El ictus es una lesión del cerebro provocada por una alteración repentina de la circulación de la sangre. Las consecuencias son muy graves, ocasionando incapacidad y, en el peor de los casos, fallecimiento.

Por tanto, la detección de los síntomas y el tiempo de respuesta son clave para su abordaje. De ello nos advierte el doctor Jaime Masjuan Vallejo, director científico de la Unidad de Ictus del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, quien aclara que "se trata de una emergencia médica. Es necesario que la persona que sospeche que está sufriendo un ictus se ponga lo antes posible en manos de un equipo especializado, debido a que el tiempo de reacción ante el primer síntoma es fundamental para disminuir las secuelas", entre ellas parálisis, problemas en la vista, trastornos en el lenguaje e insensibilidad.

Ataque de ictus, primeras señales de alerta

El doctor Rafael Arroyo González, jefe de Neurología del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo y del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, nos especifica que "uno de los síntomas principales es la pérdida de fuerza repentina en la cara, el brazo y la pierna de un lado del cuerpo".

Claves del ictusClaves del ictus

Además, se presentan otros indicios como:

  • Falta de sensibilidad, que nuestro neurólogo describe como "acorchamiento u hormigueo de la cara, brazo y pierna de un lado del cuerpo".
  • Es complicado expresarse o no entiende el lenguaje.
  • Trastornos de la vista.
  • No hay conciencia total.
  • No se mantiene el equilibrio, o se siente inestable, acompañado por los síntomas anteriores.
  • Se paraliza la cara.
  • Dolor de cabeza que aparece de repente, sin una causa concreta y con una intensidad a la que no estamos acostumbrados.

¡Atención a estos cambios para su detección precoz!

Así nos lo recomiendan nuestros especialistas en Neurología. El doctor Juan González Maestre, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, nos aconseja que "si el paciente tiene estos síntomas, y tras la sospecha de ictus, debe acudir rápidamente al hospital".

Por su parte, el doctor Jaime Vicente González-Valcárcel Manzano-Monis, neurólogo coordinador de la Unidad de Ictus del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, nos subraya que "cuando una arteria se obstruye se dispone de una ventana de unas cuatro horas y media para recanalizarla", añadiendo que "cada minuto cuenta en la fase aguda del ictus. Sabemos que, por cada 15 minutos que se adelante la primera intervención en caso de ictus, se disminuye en un 4% el riesgo de discapacidad y la mortalidad".

Ante estas situaciones de urgencia, en el caso del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa se procede a activar el Código Ictus, y los hospitales madrileños Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo, Universitario Quirónsalud Madrid, La Luz y Sur comparten la unidad especializada para una actuación coordinada.

Explicación de tipos de ictusExplicación de tipos de ictus

Tipos de ictus

Se clasifica en:

  • Ictus hemorrágico, que se produce por la rotura de una arteria, lo que provoca un sangrado o hemorragia en el cerebro. Su causa principal es la hipertensión arterial.
  • Ictus isquémico, está causado por un trombo que obstruye una arteria, lo que disminuye el flujo sanguíneo que llega al cerebro. Esto provoca disfunciones temporales o permanentes en una o varias áreas cerebrales. Sus causas pueden ser arteriosclerosis de las arterias o las embolias de origen cardiaco, sobre todo aquellas producidas por fibrilación auricular. Respecto a este tipo de ictus, nuestro neurólogo González Maestre nos indica que "durante su tratamiento en fase aguda se recanaliza la arteria obstruida por un trombo, y con ello se restaura el riego sanguíneo cerebral". De esta forma, y actuando con rapidez, se reducen los efectos adversos.

¿Se puede prevenir?

Día Mundial del IctusDía Mundial del Ictus

Se estima que cerca del 80% de los ataques de ictus podrían evitarse si se controlaran los factores de riesgo. Es cierto que alguno de ellos, como la edad, no es posible evitarlo, pero sí que hay otros en los que podemos poner de nuestra parte:

  • realizar actividad física frecuentemente
  • comer saludablemente
  • no fumar
  • no beber alcohol
  • control del colesterol, la presión arterial y el peso

Cabe añadir que, pese a que afecta en mayor medida a personas de edad avanzada, también se localizan casos más jóvenes.

Sea del tipo que sea, los síntomas del ictus se manifiestan de repente y, lamentablemente, sus consecuencias pueden ser graves. Por eso, el tiempo de reacción sigue siendo muy importante, así como los avances en las técnicas de su tratamiento y prevención.

Etiquetas