No toda la violencia se ejerce mediante la fuerza física, sino que también existen otras formas de maltrato a través de las palabras, los silencios, las relaciones sexuales, el dinero... Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el 25 de noviembre, queremos dar visibilidad a este problema, y a sus múltiples facetas, que afecta a mujeres de todo el mundo.

La psicóloga Elena de Iracheta Ruíz, del Hospital Ruber InternacionalEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos recalca que "es importante remover conciencias y educar en la igualdad desde niños; es en nuestros hogares, en colegios e institutos donde tenemos la obligación de inculcar, día a día, los valores en igualdad".

La violencia contra las mujeres

Este problema va más allá de los golpes, tal y como nos explica nuestra psicóloga: "habitualmente se asocia la violencia de género con agresiones físicas, sin embargo, la violencia contra la mujer adopta distintas formas y expresiones, que también son violencia de género".

La violencia contra la mujer queda definida como "todo acto de violencia de género, basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer", según se recoge en la declaración de la ONUEste enlace se abrirá en una ventana nueva de 1993, en la que también se citan las amenazas, la coacción o la pérdida arbitraria de la libertad, ya sea en el ámbito privado o público.

Pese a los años que han pasado, las cifras continúan siendo nefastas en la actualidad, según los datos publicados en la delegación del Gobierno contra la violencia de géneroEste enlace se abrirá en una ventana nueva:

  • 41 mujeres han sido asesinadas en lo que llevamos de año.
  • 23 niños se han quedado huérfanos por esta violencia de género.
  • 34.576 denuncias recibidas del 1 de abril al 30 de junio.
  • 63.437 llamadas recibidas al 016 hasta el 30 de septiembre, registrando además un aumento en los meses de abril a junio, cuando transcurría el confinamiento, en comparación con el año pasado.

Tipos de violencia de género

Cómo se manifiesta la violencia de géneroCómo se manifiesta la violencia de género

Entonces, ¿qué actos violentos pueden observarse, aparte de las agresiones físicas? ¿con qué finalidades se usan? Respondemos a estas preguntas para que dejemos de identificar la violencia de género únicamente con el maltrato físico.

Violencia psicológica de control o emocional

Es habitual relacionar la violencia de género con algo físico y visible, como los golpes, y esto hace que la sociedad no tenga en cuenta el maltrato a nivel mental. La terrible consecuencia de ello es que "muchas mujeres que sufren violencia de control o emocional no se perciben como víctimas de la violencia de género, a pesar del grave deterioro de su salud y bienestar y los problemas de aislamiento social que padecen", como señala nuestra psicóloga.

Dentro de la violencia psicológica se distinguen dos tipos:

  • De control. Como su nombre indica, consiste en vigilar cada aspecto de la vida de la mujer y además alejarla de su entorno social, por ejemplo, amistades, familiares... Así, el agresor trata de aumentar el grado de dependencia de su pareja y reforzar la superioridad que ejerce sobre ella.
  • Emocional. Son conductas intencionadas y continuadas que menoscaban la integridad corporal y emocional de la pareja, además de su dignidad, causándole sufrimiento y desvalorización. A través de esta violencia psicológica, el agresor intenta imponer una serie de reglas que limitan la libertad de la mujer agredida, quien a su vez se siente la causante de esta actitud agresiva del hombre.

Lamentablemente, este tipo de violencia también está presente en la adolescencia, localizando casos a partir de los 16 años. En concreto, 1 de cada 4 mujeres con esa edad o mayores han sufrido esta violencia psicológica de control por parte de su pareja masculina, ya sea actual o anterior, durante su vida, lo que representa a casi 5 millones de españolas, según los datos de la macroencuesta de violencia contra la mujer.

Otras violencias contra la mujer

  • La violencia económica, en la que el agresor quita los recursos que necesita la mujer para su bienestar y el de los hijos. Esto se hace de manera intencionada y sin una razón que lo justifique.
  • La violencia sexual, en la que el agresor obliga a la pareja a mantener sexo sin que lo haya consentido, usa comentarios obscenos, ejerce la fuerza y no escucha los deseos de la mujer.
  • La violencia física, que se refiere a cualquier acto en el que se usa la fuerza de manera premeditada, causando contusiones, daños corporales o enfermedades, por ejemplo, empujarla, tirarle del cabello, intentar asfixiarla…

En cualquier caso, se trata de violencia y afecta a la vida de la persona afectada. Ante estas actitudes, es importante denunciar al agresor, apoyándose en los números de teléfono de información 016 o de emergencias 112, o incluso consultando con el personal sanitario, si se acude al centro hospitalario. Aunque estemos en época de pandemia sanitaria, la violencia no puede esperar.

Nuestra psicóloga concluye que "desde la Unidad de la Mujer, queremos mostrar nuestro rechazo a cualquier tipo de violencia contra la mujer, de la multitud de tipos de violencia que en la actualidad ejercen contra las mujeres en nuestro país".

Etiquetas