¿Qué beneficios aportan los paseos con los niños? ¿Qué claves son las más importantes para afrontar las salidas con los menores? ¿Necesitan cuidados especiales en su piel? Respondemos a todas estas preocupaciones de los padres con la llegada de la nueva normalidad.

Una niña usa un patinete en los paseosUna niña usa un patinete en los paseos

Beneficios de los paseos después del confinamiento

Después de días de confinamiento, era vital que los niños volvieran a disfrutar del exterior. María Cristina Green Heredia, jefa de servicio de Psicología del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos destaca que "la posibilidad de salir a dar un paseo es importante porque están en una etapa de crecimiento en la que necesitan estar al aire libre, recibir la luz del sol, disfrutar de espacios abiertos donde puedan tener mayor actividad física y recibir nuevos estímulos sensoriales".

En ello coincide la psicóloga Paloma Carrasco Vergara, del Hospital Quirónsalud Sagrado CorazónEste enlace se abrirá en una ventana nueva, quien remarca que "el beneficio psicológico y físico es evidente; tomar el aire, recibir los rayos de sol, poder saltar, correr y pasear, les despeja y nos despeja". Por lo tanto, si es posible, evitemos llevarles a tiendas o espacios cerrados, teniendo en cuenta que han estado meses encerrados en casa.

Además de estos beneficios, los paseos o primeras salidas en familia son una buena oportunidad para explicar a los hijos la situación y mostrarles cómo vivir esta nueva realidad en otros ambientes o lugares, lejos de la protección de la vivienda.

4 claves para afrontar las salidas con niños

Los padres se encuentran ante una nueva situación que deben transmitir a los hijos. Para que sea más sencillo, te proponemos estas 4 claves.

Clave 1: Explicar las normas antes del paseo

El objetivo es prepararles y que entiendan la situación actual. En este sentido, la especialista Green Heredia aconseja a los padres que "un ratito antes de salir de casa, pueden explicarles cómo van a hacer el paseo y qué cosas son importantes", apuntando que "en función de la edad, pueden incluso planteárselo como un juego, donde hay que seguir una serie de retos".

Explicar las normas para prevenir la Covid-19Explicar las normas para prevenir la Covid-19

Esto es especialmente importante si tienen menos de 7 años. La psicóloga Carrasco Vergara nos recomienda "hacerlo a modo de ´reglas de juego´, de manera que antes de salir por la puerta, repasemos en alto dichas normas: distancia de seguridad, cómo debemos actuar en el caso de cruzarnos con amigos o familia, el proceso de higiene a la vuelta, etcétera".

Esta comunicación puede aportar un efecto positivo adicional, que es aliviar el estrés o la frustración en algunos menores. De ello nos habla nuestra psicóloga: "Los más miedosos y aprensivos pueden sufrir estrés con la salida y, por el contrario, los más aventureros y traviesos pueden sufrir frustración al ver sus grandes expectativas no cumplidas". Para prevenir esto, es fundamental que los padres expliquen qué está sucediendo fuera de casa y ayudar a los hijos para que comprendan las normas durante las salidas.

Por otra parte, si el menor puede salir a comprar o a la calle sin compañía de un adulto, puede ser positivo dar esa responsabilidad para que vaya comprobando de cerca la realidad que se vive en los supermercados, por ejemplo.

Clave 2: Evitar gritos y enfados durante el paseo

Al igual que los adultos, los más pequeños están adaptándose a los cambios y a las emociones vividas en el confinamiento, tampoco debemos olvidar que son niños. Por eso, debemos guiarles y mostrarnos en calma, mientras estamos paseando con ellos por la calle.

En el caso de que adopten conductas de riesgo, la psicóloga Green Heredia nos recomienda "poner límites, evitando enfadarnos, gritarles o amenazarles", puesto que "son niños y, como nosotros, están aprendiendo a relacionarse con una nueva situación".

Clave 3: Preguntar, recordar y reforzar después del paseo

Cuando volvamos a casa, es recomendable:

  • Preguntar a los niños cómo se han sentido.
  • Recordarles las medidas preventivas y su importancia.
  • Reforzar lo que han hecho de manera correcta.

Clave 4: Usar juguetes y mascarillas

Paseos con niños después del confinamientoPaseos con niños después del confinamiento

En cuanto a evitar contagios, Carrasco Vergara nos añade estas recomendaciones:

  • Objetos o juguetes sueltos a la calle. Aunque lo ideal sería no llevar ningún juguete que pueda acabar en el suelo, como las pelotas, es cierto que a veces es casi inevitable. No solo se trata de uno de sus objetos preferidos, sino que además es una buena manera de que hagan ejercicio y disfruten. Eso sí, después de jugar, debemos introducir la pelota o el juguete en una bolsa de plástico para desinfectarlo con una solución hidroalcohólica cuando lleguemos a casa.
  • Usar mascarillas. Debemos hacer que los niños mayores de seis años se acostumbren a llevar las mascarillas, y también a que las vean en otras personas, para prevenir las posibles sensaciones negativas. En este sentido, nuestra psicóloga nos indica que "los llevaría con ellas al menos un rato y, sobre todo, jugaría en casa a simular la situación; si no lo hacemos, corremos el riesgo de que les produzca cierta ansiedad o miedo al ver a personas con ellas puestas o tenérselas que poner de pronto al entrar en algún sitio".

¡Atención a la piel de los menores!

Además de las medidas de prevención contra el coronavirus, es vital proteger la piel de los menores, teniendo en cuenta que, después del confinamiento, puede estar más sensible frente a los efectos del sol.

Madre e hijo usan gel hidroalcohólicoMadre e hijo usan gel hidroalcohólico

Acerca de ello, el doctor Luis Miguel Torres Iglesias, especialista en Dermatología del Hospital Quirónsalud ToledoEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos advierte que "hay que tener en cuenta que la sensibilidad de la piel, tras todos estos días con nula exposición, puede aumentar".

Por eso, es importante "usar una protección solar adecuada, en especial si el paseo se produce en las horas intermedias del día", nos apunta nuestro especialista. Igualmente, es necesario ajustar el nivel de protección solar conforme va llegando el verano, que es la época con una exposición solar más intensa.

Las manos, otra zona sensible

La higiene de manos constante se ha convertido en la principal medida preventiva, y esto puede afectar a las manos. Nuestro dermatólogo nos indica que "al igual que le ocurre a los adultos, el lavado frecuente de manos puede provocar descamación y sequedad en las manos de los más pequeños". Para evitarlo, nos aconseja "aplicar una crema hidratante apropiada después de cada lavado", tanto en mayores como en pequeños.

Eso sí, ante cualquier síntoma grave en la piel, es recomendable acudir a consulta de Dermatología para recibir un diagnóstico. Aunque el coronavirus siga presente, existen señales que requieren ir a urgencias con los niños.

Etiquetas