La celebración del Día de San Valentín puede ser para algunos un auténtico quebradero de cabeza. Planificar el regalo, organizar una cena o una escapada romántica, aprovechar los mejores descuentos… Todas esas situaciones suponen un estrés adicional, pero merece la pena porque el amor nos rejuvenece y mejora nuestra salud… o eso nos parece a nosotros. Pero ¿es cierto? ¿existen evidencias o explicación científica a estas sensaciones y al aumento de autoestima que sentimos?

Realmente, cuando estamos enamorados en nuestro cuerpo tienen lugar reacciones químicas que nos hacen sentir felices, nuestro ritmo cardíaco se acelera y nos encontramos en una burbuja de bienestar. Biológicamente hablando, hay cinco cambios en el aspecto y en la salud del corazón que podemos destacar y de los que nos habla Rafael Florenciano Sánchez, especialista en Cardiología del Hospital Quirónsalud Torrevieja. Él nos ha mostrado todos los detalles sobre los beneficios de enamorarse.

El amor activa las hormonas de la felicidad

Nos sentimos más entusiasmados y activos durante el enamoramiento. E incluso nuestros ojos revelan que estamos enamorados porque sus pupilas se dilatan y, además, nuestras palpitaciones aumentan.

Todos estos cambios se originan por nuestras hormonas:

  • Serotonina
  • Endorfinas
  • Dopamina

Estas sustancias influyen en nuestro estado de ánimo y, mientras estamos enamorados, se elevan hasta hacernos sentir de forma similar a ciertas sensaciones percibidas los efectos de algunas drogas. De hecho, el estado hormonal puede llegar a ser similar al de una enfermedad mental, según algunos estudios científicos.

El amor mejora la saludEl amor mejora la salud

Una piel más brillante y con menos arrugas

La serotonina, las endorfinas y la dopamina no son las únicas hormonas alteradas por el amor. Los estrógenos también aumentan en esta etapa de enamoramiento, y mejoran nuestra piel consiguiendo que sea más firme, elástica y brillante.

Por eso, cuando estamos enamorados, nos sentimos más atractivos. Porque realmente lo somos. La explicación científica está en que los estrógenos contienen colágeno, elastina y ácido hialurónico, que ayudan a la hidratación de la piel y nos proporcionan un aspecto sano y joven. De hecho, se pueden llagar a notar otros beneficios adicionales como una curación más rápida de las heridas y una reducción de las arrugas.

Un pelo más sedoso durante el enamoramiento

Además de beneficiar a nuestra piel, las alteraciones hormonales producen mejoras en otras partes de nuestro cuerpo. En concreto, el pelo y las uñas crecen con más resistencia. Esto también se debe a que los estrógenos producen una hidratación adicional en estas zonas y refuerzan las defensas naturales.

Una vida sexual activa equivale a ejercicios de cardio

Si además de estar enamorados somos sexualmente activos, el corazón también obtiene beneficios. La tensión arterial y las pulsaciones se incrementan durante la relación sexual, alcanzando su máximo diez segundos antes del orgasmo. Y, después, todo vuelve a la normalidad. "Estos cambios se producen igualmente en hombres y en mujeres, y son muy parecidos a los que ocurren cuando practicamos deporte, por lo que podemos asumir que con la actividad sexual hacemos ejercicio", nos explica nuestro cardiólogo.

Recientes estudios han comparado el sexo con subir las escaleras o andar. El doctor Florenciano añade que "el esfuerzo en personas mayores o con una actividad física limitada puede ser mayor. De hecho, la frecuencia cardiaca puede elevarse hasta 130 lpm y la tensión arterial sistólica subir a 170 mmHg".

El sexo mejora la salud cardiovascular

"En personas sanas la actividad sexual no supone un riesgo apreciable y puede favorecer a su salud cardiovascular", nos indica nuestro doctor.

Aun así, en ciertos casos es aconsejable acudir a un especialista para que estudie la salud cardiovascular del paciente. Como dato a tener en cuenta, durante el sexo existe una mayor probabilidad de que los hombres de más de 50 años sufran un infarto. Pero esto no quiere decir, como es natural, que el sexo esté contraindicado a partir de esa edad. Sin embargo, y por precaución, nuestro especialista en Cardiología recomienda contar con el diagnóstico de los profesionales en estos casos y en pacientes con algún problema del corazón.

Etiquetas