Una pérdida de audición puede repercutir en el desarrollo del lenguaje y del habla. Por ello, detectar cualquier problema auditivo a una edad temprana es muy importante, sobre todo si se trata de una sordera grave o definitiva.

A través de una detección precoz, el paciente puede obtener un diagnóstico y conocer qué tratamientos están disponibles para su caso en concreto. Uno de los procedimientos para tratar la sordera es el implante coclear, un dispositivo que hace las funciones de parte dañada del oído interno.

Con motivo del Día Internacional del Implante Coclear, profundizamos en esta herramienta, en su cirugía y en los avances que se han introducido.

Dibujo de implante coclearDibujo de implante coclear

Implante coclear: qué es y cómo funciona

Se trata de un dispositivo electrónico que se introduce en el oído del paciente a través de una intervención quirúrgica de máximo dos horas. Es importante entender que no se trata de una curación propiamente dicha, es decir, el implante coclear no hace que se vuelva a oír, pero sí hace posible que las personas sordas puedan comunicarse ya que consigue que su cerebro reciba y procese los sonidos y el lenguaje.

En cuanto a la intervención, el doctor Rafael Ruiz-Rico Ruiz-Morón, jefe del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Málaga, nos da más detalles del procedimiento: "Consiste en la introducción de un electrodo en el oído interno (cóclea o caracol) que estimula directamente las fibras del nervio auditivo. Un micrófono externo, similar a un audífono convencional, recoge las señales sonoras externas como palabras, música, etc., y las envía a este electrodo implantado, logrando así que personas con sordera profunda consigan oír".

Binauralidad, avance en el tratamiento de la sordera

Al principio el implante coclear solo se aplicaba en un oído. Pero, en la actualidad, se ha descubierto que es más beneficioso aplicarlo en los dos oídos. Esta nueva técnica se conoce como binauralidad.

Se puede realizar de dos formas:

  • Simultánea, las dos implantaciones al mismo tiempo
  • Secuencial, que consiste en realizar las implantaciones con un margen de tiempo entre ambas. Es aconsejable que este tiempo sea lo más breve posible para conseguir una mejor evolución del paciente. Sobre todo, si se trata de una sordera originada por una meningitis, ya que "la evolución natural del proceso suele ser hacia el bloqueo completo de la cóclea, lo que imposibilitaría colocar un segundo implante coclear pasado un tiempo", según añade nuestro otorrino.

Entre los beneficios de esta doble implantación, el doctor Ruiz-Rico nos señala que "mejora y ofrece rapidez en la adquisición del lenguaje. La binauralidad ayuda en la buena orientación de la fuente sonora (más fisiológico) y en ambientes ruidosos mejora mucho la discriminación de las palabras".

Requisitos para el implante coclear

Hay que tener en cuenta que no todos los pacientes pueden optar a la implantación de este dispositivo. Aunque la edad no suele ser un impedimento, sí es necesario que se cumplan estas condiciones:

  • Sordera definitiva o grave y casi definitiva
  • Los audífonos no le ayudan

Mujer con implante coclearMujer con implante coclear

Detección precoz, una prioridad en la sordera infantil

La sordera puede suponer una limitación para el correcto aprendizaje del lenguaje en la infancia. Por eso, es fundamental detectar cualquier problema de audición de forma temprana. En este sentido, en el Hospital Quirónsalud Málaga se ha puesto en marcha un Programa de Detección Precoz de la Sordera o screening auditivo, que consiste en realizar una prueba auditiva a los bebés. Se trata de una detección simple e indolora que permite diagnosticar cualquier tipo de sordera durante la primera semana de vida del recién nacido.

También hay que tener en cuenta que el mecanismo de puesta en marcha y estimulación de las áreas cerebrales del lenguaje se produce precisamente a través de las señales auditivas, cuando llegan al cerebro los sonidos de las palabras. A partir de ahí se empiezan a identificar los objetos y las personas, se comienzan a repetir sílabas, más tarde palabras y, finalmente, se forman oraciones completas. Pero todo este proceso tiene lugar durante los primeros años de vida, cuando el cerebro tiene mayor plasticidad. Esta empieza a perderse pasados los dos años, y después de los cinco será realmente complicado que el menor alcance un lenguaje normal.

El doctor Ruiz-Rico, por su parte, hace hincapié en que "corregir la sordera profunda es especialmente importante en los niños que nacen sordos o que se quedan sordos durante los primeros años de vida, ya que sin una adecuada audición será difícil el desarrollo de un efectivo grado de lenguaje".

Etiquetas