Se denomina cáncer de colon cuando se forman células malignas o cancerígenas en los tejidos del colon, que se ubica en el intestino grueso, al final del aparato digestivo. La principal función del colon consiste en extraer los nutrientes de los alimentos y eliminar aquello que el cuerpo no necesita.

Los tratamientos del cáncer de colon y su pronóstico dependen principalmente de la fase en que se encuentra la enfermedad. En esta línea, el doctor Blas Flor Lorente, jefe de servicio de Cirugía Oncológica del Hospital Quirónsalud ValenciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos apunta que "en los tumores localizados, la supervivencia se encuentra por encima del 90% a los 5 años. Sin embargo, en aquellos tumores que infiltran más allá del colon o tienen afectación linfática, la supervivencia baja hasta el 50-75%". Por eso, la detección precoz es vital.

Te ofrecemos toda la información del cáncer de colon: los síntomas, los estadios, los factores de riesgo y los tratamientos.

¿Cuándo debo sospechar que tengo cáncer de colon?

  1. Si notas cualquier alteración del hábito intestinal que persiste en el tiempo.
  2. Si observas sangre en el ano o en las heces.
  3. Si sientes una permanente molestia en el abdomen, como calambres, gases o dolor.
  4. Si sientes un vaciamiento incompleto en el momento de la defecación.
  5. Si te sientes débil o cansado.
  6. Si pierdes peso sin que exista una razón para ello.

Ante estos síntomas, nuestro doctor nos aconseja que acudir al médico, quien puede recomendar la realización de las técnicas que permiten detectar el cáncer de color, como la colonoscopia o la prueba de la sangre en las heces, entre otras.

¿Cómo evolucionan los tumores de colon?

Las etapas del cáncer de colon son:

Cáncer de colon, en primer planoVista del tumor en el interior del colon

  • Fase 0, también denominada carcinoma in situ. Las células malignas se localizan en la mucosa, concretamente en la zona más superficial, sin llegar a traspasarla. Tampoco afectan a los ganglios linfáticos, a través de los cuales el cáncer se podría diseminar a otras zonas del cuerpo.
  • Fase 1. El tumor se encuentra en la pared del colon o el recto sin atravesar la capa del músculo. Tampoco se ha extendido a los ganglios linfáticos.
  • Fase 2. El tumor se extiende a todas las capas de la pared del colon o recto y, en algunos casos, también a los órganos más próximos. En esta segunda etapa no se detecta una afectación en los ganglios linfáticos.
  • Fase 3. El tumor alcanza a los ganglios linfáticos.
  • Fase 4. El cáncer llega a los órganos menos próximos, como pueden ser el hígado, el pulmón o los huesos.

¿Hacia qué órganos puede extenderse?

Cuando esto sucede se llama metástasis de cáncer de colon. Sobre esto, nuestro oncólogo nos describe que "las células de cáncer colorrectal pueden separarse del tumor original y trasladarse por el torrente sanguíneo o el sistema linfático a otras partes del organismo", que pueden ser:

  • El hígado
  • Los pulmones
  • El cerebro
  • También puede esparcirse a otros órganos como la piel y los huesos

¿Qué aumenta el riesgo de cáncer de colon?

Existen una serie de factores de riesgo, que van desde la genética hasta los hábitos:

  • Antecedentes de este cáncer en la familia, en concreto en el padre, los hermanos o los hijos.
  • Antecedentes de cáncer de colon, de recto o de ovario.
  • Antecedentes de pólipos colorrectales de 1 centímetro, o mayores, o en los que se han observado células anormales.
  • Alteraciones heredadas en determinados genes. Sobre esto, nuestro doctor especifica que uno de los factores de riesgo es "presentar cambios heredados en ciertos genes que aumentan el riesgo de poliposis adenomatosa familiar (PAF) o síndrome de Lynch (cáncer de colon sin poliposis hereditario)".
  • Antecedentes de colitis ulcerosa crónica o de la enfermedad de Crohn, que son dos enfermedades intestinales, y que además se padecen durante 8 años o más.
  • La edad avanzada.
  • El consumo diario de tres o más bebidas alcohólicas.
  • El tabaquismo.
  • La obesidad.

Terapias para el cáncer de colon

Según el estadio en que se encuentra los procedimientos más realizados son:

Cirugía en la etapa 0

El cáncer no se ha extendido por fuera de la mucosa del colon, por lo que en la mayoría de los casos únicamente es necesario una intervención quirúrgica que permita eliminar el tumor. Existen varias técnicas para realizar la cirugía, como la laparoscopia.

Colectomía parcial en las fases 1 y 2

Consiste en extraer la parte del colon afectada por el tumor, además de los ganglios linfáticos próximos a él. Nuestro oncólogo nos matiza que "la colectomía parcial es el tratamiento convencional en los cánceres de colon en etapa I, que han crecido más profundamente pero no se han propagado fuera de la pared del colon en sí ni hacia los ganglios linfáticos adyacentes". En general, no se requiere administrar otra terapia adicional a la cirugía.

Igualmente, este procedimiento quirúrgico puede ser suficiente para tratar gran parte de los cánceres en fase II sin necesidad de administrar la quimioterapia, siempre y cuando nuestro especialista no recomiende lo contrario en casos de alto riesgo de que regrese el cáncer.

Colectomía parcial y quimioterapia en fase 3

Cuando el cáncer afecta a los ganglios linfáticos, pero no a otras zonas del cuerpo, en general se realiza una intervención para extirpar la zona del colon afectada y los ganglios linfáticos próximos a este, y después se aplica la quimioterapia. Nuestro oncólogo añade que "la radioterapia, la quimioterapia, o ambas en conjunto pueden ser opciones para las personas que no están lo suficientemente saludables como para someterse a cirugía".

Quimioterapia en fase 4

Es la principal terapia para el cáncer de colon en estadio 4, cuando se ha extendido a otros órganos y tejidos alejados del colon, tal como apunta nuestro doctor: "Si el cáncer se ha propagado demasiado como para tratar de curarlo con cirugía, la quimioterapia es el tratamiento principal".

No obstante, se puede incluir la cirugía cuando las áreas de propagación del cáncer, además de ser pequeñas y escasas, se sitúan en el hígado o en los pulmones, lo que facilita su extracción junto al tumor de colon. En este caso, la intervención quirúrgica puede favorecer el pronóstico del paciente.

En cambio, si las áreas de las metástasis son amplias o numerosas, no se pueden retirar mediante la cirugía y, en su lugar, se debe administrar la quimioterapia. Posteriormente, "si el tamaño de las metástasis se reduce, se puede tratar con una cirugía para eliminarlos", nos concluye nuestro doctor, quien recuerda que es importante contar con la valoración del equipo oncológico.

Etiquetas