¿Serías capaz de pasar del móvil, el ordenador y la Tablet estas Navidades, o, al menos, controlar el tiempo que usas estos dispositivos durante las fiestas? Este propósito, que parece tan fácil, puede resultar muy difícil de llevar a cabo.

Durante estas fechas, en las que se aglutinan días festivos, los típicos mensajes navideños en el WhatsApp y las bajas temperaturas, corremos el riesgo de gastar más horas delante de una pantalla que realizando otras actividades. Para ayudarte a evitarlo, te damos una serie de pautas para limitar su uso y te proponemos alternativas muy divertidas para llenar tu tiempo libre en familia, ¡y pasar del móvil!

¿Qué pasa si los jóvenes abusan del móvil?

Se estima que los jóvenes pasan alrededor de 5 horas al día delante de los dispositivos electrónicos. Este uso excesivo de las pantallas puede provocar efectos negativos en la salud de niños y adolescentes, como:

Reto de Navidad: ¡fuera móviles!Reto de Navidad: ¡fuera móviles!

Además, el doctor Manuel Ramón Baca Cots, jefe del servicio de PediatríaEste enlace se abrirá en una ventana nueva y de la Unidad del AdolescenteEste enlace se abrirá en una ventana nueva del Hospital Quirónsalud Málaga, subraya que "lo más importante es ser conscientes de que un mal uso de las tecnologías puede crear adicciones, y muchos jóvenes pueden perder la dimensión de la realidad e intensificar el riesgo de aislamiento social". De esta forma, se produce el riesgo social y emocional de que los jóvenes necesiten utilizar estos dispositivos durante más rato para sentir la misma satisfacción, lo que se exterioriza en cambios en las relaciones familiares, limitaciones de la conducta social e incluso puede afectar al rendimiento escolar.

Reglas para un uso responsable del móvil en la infancia

Es cierto que el móvil, la Tablet y el ordenador nos facilitan las tareas diarias, pero también pueden robar parte de nuestro tiempo, en ocasiones, sin darnos cuenta de ello. Para conseguir un uso más responsable en adultos, podemos seguir los 7 pasos para el détox digital, que comienzan con el establecimiento de unos objetivos fáciles de cumplir, como salir a tomar un café sin el móvil.

Pero, en el caso de los peques y adolescentes, los padres deben estar más alerta. En este sentido, el doctor Baca recomienda a las familias establecer un orden y unas normas, entre las que destacan:

  1. Limita el uso de las pantallas electrónicas, ya sean el móvil, la videoconsola, el ordenador…
  2. Acuerda con tus hijos en qué situaciones pueden hacer uso de los dispositivos electrónicos y también cuándo no, por ejemplo, en clase o durante reuniones familiares.
  3. Deja móviles y otros dispositivos fuera del cuarto del menor; lo más adecuado es que permanezcan en habitaciones de paso, como el salón.
  4. Acompaña al menor mientras hace uso del móvil u otra tecnología. Así puedes controlar el tiempo, la información que consulta, etc.
  5. Conoce las contraseñas. Al respecto, el doctor Baca afirma que "algo que se tiene muy poco en cuenta, pero que es fundamental, es que las contraseñas de acceso a las redes sociales y otros canales no estén sólo en posesión del niño, sino que los padres también deben conocerlas".
  6. Evita el uso de dispositivos electrónicos antes de dormir, ya que pueden generar insomnio. Si el niño necesita un hábito para desconectar y prepararse para dormir, es preferible leer un cuento o un libro.
  7. Propón a tus hijos otras actividades en el exterior, leer o utilizar juegos tradicionales para entretenerse. De esta manera motivas su creatividad, la actividad física y la resolución de problemas.

Divertíos en Navidad sin el móvil o la Tablet

Hay formas de entretenerse alternativas a las redes sociales, las series o los juegos online. Te proponemos varias actividades para disfrutar de unas Navidades sin dispositivos electrónicos (sea cual sea nuestra edad).

Realiza actividades deportivas al aire libre

La práctica deportiva es muy beneficiosa para todos y, mejor todavía, si se realiza al aire libre. Además, si inculcamos su importancia en la infancia, existe una mayor probabilidad de que se mantenga este hábito en el tiempo.

