El coronavirus irrumpió poniendo patas arriba nuestro estilo de vida, nuestras rutinas, nuestros planes e incluso nuestras emociones; y ahora también debemos adaptarnos a otra normalidad. Estas situaciones que hemos vivido en tan solo unos meses podrían terminar repercutiendo en la salud mental. De hecho, se estima que, conforme se recupere la normalidad, podrían desarrollarse:

  • Trastornos por estrés postraumático
  • Trastornos depresivos
  • Miedo a salir de casa

La psicóloga Carmen Barceló Cabello, del Hospital Quirónsalud MálagaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos indica que "todos estos cambios han exigido, y exigen, de nosotros grandes esfuerzos de adaptación y, hasta que se consigue, muchos de nosotros presentamos sintomatología diversa, como depresión, estrés o ansiedad".

Te contamos qué efectos se han detectado en la salud mental y cómo afrontar la vuelta a la normalidad.

Confinamiento: cómo afecta a la salud mental

Durante el confinamiento, las consultas más frecuentes han sido:

Así afecta el confinamiento a la salud mentalAsí afecta el confinamiento a la salud mental

  • Insomnio o problemas con el descanso y mayor consumo de hipnóticos.
  • Cambios en la alimentación y en la actividad.
  • Sentimientos complejos como frustración, culpa, impotencia, soledad y tristeza.
  • Pensamiento anticipatorio.
  • Pérdida de concentración o falta de ánimo.
  • Duelo.

El psiquiatra José Ángel Alcalá Partera, jefe del servicio del Hospital Quirónsalud CórdobaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos señala que "dependiendo de la capacidad de adaptación de cada persona a las circunstancias, esto se ha equilibrado en algunos casos y en otros ha provocado síntomas ansioso depresivos".

Nuestro profesional también nos comenta el agravamiento de los trastornos de ansiedad, como otra consecuencia. Esto se debe a que han surgido comportamientos obsesivos e hipocondríacos, por miedo a contagiarse, y episodios psicóticos, por la Covid-19. Igualmente se ha incrementado la prescripción de psicofármacos, sobre todo en personas con enfermedades psiquiátricas anteriores.

Trastorno por estrés postraumático después del confinamiento

Es uno de los posibles trastornos que pueden originarse tras el confinamiento, a raíz de que algunas personas pueden percibir un riesgo para su vida o la de sus familiares, sin necesidad de haber enfermado realmente.

El psicólogo Ildefonso Muñoz Herrera, jefe del servicio de Psicología del Hospital Quirónsalud MarbellaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y especialista en Quirónsalud Campo de GibraltarEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos especifica que "el 7% de la población de Wuhan ha desarrollado un trastorno mental conocido como Trastorno por Estrés Postraumático; una cifra que en España se estima superior debido a nuestra cultura social".

Entre los síntomas frecuentes

  • Pesadillas.
  • Inquietud.
  • Irritabilidad.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Estado de alerta constante.
  • Aislamiento social.
  • Recuerdos repetitivos no voluntarios que causan angustia.
  • Conductas compulsivas, como abusar del alcohol o comer de manera descontrolada, que pueden desarrollarse además de las emociones anteriores.

Cabe destacar que estos síntomas más psicológicos pueden llegar a reflejarse en el cuerpo, lo que se conoce como somatización. Nuestro psicólogo nos describe que "debido al estado de alerta permanente, pueden aparecer dolores musculares, de cabeza, hipertensión arterial, problemas digestivos, dolores en el pecho, sensación de ahogo, mareos, cansancio…". Pero, cuando se realiza el diagnóstico en la consulta, nuestros especialistas comprueban que, en realidad, están provocados por la liberación prolongada y alta de adrenalina y corticoides.

7 pautas para volver a la normalidad

Después del estado de alarma, nos toca adaptarnos a la nueva situación. Francisco Manuel Lara Sarmiento, jefe del servicio de Psicología Clínica del Hospital Quirónsalud CórdobaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos detalla que " esta adaptación se producirá de manera más fácil en unas personas que en otras", y además nos propone estas 7 pautas:

  1. Controla el miedo. Nuestro psicólogo nos explica que "tenemos que trabajar para mantener bajo control los pensamientos negativos y alarmantes derivados del miedo". Así lograrás relajar los pensamientos procedentes de la confusión, el miedo o el nerviosismo. Ten en cuenta que la incertidumbre aumenta la ansiedad.
  2. Acepta las situaciones que no dependen de ti, no puedes hacer nada para cambiar su evolución. Nuestro psicólogo nos añade que "poseemos una capacidad innata para adaptarnos a situaciones nuevas y superar las dificultades emocionales que nos puedan surgir a lo largo de nuestra vida".
  3. Aprende de la experiencia que has vivido porque esto te ayuda a conocer tus puntos fuertes y tus puntos débiles frente a las situaciones de la vida cotidiana.
  4. Confía en ti y también en los demás para afrontar las situaciones adversas.
  5. Actúa con responsabilidad. Tal y como recomienda nuestro experto, "es preciso que actuemos con control, con responsabilidad, cuidándonos nosotros para también cuidar a los demás, y además debemos cuidarnos emocionalmente".
  6. Cuida tu cuerpo y tu mente realizando tareas que te mantengan activo. A esto hay que añadir otros factores beneficiosos para la salud mental, como una dieta sana, las actividades relajantes, una rutina adecuada por el día, y también y no menos importante, una dosificación y selección de la información relacionada con la Covid-19, ya que la sobreinformación es uno de los agravantes de este tipo de problemas mentales.
  7. Si padeces enfermedades emocionales previas, es importante su atención, puesto que esta situación excepcional incrementará los síntomas ansiosos y depresivos.

Por último, es fundamental solicitar una consulta con el especialista, ya sea presencial o telemática, en cuanto detectamos los primeros síntomas para obtener un diagnóstico. De este modo, es posible recibir un tratamiento adecuado para aliviar los síntomas.

Etiquetas