Las arritmias son alteraciones en el ritmo cardiaco que, dependiendo de los casos, tienen mayor o menor gravedad pudiendo llegar en situaciones extremas a provocar la muerte. Sin llegar a este punto, lo cierto es que los propios síntomas que suelen ocasionar, como palpitaciones, cansancio, latidos distintos, etc., afectan a la calidad de vida e impiden desarrollar las actividades diarias de forma natural.

Por todo ello, en la actualidad existe un continuo avance en su tratamiento con el fin de mejorar esta calidad de vida. Ejemplo de ello es el estudio electrofisiológico, un procedimiento sin cirugía que se realiza mediante cateterismo, y que se puede emplear para tratar tanto arritmias cardiacas simples como complejas. Los resultados obtenidos, en la mayor parte de los casos, permiten eliminar la medicación antiarrítmica para siempre.

Cabe añadir que, tal como nos advierte el doctor Julián Pérez-Villacastín Domínguez, especialista en Cardiología de los hospitales Quirónsalud Córdoba y Ruber Internacional, "el tratamiento para las arritmias mediante fármacos no siempre es efectivo y no está exento de efectos secundarios". Por eso, esta técnica supone una interesante terapia alternativa.

Estudio electrofisiológico, ¿en qué consiste?

Es una técnica de cateterismo que consigue una exploración interna avanzada de la actividad del corazón. En concreto, se introduce un catéter por la vena femoral, que se dirige hacia el corazón. Una vez allí, se observa dónde está el origen de la taquicardia y, seguidamente, se realiza la ablación de ese punto para que no vuelva a reproducirse.

CateterismoCateterismo

Se plantea el uso de esta técnica para estas arritmias cardiacas:

Características del tratamiento

  • No requiere cirugía
  • No necesita anestesia general, sino local
  • No precisa más de un día de hospitalización
  • No causa dolor

A quién se recomienda esta técnica y sus beneficios

En general, está indicada para personas adultas sin límite de edad con:

  • Fibrilación auricular. Se trata de la arritmia cardiaca con mayor presencia en la población, especialmente en edades avanzadas, y causa problemas de diferente gravedad. La mayor parte de los pacientes intervenidos con este tratamiento ya no necesitan seguir con los fármacos antiarrítmicos, y los resultados son permanentes.
  • Otras alteraciones menos frecuentes.Aquí se agrupan el flutter, las taquicardias paroxísticas y los síndromes de preexcitación, que son arritmias que se desarrollan en diferentes partes del corazón. Aunque no son tan frecuentes como la fibrilación auricular, sus efectos son también molestos, afectando en mayor medida a edades jóvenes.
    Lamentablemente, este tipo de arritmias llega a dificultar la práctica deportiva o incluso impide ejercer ciertas profesiones que requieren una alta capacidad física, como piloto, militar, bombero, policía… Por eso, el uso del procedimiento de estudio electrofisiológico supone un tratamiento alternativo con resultados positivos, que posibilita llevar una vida normal y elimina los impedimentos físicos derivados de las arritmias para desarrollar cualquier actividad laboral.
Etiquetas