Pero ¿cómo podemos movernos más en familia? Una alternativa muy entretenida es organizar un circuito de pruebas para que los peques pongan a prueba sus habilidades: saltar, correr o ¡convertirse en equilibristas! O, según la edad, también podemos practicar deportes que nos gusten a todos o probar otros nuevos, como montar en bici, jugar al baloncesto, practicar yoga, etc.

Organiza un taller de manualidades, pintura o dibujo

Esta actividad es muy sencilla de realizar en Navidad, y existen opciones para todas las edades. Para las manualidades, únicamente hace falta preparar los materiales, como rollos de papel higiénico, algodones u otras cosas que podemos tener por casa.

Madre e hija haciendo manualidades en casaMadre e hija haciendo manualidades en casa

También podemos buscar dibujos navideños para colorear, invitando a los peques a que sean ellos los que elijan sus preferidos. Otra opción muy fácil es dejar varios folios y pinturas para que los niños puedan hacer volar su imaginación.

Saca al chef que llevas dentro

Cocinar deliciosos platos caseros para Navidad es una actividad muy divertida y satisfactoria. Los peques pueden colaborar en todo el proceso, desde la planificación de los menús hasta la preparación de las recetas. Esto nos facilitará inculcarles buenos hábitos alimentarios y otras medidas de seguridad en la cocina.

Eso sí, para evitar cualquier distracción con el móvil u otro dispositivo, es conveniente escribir los pasos de las recetas antes de poner las manos en la masa. Así podemos enfocarnos en el proceso y disfrutar del tiempo en familia o con quien queramos.

Echa una partida al parchís u otro juego de mesa

Los juegos de mesa son una actividad idónea para entrenar la memoria, y además favorecen la concentración, la atención y la socialización.

Un grupo de amigos jugando a las adivinanzasUn grupo de amigos jugando a las adivinanzas

Actualmente, existe una amplia variedad de juegos de mesa, incluso sobre las temáticas favoritas de los niños. A estos se suman los clásicos, como el dominó, el parchís, el ajedrez, las cartas y el juego de la oca, entre otros. En caso de que no tengamos ninguno en casa, podemos jugar a las adivinanzas o a crear palabras nuevas.

Este tipo de ocio es ideal para realizar con niños de más de 6 años, con adolescentes y adultos. En cualquier caso, para asegurarnos si un juego de mesa es adecuado para nuestro hijo, lo más aconsejable es consultar las indicaciones del fabricante que vienen especificadas en la caja.

¡A leer todos juntos!

¿Quién dijo que la lectura fuera solo un hobby individual? También podemos leer cuentos y libros en familia, y para motivar a los más peques podemos dejarles que elijan ellos cuáles quieren leer.

Además, esta actividad tiene muchos beneficios en la infancia, ya que favorece la estimulación psicomotora. De hecho, los libros son perfectos para regalar en Navidades.

Cabe añadir que los adultos también obtienen ventajas de la lectura, puesto que es una forma de trabajar el recuerdo y cuidar la salud mental.

Compartir tiempo en familia

Aprovechemos el tiempo libre para jugar con los niños. Precisamente, el doctor Daniel Ruiz Díaz, pediatra del Hospital Quirónsalud CórdobaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos recuerda que lo más importante es "compartir tiempo de juego con los niños, pues les reportará innumerables beneficios, tanto afectivos como de seguridad, al estar supervisado el juego por un adulto", señalando que así "ayudaremos al correcto desarrollo de nuestros hijos".

Por su parte, Jordi Sasot Llevadot, especialista en Psiquiatría del Centro Médico TeknonEste enlace se abrirá en una ventana nueva, hace hincapié en que las Navidades son un buen momento para recuperar el tiempo de ocio compartido o para volver a tener espacios para conversar con nuestros hijos. Por eso, para disfrutar de estas fechas, nos aconseja favorecer las actividades lúdicas conjuntas, así como intentar que el entretenimiento no sea solamente individual.

Etiquetas