La vitamina D es muy importante para los huesos y el sistema inmunológico, y se consigue con la exposición al sol y la ingesta de alimentos como el salmón, el atún y los huevos, entre otros. Un déficit de los niveles de esta vitamina puede repercutir en nuestra salud.

Vitamina D, estructura molecularVitamina D, estructura molecular

Pese a lo sencillo que parece cumplir con los niveles recomendados de la vitamina D, se estima que existe una carencia de esta vitamina en el 40% de las personas de menos de 65 años y en el 80% de los mayores de 65 años. Esto se debe a varias causas como:

  • Baja exposición al sol.
  • Alimentos no enriquecidos.
  • Contaminación y cremas de protección solar ultravioleta para el cuerpo, que reducen la síntesis de la vitamina a través de la piel.

En el caso de las mujeres, se pueden añadir otros aspectos de carácter biológico, como la etapa después de la menopausia. El doctor Esteban Jódar Gimeno, jefe de servicio de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos explica que "las mujeres postmenopáusicas suelen tener carencias de vitamina D de base, pero además si no toman el sol lo suficiente por miedo a problemas cutáneos, sus niveles de vitamina D son bajos. Además, con el paso de los años su producción de esta vitamina es menos eficiente".

Precisamente en ellas se enfoca un ensayo clínico que estudia los métodos de suplementación de vitamina D. Te contamos en qué consiste, así como otros datos interesantes.

Vitamina D: qué es y consecuencias de su déficit

Se trata de una vitamina liposoluble que ayuda a la formación correcta de los huesos y de los dientes, así como a su mantenimiento mineral. La doctora Iris de Luna Boquera, especialista de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, añade que "la vitamina D también regula los niveles de calcio y modula el sistema inmunológico".

Entre los riesgos que pueden aparecer por el déficit de la vitamina D, están:

  • Osteoporosis, que incrementa el riesgo de sufrir una fractura.
  • Osteomalacia, que es una enfermedad en adultos cuyos síntomas son dolor osteomuscular y debilidad muscular.
  • Infecciones.
  • Problemas metabólicos.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades oncológicas.
  • Bajo nivel de calcio y fósforo en la sangre, en casos de mayor gravedad.

¿En qué consiste el ensayo clínico?

Se trata de un estudio en el que se analizan tres métodos de suplementación de vitamina D en mujeres con un perfil determinado. "Buscamos mujeres que hayan pasado la menopausia para encontrar el método más efectivo de administrarles la vitamina D", señala nuestro doctor, puntualizando las características de la candidata:

  • Postmenopausia
  • Sobrepeso o exceso de peso
  • No practica ejercicio físico al aire libre con regularidad
  • No se expone al sol
  • No se suplementa en la actualidad
  • Déficit de vitamina D, que se validará con un análisis de sangre

Representación de molécula del calcitriol, forma activa de vitamina D3Representación de molécula del calcitriol, forma activa de vitamina D3

En detalle, nuestro doctor nos explica que la participante "se introducirá en uno de los tres grupos con distinta pauta de administración de vitamina D y se suplementará la dieta durante un año". Además, nos destaca que en este ensayo clínico no se utilizan placebos, sino que todas las mujeres candidatas toman el fármaco activo.

El objetivo es conseguir los niveles adecuados de vitamina D, que es recomendable que se mantengan entre 30 y 70 ng/ml (nanogramos/mililitros). "Niveles por debajo de 20 ng/ml son indicativos de insuficiencia y por debajo de 10 ng/ml de deficiencia", concluye doctora Iris de Luna.

Si estás interesada en participar en este ensayo clínico de forma gratuita, puedes formalizar tu solicitud llamando al 914 521 999 o acudiendo al servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, preguntando por el ensayo clínico de vitamina D.

Etiquetas