La diabetes, o diabetes mellitus, se produce por un trastorno en el metabolismo en el que intervienen la glucosa y la insulina. Esta enfermedad crónica puede llegar a afectar a varios órganos, entre ellos los riñones, los vasos sanguíneos y los ojos. En concreto, en estos últimos puede causar problemas graves, pudiendo incluso llegar a perderse la vista parcial o totalmente, como en el caso que aparezca una retinopatía diabética.

En este artículo te explicamos en qué consiste esta enfermedad ocular, sus tratamientos y medidas para su prevención.

Señales para identificar la diabetes

Desde el Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario Rey Juan Carlos nos explican que "en esta enfermedad crónica existe un aumento de los niveles de glucosa que pueden serdebidos a una baja producción de insulina, a su inadecuado uso por parte del organismo o a una resistencia a la insulina".

En general, las personas con diabetes presentan esta serie de síntomas:

  • Beben más, lo que se conoce como polidipsia
  • Miccionan en más ocasiones, lo que se llama poliuria
  • Comen en más cantidad, cuyo término es polifagia
  • Pierden peso sin una razón conocida que lo motive

Retinopatía y su relación con la diabetes

Retinopatía diabética en los ojosRetinopatía diabética en los ojosSe trata de un trastorno ocular causado por la diabetes, que provoca una pérdida de visión progresiva. Nuestros oftalmólogos lo describen como "la manifestación más importante de esta enfermedad en el ojo y la principal causa de ceguera legal en personas en edad productiva".

Para entender cómo afecta la diabetes a los ojos, nuestros oftalmólogos nos detallan que "los altos niveles de azúcar en la sangre producen un deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, lo que lleva a un aumento de su permeabilidad y a la salida anormal de sangre y fluidos hacia la ella". Como es natural, si además se padece un exceso de peso, se fuma y no se practica actividad física, también influye de forma negativa.

Presencia de este trastorno en diabéticos

Dependiendo del tipo de diabetes y del tiempo que se lleva sufriendo la enfermedad, se estiman algunas cifras sobre la probabilidad de que se manifieste la retinopatía:

  • Diabetes mellitus de tipo 1, causada porque el páncreas no produce insulina. Si los pacientes tienen esta enfermedad desde hace menos de cinco años, se estima que el 13% de ellos presentará algún grado de retinopatía diabética. En cambio, si se ha padecido durante 10-15 años, la presencia de este trastorno ocular puede aumentar al 90%.
  • Diabetes mellitus de tipo 2, provocada porque la cantidad de insulina que se produce es insuficiente. Si fue diagnosticada hace menos de cinco años, se estima que entre el 24-40% de los pacientes con estas características manifestará la retinopatía. Esta cifra asciende al 53-84% si se ha diagnostico hace más de 15 años.

Síntomas de la retinopatía diabética

Al principio es habitual no experimentar síntomas de esta enfermedad ocular, pero si la situación se agrava, se pueden percibir indicios como:

  • Visión borrosa y una pérdida progresiva de la misma
  • Visualización de manchas
  • Aparición de sombras o zonas en las que se pierde la visión
  • Dificultad para ver por la noche

Para ayudar a prevenir su agravamiento, es recomendable acudir a revisiones oftalmológicas de forma periódica que, dependiendo de cada caso, pueden complementarse con exámenes de imagen del ojo como tomografía de coherencia óptica, u OCT, angiofluoresceingrafía y ecografía ocular.

Tratamientos disponibles para esta enfermedad ocular

Existen varias opciones para tratar la retinopatía diabética, que están recomendadas para los casos más severos y cuya elección dependerá de las características del paciente, que serán evaluadas por el especialista.

  • Fotocoagulación láser de la retina. Sobre este tratamiento, nuestros oftalmólogos nos explican que "reduce el riesgo de pérdida de la visión en pacientes con retinopatía diabética proliferativa de alto riesgo y en algunos casos de retinopatía diabética no proliferativa grave".
  • Inyecciones intravítreas de medicación, para la disminución de la permeabilidad vascular. Nuestros oftalmólogos añaden que "se indican para el edema macular diabético que puede amenazar la visión".
  • Vitrectomía, en casos de mayor gravedad.

En cuanto a los resultados, nuestros oftalmólogos matizan que "su objetivo será detener la disminución de la pérdida visual, recudir el riesgo de ceguera y, en algunos casos, mejorar la visión".

Cuidar la vista con estos consejos para diabéticos

Aunque existen tratamientos para este trastorno ocular, es preferible su prevención. Para ello, los pacientes diabéticos pueden seguir estas pautas en la rutina:

  • Controlar el nivel de glucemia
  • Vigilar el peso
  • No fumar, con la aplicación de medidas para dejar el tabaco
  • Controlar la presión arterial
  • Vigilar que los lípidos no alcancen niveles anormales
  • Practicar ejercicio físico con regularidad
  • Revisiones en la consulta de Oftalmología periódicamente

Cabe añadir que la diabetes también es causante de otros problemas de gravedad en la vista, como cataratas y glaucoma, así como otras alteraciones, como el pie diabético. Por eso es importante estar atento a sus síntomas y seguir las recomendaciones de los especialistas en caso de padecerla.

Etiquetas