Si bien ambos procesos están orientados a preservar los óvulos a muy baja temperatura con el fin de poder utilizarlos en un futuro, ambos presentan diferencias importantes en sus procedimientos, que posteriormente afectan a la calidad del material biológico y, por tanto, a su potencial uso.

Diferencias entre congelación y vitrificación de óvulos

Durante el proceso de congelación la temperatura baja lentamente, lo que en ocasiones puede ser perjudicial para las células, debido a que el agua que estas contienen puede formar cristalitos de hielo. Sin embargo, en el caso de la vitrificación este descenso de temperatura se hace muy rápidamente, alcanzando los -196º de forma casi inmediata. De esta manera las estructuras celulares se mantienen intactas y mantienen todas sus propiedades una vez desvitrificadas, lo que se traduce en unos mejores resultados en su posterior uso para ser fertilizados.

Diferencias entre vitrificación y congelación de óvulos

El descenso de fertilidad con la edad

La doctora Laura Sarabia Cos, especialista en biología de la Unidad de Reproducción Asistida del Hospital Quirónsalud Dexeus MurciaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos explica que "la dotación de ovocitos con la que nace una mujer va desapareciendo progresivamente. El problema no es solo que quedan menos, sino que su calidad empeora con los años. De hecho, con frecuencia se dan casos de mujeres de 40 años que han agotado la reserva de ovocitos capaces de dar lugar a un niño sano, ya que la edad conlleva alteraciones en el proceso de formación de los mismos, que a su vez originan alteraciones cromosómicas".

¿Cuál es el procedimiento para la mujer?

El proceso consiste en una estimulación ovárica durante la cual la paciente se aplica una medicación pinchada de 10 a 12 días, por lo que dura aproximadamente dos semanas y media. A lo largo de este tiempo se practican ecografías de control hasta que el tamaño folicular es el idóneo, y entonces se extraen los ovocitos en quirófano, con la paciente sedada.

Motivos para vitrificar los óvulos

  • Preservación de la fertilidad. Dado que la fertilidad de la mujer disminuye con la edad, cada vez son más las que prefieren conservar sus óvulos durante la juventud y así asegurarse contar con una reserva para el futuro.
  • Antes de un tratamiento oncológico. La quimio y la radioterapia pueden producir daños irreversibles en los óvulos, por lo que la vitrificación se convierte en una buena opción de almacenar los óvulos, que podrán ser utilizados una vez superada la enfermedad.
  • Razones ético-morales, al no desear la congelación embrionaria.
  • Mujeres con poca reserva ovárica.

¿Cuáles son las tasas de éxito?

Uno de los factores que más influyen en las tasas de éxito del tratamiento es la edad de la mujer. Lo ideal es hacerlo antes de los 35 años. En esos casos, la tasa de embarazo con ovocitos desvitrificados está entre un 45 y un 55%.

Etiquetas