Se llaman pechos tuberosos a aquellos que tienen una forma cónica o tubular, debido a que su anatomía no se ha desarrollado bien. Precisamente por eso, esta deformación en las mamas empieza a ser visible en la pubertad, que es la etapa de crecimiento.

El doctor José María Palacín Casal, especialista en Cirugía Plástica y Reparadora del Centro Médico Teknon, nos explica que "se trata de una malformación que se manifiesta como una anomalía del desarrollo de la mama, especialmente en el polo inferior, y también en los polos laterales".

Pecho tuberoso, antes y después de la cirugíaPecho tuberoso, antes y después de la cirugíaCabe destacar que las mamas tuberosas no implican efectos negativos para la salud física, pero sí emocional. En concreto, pueden provocar:

  • Falta de seguridad
  • Complejos con el cuerpo
  • Baja autoestima
  • Dificultad para relacionarse

Afortunadamente, existen tratamientos quirúrgicos para devolver armonía y naturalidad al pecho. Si estás interesada en ampliar información, te contamos qué es, cómo ocurre y su operación.

Mamas tuberosas o tubulares y sus causas

Se trata de una anomalía en la forma de uno o de los dos pechos, que en lugar de desarrollarse de manera redondeada y simétrica, crecen de manera constreñida o tubular.

Esto se debe a que, durante el desarrollo de los pechos, el tejido que envuelve la glándula mamaria es demasiado rígido, lo que impide un estiramiento adecuado para ese crecimiento. Por lo tanto, como apunta nuestro cirujano plástico, "la glándula, que va aumentando, se siente presa en la piel, que no se expande, y tiene la tendencia a herniarse y salir por el lugar de menor resistencia, que es la fina piel de la areola y el pezón.".

Como consecuencia de ello, aparece un aspecto deformado que se caracteriza por una gran separación entre las mamas y un polo inferior reducido, con forma de tubo o cono. Igualmente, nuestro cirujano plástico nos señala que "en muchos casos, hay un cierto grado de caída y de herniación de la areola, con un diámetro excesivo de la misma, es decir, se ‘abomba’ por la presión ejercida por la glándula mamaria".

¿Qué causa las mamas tubulares?

Hasta el momento no se conoce el origen exacto que provoca esta malformación. Al respecto, nuestro cirujano nos apunta que "se desconoce la afectación real de mamas tuberosas, aunque es una alteración frecuente en la consulta de los cirujanos plásticos, y su origen y causa tampoco están determinados".

¿Cómo saber si son mamas tuberosas?

En caso de sospecha, existen 3 señales que nos podrán ayudar a reconocer las mamas tuberosas:

  1. El surco submamario, que es el pliegue debajo del pecho, es pequeño y está elevado.
  2. La zona de la areola y el pezón está prolongada, o distendida, debido a la herniación glandular, que puede ser más o menos pequeña.
  3. El pecho está escasamente desarrollado por la parte de abajo y los laterales.

Esto nos puede servir de orientación, pero, ante una sospecha de mamas constreñidas, es preferible contar con la valoración y el diagnóstico de un cirujano plástico, quien también nos recomendará posibles tratamientos.

Operación de mamas tuberosas

Aunque pueda parecer similar a las técnicas de aumento de pecho, presenta variaciones. La corrección de la forma tubular o cónica en el pecho se suele realizar a edades tempranas, requiere pasar por quirófano, y el abordaje puede ser diferente según el centro hospitalario que haga el tratamiento.

Una adolescente frente al espejoUna adolescente frente al espejo

En general, se incorpora una prótesis para proporcionar un mayor volumen. Además de esto, se pueden efectuar tres cortes transversales en el pecho, que "abarcan todo el espesor y anchura de la mama, y consiguen aportar suficiente volumen al polo inferior mamario, al combinarlo con las prótesis anatómicas de gel cohesivo", según nuestro especialista.

Como resultado, se libera la compresión del pecho, lo que, en la mayoría de los casos, mejora o elimina la herniación de la glándula mamaria. Al mismo tiempo, esto permite evitar otras técnicas quirúrgicas complementarias en la areola.

Por último, nuestro cirujano plástico concluye que "es importante que las pacientes comprendan que no se trata de una mama pequeña, que se corrige realizando aumentos mamarios poco complejos, porque la naturaleza de su problema es más compleja".

Etiquetas