Ya sabemos que la vuelta del verano es dura. Y no solo porque implica incorporarse al trabajo, preparar las cosas de los colegios, etc., sino porque el espejo nos hace caer en eso que no hemos querido ver durante nuestras vacaciones: los kilos que se han instalado en nuestro cuerpo sin avisar, y sin intención de irse.

Pero bastante pereza nos da recuperar la rutina en general, como para sumarle una dieta aburrida y restrictiva que nos permita rebajar el peso. Por eso te proponemos unos platos muy fáciles de hacer y que te encantarán, ayudánte a volver a tu cuerpo habitual sin que sufras ni te deprimas con la vuelta del verano.

Etiquetas