Los alimentos crudos y los alimentos preparados deben mantener las distancias. Esta recomendación ocupa los primeros puestos de la higiene alimentaria. Es tan importante como lavarse las manos. Y no es para menos, porque consumir un alimento contaminado puede provocar diarreas y otras enfermedades.

Desde la Organización Mundial de la Salud advierten que "los alimentos crudos pueden contener microorganismos peligrosos que pueden transferirse a otros alimentos durante la preparación y conservación de los mismos". Por eso, si nos despistamos y dejamos que entren en contacto alimentos crudos, o sus líquidos, con aquellos que están preparados, nos arriesgamos a que se produzca una contaminación cruzada o transferencia de microorganismos de los primeros a los segundos.

¿Cómo se previene este riesgo para la salud? ¿Cómo se consigue cumplir esta medida en bares y restaurantes? ¿Existe alguna forma de advertir si se sigue esta recomendación? Desde Quirónprevención nos comentan que "podemos observar en la parte visible al consumidor, como el mostrador, si siguen unas mínimas condiciones". Te contamos cuáles son en este artículo.

Manipular y conservar alimentosManipular y conservar alimentos

Prevención durante la manipulación de alimentos

En la cocina, o detrás de la barra, es necesario que los alimentos crudos y sus jugos estén apartados de los alimentos que ya se han cocinado. Para conseguirlo, se recomienda seguir estas pautas:

  • colocar los alimentos crudos apartados de los que ya están preparados
  • no reutilizar los utensilios entre unos y otros sin haberlos limpiado previamente
  • mantener limpias las superficies que han estado en contacto con los alimentos. En este sentido, desde QuirónprevenciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva puntualizan que "si preparan algún bocadillo o plato en la barra mostrador, nunca se utilizarán los mismos utensilios ni tablas para cortar y manipular alimentos crudos y cocinados"
  • en los locales pet-friendly, es decir, que admiten la entrada de animales, se debe limitar su acceso a los espacios donde se manipulan los alimentos

Cómo exponer alimentos preparados en el mostrador

Vemos las filas de pinchos, señalamos el que queremos y ¡a comer! Así de fácil, pero ¿qué condiciones deben cumplir para estar expuestos con seguridad? Nuestros técnicos de prevención nos aclaran que "los alimentos crudos estarán en vitrinas diferentes a los cocinados o listos para comer sin tratamiento térmico, como charcutería o encurtidos".

Cuidado con otros contaminantes

En bares y restaurantes también contribuye a proteger los alimentos con las siguientes medidas:

  • mantener la basura en un contenedor cerrado
  • el uso de mosquiteras, sistema para extraer el aire y dispositivos ahuyentadores ayudan a evitar las plagas
  • utilizar materias primas, entre ellas el agua, que sean seguras porque también sufren contaminaciones químicas y bacterianas
  • seguir pautas básicas como lavar y retirar la piel
  • revisar que los alimentos estén aptos para su consumo: sin moho, en buen estado y sin sobrepasar la fecha de caducidad. Desde Quirónprevención añaden que "se pueden formar sustancias químicas tóxicas en alimentos dañados y mohosos".

Estas pautas que se siguen en bares y restaurantes también son aplicables en casa. Así que podemos tomar nota de ellas y adaptarlas en la medida de lo posible cuando cocinamos nuestros platos, así como en su conservación y, finalmente, ¡cuando los degustamos!

Etiquetas