El empleo del láser en la cirugía de hiperplasia benigna de próstata es uno de los métodos más empleados, ya que evita el procedimiento más agresivo que supone una operación abierta, con sus efectos secundarios, riesgos y complicaciones postoperatorias, pero preservando el éxito de la intervención.

El doctor Francois Peinado Ibarra, urólogo del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, nos explica que "Durante el proceso de aplicación del láser, mientras se elimina el tejido de la próstata agrandada se fotocoagulan los vasos sanguíneos, por lo que se eliminan casi por completo la posibilidad de sangrado, que es la mayor dificultad a la que nos enfrentamos los cirujanos".

Así ha cambiado la técnica láser con los años

Desde su aparición, hace más de 15 años, esta técnica ha evolucionado notablemente, pasando de sus iniciales 80 w de potencia a los 180w del último láser verde. Además, la aparición del nuevo láser Cyber Tulio y el láser de Holmio han supuesto un avance aún más significativo, especialmente en el tratamiento de las próstatas de gran tamaño

El sistema láser utiliza un láser de última generación y alta energía en unión de una fibra óptica.

Ventajas del láser en la cirugía de próstata

Láser en cirugía de próstataLáser en cirugía de próstata

  • Corta estancia hospitalaria: se puede administrar con ingreso hospitalario de 24 horas.
  • Sin riesgo de pérdidas de sangre, lo que lo hace idóneo para los pacientes con tratamientos anticoagulantes que, por tanto, presentan alto riesgo.
  • Alivio rápido de los síntomas.
  • Pronta recuperación del paciente, que puede retomar su vida normal en un corto periodo de tiempo.
  • Tiempo de sondaje vesical breve, generalmente menor de 24-48 horas.
  • Resultados duraderos
  • Sin aparición de incontinencia e impotencia.

Enucleación de próstata

Se trata de una técnica endoscópica que permite extraer grandes tamaños de próstata que son posteriormente extraídos mediante un aparato llamado morcelador, a diferencia de la vaporización que convierte el tejido prostático en agua. Este artefacto tiene como misión triturar los lóbulos prostáticos que se han dejado caer en la vejiga durante el proceso de la enucleación.

La principal ventaja de la enucleación es la de ser apta para operar próstatas de tamaño considerables, a diferencia de otros procedimientos que sí tienen un límite de tamaño. Por otro lado, la aplicación de esta técnica facilita la obtención de tejido prostático para su estudio anatomo-patológico.

Etiquetas