El miedo, la ansiedad y las dudas sobre el dolor que pueden provocar determinados procedimientos son frecuentes en los niños que acuden a un centro hospitalario. Con el fin de hacer esta experiencia menos traumática y más llevadera, en las urgencias pediátricas se está incorporando el uso de gafas de realidad virtual, que son dispositivos que proyectan imágenes agradables, por ejemplo, de animales, y son muy sencillas de colocar.

En realidad se trata de desviar la atención de los niños y mantener su mente alejada mientras se les hacen las pruebas necesarias o se aplican algunas técnicas en la consulta. En concreto, sus objetivos son:

  • Reducir el dolor en los procedimientos
  • Disminuir el miedo y la ansiedad

Mediante el uso de este dispositivo y otras medidas de tipo más personal, como la cercanía y la empatía, se consigue una mejor experiencia para los pequeños y sus familias. En opinión del doctor Gonzalo Pin Arboledas, jefe del servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Valencia, "así los niños no sufren sin necesidad, de manera que su recuerdo de la estancia en el hospital deja de ser doloroso; mejoramos su estado de ansiedad y, con ello, el de padres y familiares".

Usos de las gafas de realidad virtual

"Estos dispositivos se utilizan en función de cada niño de una manera personalizada en aquellas situaciones que exigen disminuir la ansiedad", nos explica nuestro especialista en Pediatría, quien, además, señala algunas de las pruebas en las que se pueden usar:

  • análisis de sangre
  • reducción de fracturas o luxaciones
  • otras actuaciones

Niño con gafas de realidad virtualNiño con gafas de realidad virtualBeneficios de esta tecnología para los niños

Con el uso de las gafas de realidad virtual se han observado estas ventajas:

  • Mayor rapidez. Se extraen las muestras en menos tiempo.
  • Menos anestésicos. Se utilizan menos fármacos anestésicos en los procedimientos que provocan dolor en el niño, como puede ser el ajuste de un hueso fracturado.
  • Efecto de amnesia retrógrada. El niño no lo recuerda como un momento traumático y, por tanto, en palabras de nuestro doctor, "favorece una predisposición positiva ante futuras visitas a un centro sanitario".

Pautas para no pasar miedo en urgencias pediátricas

Además del uso de dispositivos tecnológicos, como es el caso de las gafas de realidad virtual, existen otras actuaciones que permiten mejorar la experiencia de los niños en el centro hospitalario.

Entre los cambios que facilitan la estancia en urgencias pediátricas están:

  • Profesionales preparados para tratar con empatía a los niños y sus familias.
  • Comunicación e información del procedimiento para que sea comprendido por el paciente y sus padres.
  • Participación de familiares y pacientes.
  • Utilización de escalas del dolor y su anotación en la historia clínica para observar cómo evoluciona.
  • Mensajes positivos después de las intervenciones.

Nuestro pediatra añade que "diferentes estudios han demostrado que la implantación de estas técnicas disminuye el tiempo de estancia hospitalaria e incrementa la percepción de la calidad de la asistencia".

Etiquetas