Después del confinamiento, con una nula exposición al sol, te animamos a mimar tu piel para el verano, y reforzarla, incorporando la sopa fría de zanahoria, naranjas y jengibre en tu dieta.

Los especialistas de Endocrinología, diabetes y nutrición del Complejo hospitalario Ruber Juan BravoEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos describen este plato como "una sopa fría llena de nutrientes, que nos ayuda a cuidar la piel, tan castigada en esta época del año". Esto se debe a que contiene betacarotenos y vitamina C, que son excelentes para el organismo.

Además, la receta está complementada con un toque de jengibre en polvo que, aunque todavía no es muy utilizado en la cocina española, tiene otras propiedades beneficiosas para la salud. ¿Quieres saber más de esta bebida tan fresquita como nutritiva? Te contamos cómo prepararla y sus propiedades nutricionales.

Sopa fría de zanahoria, naranja y jengibreSopa fría de zanahoria, naranja y jengibre

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 1 manojo de zanahorias
  • 2 naranjas
  • 2 puerros
  • 1 cucharada pequeña de jengibre en polvo
  • Caldo de verduras
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

¿Cómo preparar esta sopa de zanahoria y naranja?

  1. Pela y trocea las zanahorias y los puerros.
  2. Rehoga los trozos con un poco de aceite de oliva virgen extra.
  3. Cocínalos hasta que adquieren un aspecto dorado.
  4. Vierte un poco de caldo de verduras.
  5. Espera a que hierva para que la zanahoria se ablande.
  6. Prepara el jugo con las dos naranjas, mientras esperas.
  7. Añade el zumo recién exprimido y la corteza.
  8. Bate todo hasta darle homogeneidad a la mezcla.
  9. Echa una cucharada pequeña de aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y la cucharadita de jengibre en polvo.
  10. Bate de nuevo y, cuando esté todo bien mezclado, ¡a la nevera!
  11. Deja que se enfríe, así puedes disfrutar de esta sopa bien fresquita.

¿Qué vitaminas contiene?

Esta sopa de verano destaca por su contenido en:

Carotenos de la zanahoria

La zanahoria es un alimento muy rico en betacarotenos, que son una fuente importante de vitamina A. De hecho, cuando el cuerpo lo requiere, los carotenos se transforman en esta vitamina.

Los beneficios de consumir alimentos con carotenos son:

  • Prevención de los problemas con la vista.
  • Cuidado de las mucosas.
  • Poder antioxidante.
  • Protección y fortalecimiento de la piel frente a los rayos del sol.

Los betacarotenos también están presentes en otras frutas de color anaranjado, como los melocotones y los albaricoques.

Vitamina C de la naranja

Esta vitamina es muy conocida porque ayuda a aliviar los efectos de los catarros, de los resfriados y de la gripe, así como a prevenir estas enfermedades, gracias a su acción fortalecedora del sistema inmune. Además, es un antioxidante natural y favorece:

  • La formación de colágeno.
  • La producción de glóbulos rojos.
  • La salud de los dientes y de los huesos.
  • A asimilar el hierro de otros alimentos.

Sabías que el jengibre…

Es una planta todavía poco utilizada en la cocina española, pese a que su sabor, un poco picante, combina tanto con dulce como con salado o ácido. Los especialistas de Endocrinología del Centro Médico Quirónsalud Tres CantosEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos comentan que "el jengibre destaca como estimulante gastrointestinal, tónico y expectorante, y es una muybuena fuente de potasio, vitamina C, magnesio, cobre y manganeso".

Para que te animes a incluirla en esta sopa fría y en otras bebidas, te contamos sus propiedades nutricionales:

  • El jengibre contiene magnesio y zinc, que ayudan a la circulación de la sangre.
  • Sirve de ayuda para aliviar la retención de líquidos, debido a que el jengibre es diurético, favorece la aceleración del metabolismo y tiene efecto antiinflamatorio.
  • Favorece la prevención de afecciones cardiovasculares.
  • Ayuda a prevenir la gripe y los resfriados, ya que actúa como expectorante, antitusivo y antiinflamatorio. Tomado como infusión, ayuda a calmar la tos fuerte y la afonía, y a controlar la mucosidad bronquial.
  • Facilita la digestión, aliviando los efectos de cólicos, diarreas, gases…
  • Ayuda a disminuir náuseas y vómitos.
  • Refuerza el sistema inmune.

Esta sopa fría puede ser una opción saludable entre comidas y puede ayudarte a sobrellevar mejor estos días de calor.

¡Atención! Si eres diabético, estás embarazada o en lactancia o padeces algún problema cardíaco o hepático, consulta con nuestro especialista antes de consumir jengibre, ya que puede interactuar con determinados fármacos.

Etiquetas