Durante las fiestas de Navidad, no paramos de hablar. Las llamadas a la familia, que este año serán más numerosas debido a las restricciones por la Covid-19, los brindis virtuales con los amigos, los villancicos con los pequeños de la casa… todo ello puede hacer que acabemos roncos o con alteraciones de la voz como la disfonía, e incluso que lleguemos a quedarnos afónicos, si no seguimos una correcta higiene vocal.

A esto se suma que el uso de la mascarilla, imprescindible para evitar los contagios por el SARS-CoV-2, puede provocar un sobreesfuerzo de la voz, puesto que, en algunos casos, requiere alzarla más de lo habitual. De hecho, esto último se ha observado en los educadores, quienes utilizan la voz durante toda su jornada laboral.

¿Quieres evitar quedarte ronco estas fiestas navideñas? Te damos las recomendaciones para prevenirlo.

La importancia de la voz

En ocasiones nos despreocupamos de la higiene vocal, y se nos olvida que la voz actúa como tarjeta de presentación reflejando aspectos tan personales como:

No te quedes sin voz en NavidadesNo te quedes sin voz en Navidades

  • el sexo
  • la edad
  • cómo nos sentimos
  • cómo es la personalidad
  • cuál es el estilo de vida

Existen determinadas situaciones o hábitos que pueden provocar cambios en la voz, y esto es algo que todavía se desconoce. Por eso, nuestros especialistas en Otorrinolaringología de los hospitales Quirónsalud Campo de GibraltarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Quirónsalud MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos piden concienciarnos con su cuidado, así como consultar pronto los problemas que puedan surgir.

Consecuencias de los trastornos de la voz

Lamentablemente, las alteraciones de la voz, como la disfonía, pueden llegar a afectar psicológicamente. Al respecto, el doctor Juan Carlos Casado Morente, jefe de servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y especialista del Hospital Quirónsalud Campo de GibraltarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "pueden ser el desencadenante de importantes desequilibrios emocionales, como la depresión, la angustia y el aislamiento social".

En el peor de los casos, es posible que incluso influya en la calidad de vida, tal y como nos señala nuestro especialista, "con frecuencia, la gravedad y su impacto se refleja en limitaciones sociales y personales: bajas laborales, inhibición durante la conversación, evitación de determinados ambientes, etcétera".

La disfonía es un trastorno de la voz muy común que, cuando se agrava, puede derivar en la pérdida total de la voz, lo que se llama afonía. Por eso, es importante evitar llegar a esta situación más severa, nuestro especialista nos recomienda "pedir ayuda a los profesionales implicados en su rehabilitación, bien sea directamente al otorrinolaringólogo o bien al logopeda, quien a su vez le remitirá al especialista con el fin de definir la situación clínica y las necesidades de tratamiento".

La pérdida de voz y la mascarilla, ¿relacionados?

El uso de la mascarilla ha hecho que aumenten los casos de disfonía entre los profesores. La razón de ello es, como señala la doctora María Soledad Angulo, responsable de Logopedia de los hospitales Quirónsalud MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Quirónsalud Campo de GibraltarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, "el esfuerzo que realizan por comunicarse con sus alumnos tratando de contrarrestar el inconveniente de tener la cara oculta por la mascarilla de protección".

Lo cierto es que la mascarilla puede causar otros efectos, como la sequedad en los ojos y un mayor esfuerzo al hablar. Nuestra doctora nos apunta que "las mascarillas limitan la expresión y la gesticulación, por lo que las profesionales que deben dirigirse a un público o colectivo suelen forzar su voz para que puedan recibir el mensaje sin restricciones".

Además, la importancia de mantener la distancia social puede provocar que se hable con una mayor intensidad y volumen.

Como consecuencia de ello, al final del día se pueden presentar estas molestias:

  • Dolor
  • Carraspeos
  • Fatiga
  • Picor
  • Otras señales que reflejan la irritación de la laringe y el excesivo esfuerzo de los pliegues vocales.

¿Cómo cuidar la voz?

Si no quieres quedarte sin voz, sigue estas sencillas pautas:

  1. No grites. Puede ser complicado de aplicar cuando te embarga la emoción de las fiestas, pero hay que intentar no alzar la voz y cantar los villancicos a un volumen normal.
  2. Evita carraspear constantemente o aclararte la garganta.
  3. No fuerces la voz si te encuentras en un ambiente con demasiado ruido. Si estás en casa, baja el volumen de la música, así no tendrás que levantar la voz para hacerte oír.
  4. Usa técnicas de relajación en los momentos de estrés, ansiedad y nerviosismo.
  5. Duerme entre 7 y 8 horas cada día. Aunque sea difícil cumplir con el descanso durante todas la Navidades, trata de descansar en la medida de lo posible.
  6. Evita el consumo de bebidas alcohólicas, café y determinados medicamentos. Tampoco fumes, ya que esto causa una falta de hidratación en los pliegues vocales.
  7. Hidrátate con agua, es recomendable beber entre uno y dos litros diarios.
  8. Contacta con el especialista si la pérdida de voz se prolonga durante más de dos semanas.

Por otra parte, nuestra logopeda nos añade 3 recomendaciones más, dirigidas a las personas que tienen que hablar continuamente con la mascarilla:

  • Realiza inhalaciones con vapor.
  • Consume infusiones con orégano y erísimo, que es la hierba del cantor, que ayuda a calmar y relajar la laringe.
  • No consumas alimentos ácidos, miel, café, té ni bebidas alcohólicas.

Tratamientos para la pérdida de la voz

Puede tratarse mediante fármacos, cirugía o rehabilitación.

  • El tratamiento médico necesita incorporar las pautas de higiene vocal y de reposo. En este sentido, nuestro especialista nos detalla que "más que la voz susurrada, que resulta demasiado fatigosa, aconsejamos la voz de murmullo, también denominada voz de pasillo de hotel, que es una voz suave, grave y muy poco intensa que se debe utilizar con una articulación lenta y precisa". Igualmente, es necesario descansar la voz durante un periodo inferior a 8 días, ya que a partir de ahí puede producirse una atrofia muscular.
  • El tratamiento quirúrgico se conoce como fonomicrocirugía y hace referencia a varios procedimientos dirigidos a corregir la calidad de la voz. Para ello, se utiliza un microscopio quirúrgico e instrumentos especiales que permiten actuar sobre las cuerdas vocales, accediendo directamente a ellas mediante el laringoscopio, que es un tubo rígido.
  • La terapia de rehabilitación o logopédica incluye el tratamiento de higiene vocal, de los síntomas y de los factores fisiológicos y psicológicos.
Etiquetas