Aunque es cierto que es muy característico, el ahogo o la dificultad para respirar no son los únicos síntomas que nos pueden hacer sospechar que padecemos asma; también la tos repetitiva o los pitidos o ruidos en el pecho que se producen al salir el aire a través de unos bronquios estrechados por la inflamación.

Cómo detectar el asma

El doctor José María Echave-Sustaeta María-Tomé, jefe del servicio de Neumología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo y Hospital La Luz, nos explica que "para descubrir si una persona padece asma debemos preguntarle si tiene dificultad para respirar, pero también si nota los denominados pitos en el pecho, si ha tosido de forma prolongada especialmente por las noches, si ha percibido un cambio en la respiración, aumentando la dificultad en contacto con animales, plantas, al oler tabaco o en su trabajo, o si ha tenido dificultad respiratoria al realizar ejercicio moderado o intenso".

Paciente con síntomas de asmaPaciente con síntomas de asma

También puede hacer sospechar que una persona padece asma si ha padecido resfriados que han durado más de diez días y que se le han bajado al pecho provocando pitos o si, "en alguna ocasión, ha utilizado algún medicamento inhalado y ha sentido un alivio de los síntomas", tal como nos detalla el doctor Echave, quien, aprovechando el Día Mundial del Asma, añade que si el paciente está bien diagnosticado los tratamientos actuales son muy efectivos.

La rutina que debe seguir una persona con asma

La doctora Lorena Comeche, jefa asociada del servicio de Neumología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos recuerda que el paciente asmático debe seguir las siguientes pautas:

  • no abandonar el tratamiento recomendado por si médico
  • conocer la técnica de inhalación de su dispositivo
  • no olvidar las revisiones periódicas con su médico de familia, neumólogo o alergólogo,
  • no fumar nunca ni permitir que se fume en su presencia
  • evitar el sedentario

Respecto al último punto, la doctora añade que "el ejercicio físico habitual ayuda a los enfermos de asma a controlar la enfermedad. Eso sí, cuando realice deporte debe recordar llevar siempre consigo la medicación de rescate y realizar actividad física solo si tiene el asma controlado".

Recomendaciones para tener el asma bajo control

En líneas generales, existen una serie de consejos que ayudan a controlar el asma, como son:

  • mantener un buen control de peso, ya que las personas con sobrepeso u obesidad tienen mayor tendencia a sufrirla
  • no olvidar la vacunación antigripal anual
  • en el caso de ser alérgico, evitar el contacto a las sustancias a las que se es sensible y mantener la casa libre de polvo
  • reducir la exposición los días de máxima contaminación ambiental
  • sobre todo, conocer bien la medicación y seguir las pautas de actuación ante una crisis que le haya dado su médico

Para profundizar más en el tema del asma, el Hospital Universitario Quirónsalud ha organizdo una Escuela de Pacientes de Asma.

Etiquetas