A raíz de los meses de confinamiento, los casos de bruxismo se han incrementado. No obstante, esta enfermedad es muy común en la población, siendo conocida por el rechinar de los dientes, provocar molestias cervicales y desgastar la dentadura. Aunque pueden parecer síntomas muy evidentes, en ocasiones la persona afectada no es consciente de ello.

Además, el bruxismo es una de las causas de la patología llamada ATM, o disfunción de la articulación temporomandibular, que comprende la musculatura y la articulación de la mandíbula.

Conoce más sobre la ATM y el bruxismo y cuándo acudir al especialista.

Causas de la disfunción de la articulación temporomandibular

El origen de esta patología puede deberse a varios factores, orgánicos, psicosociales y psicológicos, lo que puede complicar su diagnóstico.

Bruxismo y otros trastornos de la mandíbulaBruxismo y otros trastornos de la mandíbula

Detrás de la ATM, existen varias causas posibles, siendo el bruxismo la más común. Al respecto, el doctor Primitivo Pablo de la Quintana Beltrán, jefe de la Unidad integral Dental y Maxilofacial del Hospital Quirónsalud Campo de GibraltarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos destaca que "la causa más frecuente es el bruxismo nocturno, que consiste en rechinar o apretar con intensidad los dientes, relacionado con estados de ansiedad".

Esta patología puede tener otras causas como:

  • Problemas con las muelas del juicio
  • Ausencia de dientes
  • Apiñamiento de los dientes
  • Dormir con una postura inadecuada

¿Cómo detectar los trastornos de la mandíbula?

Los principales síntomas de una ATM son:

  • Al abrir la boca se producen chasquidos
  • Contracturas en la zona del cuello y en el lateral del rostro y de la cabeza
  • Bloqueos en la mandíbula, problemas para abrir la boca
  • Dolores de cabeza y de cuello más agudos al levantarse

Bruxismo y confinamiento

Los dolores de cabeza y el malestar alrededor de la mandíbula son algunos de los síntomas del bruxismo, cuya presencia se ha visto incrementada tras el confinamiento. De hecho, se ha detectado en la consulta un aumento de problemas musculares o articulares en la zona de la cara y del cuello.

BruxismoBruxismo

La razón de ello es, como nos explica nuestro especialista, que "desde luego, el confinamiento por la pandemia, y en consecuencia la ansiedad y la preocupación por esta situación, han provocado un aumento significativo de los casos de bruxismo".

¿Quién presenta estos problemas en la mandíbula?

Es complicado establecer un perfil único de la persona que padece un trastorno de la articulación temporomandibular, porque es una enfermedad que surge en ambos sexos y a cualquier edad, dependiendo del tipo de factor que lo ha ocasionado.

Cabe resaltar que sí que se observa una mayor tendencia de esta patología en el sexo femenino. Al respecto, la doctora Lourdes María Álvarez Holgado, especialista en Rehabilitación y Fisioterapia del mismo centro hospitalarioEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos detalla que "determinados estudios mantienen que es más frecuente en mujeres entre 20 y 40 años, siendo habitual la existencia de un historial de cefaleas crónicas y refractarias a tratamiento o dolores cervicales con múltiples visitas al fisioterapeuta".

En cuanto a la edad, tanto los jóvenes como las personas de avanzada edad pueden presentar estos trastornos al mover la mandíbula, pero los factores que los motivan pueden ser diferentes. Según apunta el doctor De la Quintana, "en personas mayores, la causa suele ser dental, como la ausencia de piezas, mientras que, en personas jóvenes, la causa suele ser bruxismo, muelas del juicio y apiñamiento".

¿Cuándo y dónde tratar el dolor de mandíbula?

Es importante contactar con un especialista si las molestias son repetitivas y continuas, es decir, cuando se convierte en un dolor crónico. Así nos lo aconseja nuestra doctora en Rehabilitación y Fisioterapia, "aquellas personas con cefaleas frecuentes o dolor cervical repetido deben sopesar la posibilidad de esta patología y consultar con unidades específicas donde se puede encontrar la solución a su problema".

Por último, nuestra doctora nos señala que "se considera la causa más frecuente de dolor orofacial crónico de causa no dental, así como la segunda causa de dolor musculoesquelético más común después del dolor crónico de espalda".

Etiquetas