¿Qué es el vértigo?

El vértigo realmente es una sensación ilusoria. Cuando se sufre, se tiene la impresión de que las cosas de alrededor giran o se mueven de sitio, o bien se percibe que es uno mismo el que se está moviendo. En cualquier caso, el problema reside en una alteración de los órganos del oído que regulan el equilibrio o del sistema nervioso central. Teniendo en cuenta que se trata de un síntoma y no una enfermedad, es muy importante estudiar su origen.

En este sentido, se ha desarrollado un nuevo sistema de diagnóstico denominado Video Head Impulse Test (VHIT), que consiste en una prueba que hace girar rápidamente la cabeza y a la vez observa el comportamiento de los ojos del paciente.

Sistema V-HIT

Diagnóstico del vértigo por gafas V-HITDiagnóstico del vértigo por gafas V-HIT

La prueba radica en relacionar el movimiento de la cabeza con el reflejo del ojo. Para poder comprender el mecanismo, la doctora Cecilia Pérez Martínez, responsable de la Unidad de Vértigo y Trastornos del equilibrio del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos explica cómo funciona nuestro sentido del equilibrio: "Cuando se mira un objeto y se gira la cabeza, los ojos se mueven automáticamente en el sentido contrario al de la cabeza y a igual velocidad para mantener el objeto en la retina. Este movimiento, que es uno de los reflejos más rápidos del organismo con una latencia de entre 7 a 10 milisegundos, es el que permite que veamos nuestro entorno fijo a pesar de nuestros movimientos de cabeza, y es fundamental para mantener el equilibrio". Pues bien, en las personas que padecen mareos, vértigos u otros problemas de equilibrio es precisamente este reflejo el que es necesario valorar para establecer un diagnóstico adecuado.

El equipo de detección de esta nueva técnica diagnóstica son unas gafas que portan una microcámara de alta resolución que graba el comportamiento de las pupilas mientras se provocan giros rápidos a la cabeza del paciente. "La recogida de la relación entre el movimiento de la cabeza y el reflejo de compensación del ojo ofrece una valiosa información para el diagnóstico de vestibulopatías periféricas unilaterales y bilaterales como el síndrome de Menière, neuritis vestibular, laberintitis, etc. Es una buena prueba diagnóstica complementaria, así como una herramienta para valorar la evolución del paciente", añade el doctor Carlos Ruiz Escudero, jefe del mismo servicio.

Etiquetas