforme, transaminasas elevadas, abortos de repetición, osteoporosis temprana, etc.
  • Síntomas digestivos inespecíficos o superponibles a otras enfermedades digestivas funcionales.
  • Daño histológico leve y parecido al de otras afecciones.
  • Menos anticuerpos que el caso infantil o, a veces, también negativos.

Por lo tanto, es importante contactar con un profesional especializado en celiaquía y en el diagnóstico y seguimiento de la misma. Nuestro doctor nos avisa de que "ante la duda, hay que consultar con un especialista y, sobre todo, no dejar nunca el gluten si no es por indicación suya, ya que hacerlo por decisión propia lo único que va a hacer es dificultar el diagnóstico".

Celiaquía y otros problemas de salud

Si contamos con el apoyo de un doctor especializado, podemos obtener un seguimiento de la evolución de la celiaquía, así como observar la adherencia a la nueva alimentación. También nos ayuda a detectar y tratar otros posibles problemas de forma temprana. Por ejemplo, en algunos casos, se puede derivar al paciente a otras especialidades, ya que la enfermedad celiaca puede provocar afecciones de tipo:

  • Reumatológico, como la osteoporosis.
  • Dermatológico, como dermatitis herpetiforme, aftas orales de repetición.
  • Hematológico, como la anemia por hierro o vitamina B12.
Etiquetas