Esta Navidad del 2020 nos toca cambiar nuestras costumbres y adaptarnos a las medidas para prevenir los contagios del coronavirus. Pero eso no va a impedir que disfrutemos de este periodo navideño como más nos gusta: comiendo ricas recetas navideñas y cuidando nuestro aspecto. Aunque algunos solo nos vean de manera virtual, seguro que queremos lucir una piel bonita y descansada. ¿Sabías que existen alimentos beneficiosos y otros que causan un efecto negativo, y más si tenemos ciertas enfermedades?

Te ayudamos a que escojas los mejores alimentos para el cuidado de tu piel.

La dieta mediterránea, también en Navidad

No van a ser las fiestas que recordábamos, pero seguro que, como es costumbre, nos excedemos comiendo un poco más, e incluso escojamos ciertos alimentos que no son la mejor opción para el aspecto de nuestra piel. En este sentido, nuestros dermatólogos de los hospitales Quirónsalud TenerifeEste enlace se abrirá en una ventana nueva y Quirónsalud Costa AdejeEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos advierten que "los excesos dietéticos pueden provocar consecuencias en la piel, sobre todo si se padecen determinadas enfermedades dermatológicas".

En Navidad, lo más adecuado es mantener la dieta mediterránea, que contiene verduras, aceite de oliva y pescados ricos en Omega 3. Nuestros especialistas nos animan a incluir estos alimentos en los menús navideños, ya que son beneficiosos para la salud cardiovascular y la piel.

Añade alimentos antioxidantes en tu menú navideño

¿Te imaginas que disfrutas de un rico plato estas fiestas y al mismo tiempo estás cuidando tu piel? Para conseguir este propósito, te puede resultar útil añadir los alimentos que contienen antioxidantes, porque son beneficiosos para la piel. Entre ellos, están:

Cuida tu piel en NavidadCuida tu piel en Navidad

  • Las frutas en general
  • Los arándanos y el resto de las bayas
  • Las verduras
  • El salmón
  • Los frutos secos, como, por ejemplo, la nuez

Una de sus ventajas es que son muy fáciles de incorporar en los platos navideños, por ejemplo:

Además, es preferible que consumas productos con grasas de origen vegetal en lugar de las grasas de origen animal, que normalmente se encuentran en los carbohidratos refinados. Cuando se excede el consumo de estos productos, puede dar lugar a un agravamiento de algunos problemas dermatológicos. Sobre esto, nuestros especialistas nos matizan que "debemos intentar evitar el consumo excesivo de carbohidratos refinados, ya que las grasas de origen animal y los alimentos procesados con alto índice glucémico se asocian con el envejecimiento celular cutáneo y pueden exacerbar enfermedades cutáneas como el acné".

Evita los excesos de estos alimentos

Al igual que hay alimentos relacionados con la época navideña que son muy saludables, hay otros que no lo son tanto. Por eso, es importante conocer cuáles son y evitar consumirlos en grandes cantidades, especialmente en el caso de las personas con tendencia al acné porque pueden sufrir brotes después de las fiestas navideñas.

En concreto, es aconsejable moderar la cantidad de estos alimentos:

  • La carne. Si se consume demasiada carne u otros alimentos altos en proteína, se produce un aumento de los radicales libres que llegan a la piel, lo que favorece su envejecimiento.
  • Las grasas saturadas. La psoriasis es una de las enfermedades que pueden agravarse con las dietas altas en grasas saturadas, así como con el consumo de bebidas alcohólicas. Nuestros especialistas nos añaden que "las personas con psoriasis presentan a nivel cardiovascular ciertas alteraciones que no se benefician de excesos en la dieta, ni en el consumo de alcohol y tabaco". Igualmente, el frío y el uso de calefacción durante el invierno pueden empeorarlo.
  • El alcohol. La ingesta excesiva de bebidas alcohólicas suma otro factor oxidativo del organismo, en general, y también en la piel, facilitando el envejecimiento celular de esta.
  • El azúcar. Es recomendable que las personas con tendencia al acné tengan cuidado con las dietas que contienen exceso de azúcares refinados, carbohidratos y derivados lácteos, puesto que esto puede afectarles.
  • El marisco, el jamón y el vino. Nuestros especialistas nos alertan que "determinados cuadros como la urticaria, el prurito cutáneo o el dermografismo pueden agravarse durante estas fiestas después de consumir alimentos que contienen histamina". Entre ellos encontramos alimentos muy típicos de los platos navideños: el marisco, los boquerones, el jamón serrano, el vino tinto, los quesos curados, las fresas, los mazapanes, los turrones y las especias... Por ese motivo, en estos casos, se recomienda limitar su consumo o estar prevenido ante una reacción cutánea o alérgica de otra índole.

Consejos navideños para el cuidado del pelo y de la piel

La Navidad no es solamente comer alimentos diferentes, también viene acompañada de una bajada de temperaturas, y esto también influye en la piel disminuyendo la producción de la grasa propia de esta, especialmente en la zona de las extremidades. Ante esta situación, es fundamental hidratar muy bien la piel, aplicando cremas todos los días después de bañarnos para que no aparezcan eczemas o picor.

También es habitual que nos maquillemos más de lo normal, e incluso que nos hagamos peinados diferentes.

En cuanto al maquillaje y los cosméticos, es importante que usemos los que son adecuados para nuestra piel, por ejemplo, en las pieles con acné se recomienda un maquillaje libre de grasa, mientras que en las pieles secas es preferible que tenga una textura rica. Igualmente, es aconsejable utilizar productos hipoalergénicos, especialmente en pieles reactivas, ya que algunos cosméticos, perfumes o bálsamos contienen componentes que pueden provocar respuestas alérgicas. A esto hay que añadir el efecto de la mascarilla en la piel, que es un elemento indispensable este año, así que debemos poner especial en su uso para evitar irritaciones.

En cuanto a los típicos peinados de las fiestas, quizá esta Navidad del 2020 los dejemos apartados, pero, en cualquier caso, nuestros especialistas nos indican que "el uso de peinados con excesiva tracción, como los moños muy tirantes, de forma continuada está relacionado con un incremento de la pérdida del pelo, sobre todo a nivel frontal".

En cualquier caso, además de sentirnos bien con nosotros mismos, es muy importante que estas navidades sigamos cuidando de nuestra salud y la de todos contra al SARS-CoV-2, manteniendo las medidas preventivas frente al coronavirus.

Etiquetas