Existen varias cirugías plásticas disponibles para la zona del rostro que consiguen facciones más atractivas, así como su rejuvenecimiento. Entre los tratamientos faciales, hay uno conocido como lifting facial que devuelve la firmeza y la elasticidad de la piel, obteniendo un aspecto más joven.

Lifting facialLifting facial

En concreto, mediante esta cirugía estética se tensan los músculos de la cara y la piel se adapta de nuevo por encima de estos. Si quieres saber más datos sobre esta técnica, aquí te explicamos todos los detalles.

La cirugía del lifting facial

Consulta previa a la intervención

Antes de la intervención quirúrgica, es necesario acudir a una consulta previa en la que nuestros cirujanos comprueban la estructura ósea del rostro y evalúan la piel y la cara de cada persona. También se valora la salud general de los pacientes y se plantean los procedimientos disponibles que se adaptan a cada caso concreto.

Además, esta primera toma de contacto permite resolver dudas con el especialista y se mostrarán unas pautas a seguir antes de la intervención.

Datos generales del lifting facial

Esta técnica tiene las siguientes características:

  • Duración de tres a cinco horas.
  • Utilización de anestesia general.
  • Recomendable una a dos noches de ingreso en el centro hospitalario.
  • Ubicación de las incisiones. Esto puede variar en cada paciente ya que se valora su estructura facial y el procedimiento empleado por nuestros especialistas.

La cirugía paso a paso

En líneas generales, se realizan estos pasos:

  • Incisiones. Aunque pueden variar, normalmente siguen la línea que, de forma natural, se sitúa delante de las orejas, y continúan por detrás del lóbulo hasta la parte posterior del cabello.
  • Apartar la piel. Esta se separa de la musculatura subyacente y de la grasa.
  • Tensar los músculos y la piel.
  • Eliminación de piel. En último lugar, se extrae el tejido que sobra.

Postoperatorio: efectos y resultados

Tras la realización del lifting facial, el paciente puede sentir algunas molestias que se alivian con analgesia. Eso sí, es necesario seguir las recomendaciones de nuestros especialistas tanto antes de la operación como después para minimizar los riesgos posibles.

Algunas de los efectos que pueden notarse son:

  • Cara y cuello inflamados
  • Hematomas y cardenales
  • Sensación de tirantez
  • Otras reacciones debidas a la anestesia
  • Los fumadores tienen una mayor probabilidad de presentar dificultades de cicatrización
  • Cicatrices. Se pueden percibir mínimamente durante las primeras semanas, pero se disimulan de forma sencilla con el cabello

Resultado del lifting facialResultado del lifting facial

Resultados inmediatos

La recuperación se produce poco a poco y se estima que necesita en torno a 10 o 15 días. Habitualmente los pacientes recuperan su rutina y regresan al puesto de trabajo tres semanas después de la operación.

El nuevo aspecto es visible desde el primer momento, pero se recomienda esperar un tiempo para comprobar el resultado final de forma definitiva. El rostro parece más joven durante varios años, ya que los resultados son duraderos y son valorados positivamente por los pacientes.

¿A quién se recomienda el lifting facial?

Es beneficioso para las personas que desean un aspecto rejuvenecido y, así, borrar las incómodas huellas del paso del tiempo. La mayoría de los pacientes tiene entre 40 y 60 años, aunque las personas de 70 a 80 años también pueden tratarse con esta técnica.

En los únicos casos en los que no está recomendado es en personas con estas características:

  • Fumador
  • Problemas de coagulación
  • Enfermedades sistémicas
  • Enfermedades autoinmunes
  • Problemas cardiacos
  • Estados infecciosos
Etiquetas