Existen actualmente varias pruebas disponibles para la detección precoz del cáncer del colon, uno de los tumores malignos con más incidencia en España, llegando a ser el segundo más frecuente en mujeres, tras el de mama, y el tercero en hombres, por detrás de los de pulmón y próstata.

La mayoría de los pacientes se encuentra entre los 65 y 75 años cuando se les diagnostica el carcinoma colorrectal, concentrándose el mayor número de casos en los 70 años. Cuando existen ciertos factores genéticos que predisponen, también puede diagnosticarse este tumor en personas con edades comprendidas entre los 35 y los 40 años.

ColonoscopiaColonoscopia

La importancia de la detección precoz

El doctor Juan Carlos Meneu Díaz, Jefe de servicio de Cirugía general y del aparato digestivo del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, nos explica que "el diagnóstico precoz puede tener un enorme impacto en la supervivencia de los pacientes con un carcinoma colorrectal. La mortalidad del cáncer de colon se puede reducir mediante la detección precoz y las medidas de prevención del mismo, como es la polipectomía".

Al respecto, nuestro doctor nos proporciona algunas cifras: "En la actualidad, la supervivencia relativa a 5 años en etapas localizadas es del 90,5%, mientras que en aquellos con afectación locorregional es del 71,9%, siendo del 12,5% en los que presentan metástasis a distancia".

Afortunadamente, existen una serie de pruebas para la detección del tumor colorrectal con el objetivo de conseguir un diagnóstico temprano y, de esta forma, aplicar medidas preventivas en el paciente. Te contamos en qué consisten y con qué periodicidad se recomiendan.

Prueba de sangre oculta en heces

Este test de sangre oculta en heces, o TSOH, se utiliza como método de cribado en la detección del cáncer colorrectal. En concreto, consiste en examinar las deposiciones mediante un test químico.

Este método se puede utilizar como única prueba para detectar el carcinoma o también combinándolo con otros procedimientos. De esto puede depender cada cuánto tiempo nos recomienden su realización:

  • Una vez al año si va a ser el único método que utilicemos.
  • Cada tres años si se combina con la sigmoidoscopia flexible cada cinco años.
  • Si se combina con la realización de la colonoscopia en los pacientes con riesgo medio, no es aconsejable que se haga el test cada año. Eso sí, nuestro doctor nos explica que "cualquier resultado positivo, debe condicionar la realización de una colonoscopia".

Cabe señalar que este método de cribado presenta una desventaja, según nos indica nuestro especialista, y es que "no detecta las lesiones que no sangren, que sangren poco, o que lo hagan de forma intermitente". Además, existe otro inconveniente que nos detalla el doctor Meneu: "Siendo de carácter químico, el reactivo puede detectar la presencia del grupo "hemo" de carácter no humano, procedente de los alimentos ingeridos". Por estos motivos, suele aconsejarse examinar tres tomas fecales sucesivas, así como haber seguido una dieta estricta y optar por un químico con una sensibilidad superior al 70% y una especificidad de más del 90%.

Colonoscopia virtual o por TAC, una técnica de exploración

Es otro de los métodos de cribado disponibles hoy en día. Sobre esta herramienta, nuestro cirujano nos explica que "la colonoscopia virtual tiene la ventaja de no ser invasiva y no requerir sedación, el índice de complicaciones es muy bajo y, adicionalmente, puede ser más coste-eficiente que la colonoscopia óptica convencional".

En cuanto a la periodicidad, siguiendo las evidencias científicas, se aconseja cada cinco años.

Hay que tener en cuenta que, si se obtiene un resultado positivo, se recomienda al paciente la realización de una colonoscopia convencional. A esto hay que sumar que la sensibilidad de la colonoscopia virtual es del 0% en los pólipos de menos de 5 milímetros.

Pólipos del colonPólipos del colon

Colonoscopia óptica: exploración y polipectomía

Con esta técnica se puede hacer tanto la exploración total del colon como la extracción de pólipos durante una sesión. Por eso es considerada la más completa. Según nuestro especialista, "reduce la mortalidad del cáncer de colon en más del 50%. En cada incremento del 1% en la tasa de realización de colonoscopias de cribado, se reduce el riesgo de cáncer de colon un 3%".

Hay que añadir que, en la colonoscopia, la polipectomía se puede plantear cuando se trata de un pólipo de más de un centímetro. "En los pólipos diminutos (menores de 5 mm), se da la circunstancia de que resultan neoplásicos una minoría de ellos", añade el doctor Meneu.

¿Cuándo se recomienda la colonoscopia?

Teniendo en cuenta los antecedentes familiares, se establece un calendario para orientar sobre cuándo es recomendable realizar la primera colonoscopia en función del grado de parentesco y la edad a la que tuviera lugar el diagnóstico. Estas son las edades aconsejadas:

  • A los 40 años. Si tenemos un familiar de primer grado con cáncer de colon de cualquier edad; o 10 años antes de la edad a la que nuestro familiar fuera diagnosticado. Además, se aconseja repetirla cada cinco años en el caso de que resulte positiva.
  • A los 50 años. Si tenemos un familiar de primer grado diagnosticado de cáncer colorrectal a partir de los 60 años (o 10 años antes de su diagnóstico), y se recomienda repetir la colonoscopia en intervalos de 5 o 10 años si es positiva.
  • A los 50 años o 10 años antes de la edad del diagnóstico del familiar, si se trata un pariente de segundo grado al que se diagnosticó el cáncer de colon antes de los 50 años. En este caso la periodicidad de la prueba se recomienda cada 5 o 10 años, si resulta positiva.
  • A los 50 años o a la misma edad en la que se diagnosticó a nuestro familiar, en los casos de parientes de primer grado con un adenoma avanzado, es decir, mayor de un centímetro, de tipo velloso o tubulovelloso, o una displasia de alto grado. También conviene repetirla cada 5 o 10 años si es positiva.
Etiquetas