El ronquido es un sonido profundo, fuerte y molesto que nos llega a despertar en mitad de la noche o nos impide conciliar la siesta. El hecho de roncar afecta a mayor número de hombres que de mujeres, especialmente entre los 50 y 60 años, con aproximadamente 55% de casos masculinos, y el 40% entre los 30 y 40 años. En un menor porcentaje, pero también presente, alrededor del 10-12% de los niños también ronca.

En algunos casos, roncar es totalmente normal y no implica ningún problema añadido; en otros es necesario su diagnóstico porque está relacionado con otras complicaciones, como la apnea del sueño, que provoca pausas de respiración durante el descanso.

¿Cómo podemos distinguirlo? ¿por qué motivos roncamos? ¿existen diferentes tipos de ronquidos? Y, lo que es más importante, ¿cuándo debemos preocuparnos? Respondemos a todas las preguntas y profundizamos en este molesto sonido que, con frecuencia, mantiene en vilo a toda la familia.

RoncarRoncar¿Qué es el ronquido y cómo se produce?

La doctora Lorena Comeche Casanova, jefa asociada en Neumología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos explica que "el ronquido es el sonido rudo que se origina cuando se produce una obstrucción parcial de la respiración mientras se duerme".

Normalmente, esta obstrucción se origina en la parte posterior de la boca y de la nariz, que incluye el principio de la lengua, el paladar blando, la úvula y la faringe. Cuando esto sucede, el paladar blando y la úvula producen una vibración que genera el sonido característico del ronquido.

Tipos de los ronquidos

En concreto, en función de sus características, se clasifican en:

  • Esporádico. Es el ronquido que se produce en ocasiones concretas, por ejemplo, después de beber alcohol o por un catarro en la nariz.
  • Habitual, es decir, la persona ronca siempre.
  • Postural. El ronquido puede estar relacionado con una postura determinada, como boca arriba, que es lo más frecuente, o aparecer en cualquier posición.
  • Aislado o ronquido simple. No conlleva otros perjuicios en la salud, pero puede convertirse en una auténtica molestia en casa, impidiendo el descanso de la familia, en este caso se define como ronquido social.
  • Relacionado con otras situaciones, como la apnea del sueño.

Causas de los ronquidos

Estos son los motivos que están relacionados con roncar:

  • Bebidas alcohólicas o fármacos, ya que pueden favorecer un bajo tono de la musculatura de la garganta o de la lengua.
  • El sobrepeso, ya que suele conllevar acúmulos grasos en el cuello o las amígdalas
  • Vegetaciones, o adenoides, muy grandes que son desarrollos excesivos de los tejidos de la garganta
  • Longitud del paladar. Un paladar blando y una úvula muy extensas hacen que sea más reducida la zona de la faringe que comunica con la cavidad bucal y nasal.
  • Problema en la respiración nasal. Si la nariz presenta una obstrucción en sus cavidades, implica que la persona necesite un mayor esfuerzo para respirar por la nariz. Nuestra neumóloga nos explica que "esto crea una presión negativa, o vacío, en la faringe que favorece su cierre".
  • Anatomía, como un cuello con poca longitud.
  • Hereditario. Es habitual que haya roncadores en una misma familia.

Medidas para no roncarMedidas para no roncar

10 consejos para no roncar

En el caso de que nuestro ronquido no esté relacionado con otros problemas, estas pautas generales pueden ayudarnos a prevenirlo:

  1. Mantenernos activos físicamente
  2. Eliminar el exceso de peso
  3. No beber alcohol a partir del final de la tarde
  4. Evitar cenas copiosas
  5. Cenar un par de horas antes de irnos a la cama
  6. No tomar tranquilizantes ni antihistamínicos durante la noche
  7. Adoptar una postura de lado en lugar de boca arriba o decúbito supino
  8. Mejorar la respiración por la nariz
  9. No fumar porque el tabaco congestiona la faringe y la nariz, lo que beneficia el ronquido
  10. Mantener elevado el cabecero

Roncar: diagnóstico y tratamiento

Nuestra neumóloga nos aconseja que "el primer paso ante un roncador consiste en descartar que está asociado a una apnea del sueño". Para ello, es necesario acudir a consulta con el especialista de Neumología para que valore la situación personal del paciente y de su pareja. Adicionalmente es posible que se recomiende la realización de un estudio del sueño, en el que se registra un conjunto de señales mientras descansa.

Cabe tener en cuenta que el origen del ronquido puede residir en la anatomía de la persona, por lo tanto, en esta situación es recomendable acudir a un especialista de Otorrinolaringología o Cirugía Maxilofacial, quien nos indicará las medidas a adoptar, que pueden ser diferentes a las generales.

Dispositivo para evitar el ronquido

Es uno de los tratamientos disponibles que consiste en una férula oral, conocida como dispositivo de avance mandibular o DAM. Mediante el uso de este aparato, la mandíbula, la lengua y el paladar blando se adelantan, de manera que las vías respiratorias permanecen abiertas y, en consecuencia, no se produce la vibración relacionada con el ronquido.

Además de esta técnica, hay otras disponibles, cuyo uso estará indicado por los especialistas, quienes valoran las características de cada persona.

Etiquetas