¿Buscas un deporte divertido para practicar con la familia, y que no sea fútbol? Te proponemos el baloncesto, que, además de cumplir con esas características, te ayuda a practicar ejercicio físico, algo que a su vez aporta múltiples beneficios a la salud.

Pero lo mejor de todo es que ¡es muy divertido! Así que incluso los más pequeños se sentirán atraídos por los tiros a canasta. De hecho, el doctor Julián Cremallet Elipe, jefe del servicio de Urgencias Generales y Pediátricas del Hospital Quirónsalud ZaragozaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, subraya que "el baloncesto combina perfectamente el ejercicio físico, el mental y el juego".

Baloncesto: un deporte para la familiaBaloncesto: un deporte para la familia

Eso sí, si estás pensando en poner en práctica este deporte, recuerda lo importante que es aplicar las medidas preventivas frente a la Covid-19, ya que los deportes de equipo conllevan un contacto físico entre los jugadores. Por eso, es aconsejable que uses mascarilla y no compartas las toallas, las botellas u otros objetos personales cuando juegues con personas que no pertenezcan a tu grupo de convivencia.

Te contamos cómo el baloncesto puede ser beneficioso para tu salud y te damos los consejos para protegerte de las lesiones relacionadas con este deporte.

¿Cuáles son los beneficios del baloncesto?

El baloncesto combina diversión y ejercicio físico, así podemos mantenernos activos de una manera lúdica, lo que es una buena opción para afrontar la rutina y beneficiarnos de sus propiedades a nivel mental y físico.

Nuestro doctor nos apunta que "comenzando a una edad adecuada y con un buen entrenador que siga los pasos adecuados, los beneficios físicos que se producen son bastante llamativos". En concreto, nuestro especialista nos destaca estos 8 beneficios:

Los beneficios del baloncestoLos beneficios del baloncesto

  1. Mejora la coordinación.
  2. Incrementa la resistencia.
  3. Desarrolla capacidades como la agilidad, las habilidades locomotrices y los reflejos.
  4. Aumenta la concentración.
  5. Beneficia el sistema cardiovascular.
  6. Aumenta la resistencia de los músculos.
  7. Mejora la toma de decisiones, puesto que durante el partido debemos actuar en ese mismo momento, de forma rápida, y esto puede llegar a trasladarse fuera de la pista cuando nos encontramos en situaciones problemáticas que es necesario resolver rápidamente.
  8. Potencia valores. Al tratarse de un deporte de equipo, ayuda a un buen desarrollo personal y social. De hecho, el baloncesto fomenta el compañerismo, el respeto, la solidaridad y el trabajo en equipo, entre otros valores.

Nuestro especialista concluye que "todos estos beneficios físicos, emocionales y que aportan valor a la sociedad es lo que nos lleva a contribuir en la promoción de esta práctica deportiva".

¿Cuáles son las lesiones frecuentes?

Lamentablemente, el baloncesto, como cualquier otro deporte, puede implicar que nos lesionemos. En este caso, son habituales los esguinces localizados en los miembros de la parte inferior del cuerpo, sobre todo en el tobillo; también suelen ocurrir en la rodilla y en la cadera, aunque esta última con menos frecuencia.

El doctor David Sáez Martínez, jefe asociado de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Universitario Fundación Jiménez DíazEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "esto se debe principalmente a que tanto la articulación de la rodilla como la del tobillo son las que reciben mayor cantidad de impactos y las que están sometidas a mayor cantidad de estrés mecánico durante la actividad física realizada cuando jugamos al baloncesto: saltar, cambiar de dirección, acelerar o frenar".

Igualmente, jugar al baloncesto puede acarrear lesiones en la muñeca y en los dedos de la mano, ubicados en la parte superior del cuerpo, debido a los traumatismos causados por el balón u otros jugadores.

Afortunadamente, no existen mayores complicaciones y, en general, se curan en unas semanas o meses, como es el caso de los esguinces en los dedos o en el tobillo.

Pautas para prevenir las lesiones de baloncestoPautas para prevenir las lesiones de baloncesto

Otras lesiones frecuentes son

  • Contusiones y golpes en el cuerpo.
  • Lesiones causadas por un calzado inadecuado.
  • Problemas debidos a un mal calentamiento o a un inadecuado estiramiento.
  • Lesiones producidas por elementos externos, como puede ser el lugar en el que se juega.

Pautas para evitar lesiones en baloncesto

Podemos aplicar una serie de consejos que nos ayudarán a prevenir las lesiones mientras jugamos a este deporte:

  • Potenciar la musculatura de las zonas del cuerpo en las que se sitúan las articulaciones más implicadas en el juego, en especial las rodillas.
  • Calentar: Antes de ponernos a jugar, el doctor Sáez nos recomienda "realizar pequeños saltos, movimientos leves y suaves de las extremidades, y carreras a ritmo ligero durante tres o cuatro minutos".
  • Estirar. Cuando acaba el partido, ¡estiramos! "La clave está en mover de forma suave y continua los músculos, comenzando por el cuello y terminando por los tobillos", nos aconseja nuestro especialista, quien añade que "hay que poner especial atención en los músculos que hayamos usado más: los de los hombros y los de las piernas".
  • Hidratarse. Es muy importante beber agua antes, durante y después del partido, si quieres prevenir las lesiones. Nuestro doctor nos aclara que "muchos ignoran que algunas lesiones musculares y de los tendones vienen causadas por la deshidratación". Así que no nos olvidemos de beber dos litros de agua cada día.
  • Equiparse bien: Es fundamental elegir zapatillas deportivas adecuadas con un buen agarre a la superficie, que además sean anatómicas y de nuestra talla. También es recomendable utilizar protecciones en rodillas, codos y tobillos, ya que, como nos comenta nuestro doctor, "nos evitarán abrasiones, heridas y otras lesiones".

Por último, nuestro doctor nos señala que "la prevención pasa por una correcta preparación física y por un entrenamiento específico que nos permitan mejorar la técnica y no realizar movimientos que puedan comprometer las zonas más sensibles".


Etiquetas