¿Por qué no aprovechar esta temporada de esquí durante las vacaciones de invierno? Es una buena oportunidad para iniciarse, o continuar, en la práctica de este deporte, o de snowboard, otro de los populares hobbies en la nieve. Todo no va a ser descansar y comer, ¡también hay que acelerar un poco las pulsaciones!

Lesiones frecuentes en esquí y snowboard

Nadie desea que ocurra, pero hay ocasiones en las que un error en la pista de esquí hace que terminemos lesionándonos, con frecuencia sufriendo un esguince en las articulaciones.

La ubicación de la lesión puede variar según la disciplina deportiva que hayamos elegido. Acerca de ello, el doctor Fernando Jordá Gisbert, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud Torrevieja, nos indica que "mientras que en el esquí alpino las lesiones suelen centrarse en rodillas por giros bruscos, en la práctica del snow, las lesiones más frecuentes son en muñecas y antebrazo".

Esquí en familiaEsquí en familiaEstas son las lesiones más comunes en estos deportes:

  • Daños en el menisco
  • Lesiones en ligamentos
  • Fracturas
  • En menor medida, la dislocación o luxación de rodilla, que es la más severa, y que precisa atención urgente

¿Cómo actuar ante una caída en la nieve?

  1. Revisa que estás bien, y palpa las zonas doloridas. Nuestro especialista nos advierte que "puede suceder que una contusión en el momento del accidente no presente síntomas y sea al poco tiempo cuando comenzamos a presentar las limitaciones".
  2. ¿Puedes levantarte por ti mismo? Acude a la zona de urgencias habilitada en la pista de esquí para una valoración médica.
  3. ¿No puedes moverte o la caída ha sido peor? Espera a que te socorran y te lleven a una zona de atención sanitaria.

Cabe añadir que, en el caso de que la rodilla se vea afectada, lo recomendable es, después de un primer chequeo, acudir a urgencias para descartar daños de gravedad, y obtener un diagnóstico de la lesión.

El motivo de ello nos lo explica el doctor Vicente Carratalá Baixauli, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud Valencia: "la aparición de un derrame en las horas posteriores de sufrir una caída, un golpe o una luxación en la rodilla, puede dificultar el correcto diagnóstico por parte de los facultativos".

¿Cómo prevenir las lesiones?

Afortunadamente, como apoyo para evitar estos infortunios podemos seguir unas claves antes de la práctica deportiva, y también durante la misma.

Evita el cansancio en esquí o snowboard

Si estás agotado, extrema las precauciones porque es el momento en el que más percances pueden ocurrir. Al respecto, el doctor Carratalá nos advierte que "la mayoría de las lesiones se producen al final de la jornada, cuando el cansancio hace disminuir la atención y presentamos una mayor fatiga muscular".

Por eso, es aconsejable relajar los músculos y las articulaciones, de vez en cuando. Y, si ves que estás cansado, no hace falta que apures la jornada deportiva hasta el final: más vale descansar a tiempo que estropear el resto de las vacaciones.

Prepárate y aprende la técnica antes de esquiar

A menudo, disfrutamos de estos deportes de invierno de manera improvisada, alquilamos unas botas y unos esquís o una tabla, ¡y vamos a la aventura! Pero la realidad es que es preferible estar en forma y conocer la técnica. De hecho, esto último podría prevenir 7 de cada 10 lesiones que ocurren esquiando.

El doctor Jordá añade que "en general es recomendable iniciar ejercicios unas semanas antes de ir a practicarlo, combinando flexibilidad y tonificación muscular", sobre todo en:

  • zona lumbar
  • zona abdominal
  • cintura pélvica
  • extremidades inferiores: piernas, pie

Precauciones generales con la nieve

  • No esquíes con condiciones meteorológicas complicadas
  • Transita únicamente por pistas señalizadas y seguras
  • Ponte el casco para prevenir daños craneoencefálicos

Lesiones de menisco y su tratamiento quirúrgico

El doctor Pedro Luis Ripoll de los Cobos, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Quirónsalud Murcia, nos comenta que "los meniscos tienen una enorme facilidad para lesionarse y curiosamente muy poca para repararse".

En los jóvenes se calcula que un tercio de los daños en el menisco se asocia a la práctica deportiva. Es más, este tipo de lesiones y roturas en el tejido del menisco se relaciona con un movimiento similar al que se ejecuta en esquí, que consiste en cargar y girar con la rodilla semiflexionada.

Hasta hace unos años este tejido no se consideraba fundamental en el funcionamiento de la articulación, y, por lo tanto, el procedimiento seguido era extirparlo. Esto podía conllevar que los jóvenes desarrollasen artrosis por esta extracción, o meniscectomía, que es un problema que se trata de impedir dentro de las posibilidades de cada persona.

En la actualidad, la situación ha cambiado debido al mayor conocimiento sobre su estructura y su relación con la articulación. El tratamiento quirúrgico únicamente se plantea en estos casos:

  • Jóvenes cuya sutura del menisco no es posible debido a su deterioro o a que no hay un buen pronóstico en la localización de la rotura.
  • Personas de edad avanzada que presentan dolor y bloqueo de la articulación.

Uno de los procedimientos de abordaje quirúrgicos más recientes se lleva a cabo mediante un artroscopio que se introduce en la rodilla, lo que permite una mejoría en los resultados y una recuperación temprana de la persona intervenida. No obstante, nuestro doctor nos señala que "los resultados dependerán en mayor medida del tejido meniscal que hayamos podido conservar".

Como conclusión, ten en cuenta los consejos médicos y también las recomendaciones de la pista de esquí para disfrutar de una escapada a la nieve.

Etiquetas