En demasiadas ocasiones, el miedo o la vergüenza hacen posponer la prueba de VIH tras haber tenido un contacto de riesgo, ya sea durante una práctica sexual sin protección o por el consumo de drogas inyectadas. Pero esto es un grave error que puede conllevar secuelas en la salud, ya que el diagnóstico temprano es la mejor herramienta contra el SIDA.

Es más, el test de VIH es rápido, confidencial e incluso anónimo, si así se solicita. Además, en el caso confirmarse el diagnóstico, se podría comenzar antes su evaluación y tratamiento, favoreciendo de esta forma el control de la infección y la prevención del SIDA, que es el estado más avanzado de la infección de VIH.

A todo ello hay que añadir que la detección del virus ayuda a prevenir nuevos contagios. Desde Checkpoint Madrid unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Fundación JiménezEste enlace se abrirá en una ventana nueva, el doctor Miguel de Górgolas Hernández-Mora, jefe de este servicio, nos indica que "hoy en día, sabemos que los pacientes que reciben un tratamiento eficaz no transmiten la infección".

Te contamos cómo se detecta el VIH y qué tratamiento de urgencia se puede indicar tras mantener relaciones sexuales de alto riesgo.

Qué hacer tras un contacto de riesgo de VIHQué hacer tras un contacto de riesgo de VIH

VIH: qué es, cómo se contagia y sus síntomas

Aunque en ocasiones se hable de VIH y SIDA como si fueran lo mismo, lo cierto es que no lo son. En concreto, las siglas de VIH hacen referencia al virus de la inmunodeficiencia humana, que ataca al sistema inmune y elimina las defensas del cuerpo frente a otras infecciones. En cambio, el SIDA es la enfermedad que se puede desarrollar en estados avanzados de la infección de VIH.

La transmisión de este virus se puede producir a través del líquido seminal, la sangre, la leche materna y los fluidos rectales, vaginales y orales. De hecho, entre las causas más frecuentes para contraer el VIH se encuentran las relaciones sexuales sin protección con personas infectadas y compartir agujas en el consumo de droga.

Sin el tratamiento adecuado, el VIH puede acabar desarrollando el SIDA o síndrome de inmunodeficiencia adquirida y, en el peor de los casos, causar el fallecimiento.

Cómo se manifiesta el VIH

Al principio, causa molestias tan similares a otras enfermedades más comunes con las que puede confundirse. Al respecto, la doctora María Lobo Pascua, médico internista del Hospital Quirónsalud ClidebaEste enlace se abrirá en una ventana nueva, nos señala que "en muchas ocasiones esta sintomatología pasa inadvertida y los propios pacientes no recuerdan haberlas sufrido".

Algunos de estos síntomas del VIH son:

  • Dolor de cabeza durante dos semanas
  • Inflamación de los ganglios
  • Dolor articular leve
  • A largo plazo, infecciones de tipo pulmonar, cerebral, ocular y por hongos. Estos signos son los que evidenciarían de forma más precisa la presencia de una infección por VIH

Por eso, ante la sospecha de VIH, lo más adecuado es realizar la prueba de detección o una analítica de sangre específica. Ambas técnicas permiten diagnosticar esta infección y, si es necesario, empezar cuanto antes el tratamiento.

Prueba de VIH: cuándo realizarla

Este test permite detectar el VIH de forma casi inmediata sin causar dolor, y además se puede realizar de manera anónima y confidencial. Basta con analizar una muestra obtenida por un simple raspado en el interior de la boca. En ocasiones, se debe repetir cuando hayan transcurrido tres meses desde el contacto de riesgo para confirmar el diagnóstico.

Nuestra doctora nos avisa que "1 de cada 5 personas con SIDA en nuestro país, un 20% de la población, no está diagnosticada", destacando que "necesitamos diagnosticar con antelación para comenzar el tratamiento lo antes posible y detener así la propagación del virus".

Pruebas de detección de VIHPruebas de detección de VIH

Cuándo debe hacerse la prueba de VIH

Desde el Centro Médico Quirónsalud AribauEste enlace se abrirá en una ventana nueva nos recomiendan solicitar este test o la analítica de sangre en los siguientes casos:

  • Si has mantenido relaciones sexuales con penetración vaginal o anal sin utilizar preservativo con personas que podrían estar infectadas
  • Si has compartido agujas para el consumo de drogas
  • Si has tenido otra infección de transmisión sexual, tuberculosis o hepatitis
  • Si te planteas no usar el preservativo porque tienes una pareja estable
  • Si estás embarazada o estás intentándolo

Tratamiento urgente después de practicar sexo sin protección

Actualmente, existe una terapia de urgencia llamada profilaxis post-exposición, o PPE, que debe administrarse antes de que transcurran 72 horas desde la práctica sexual de riesgo y se aplica durante 28 días. Igualmente, este tratamiento requiere de una valoración médica previa, así como el acompañamiento profesional.

Por otra parte, este tratamiento también puede indicarse en algunas mujeres embarazadas portadoras de VIH con el objetivo de prevenir el contagio al bebé durante el parto. En este caso, también se debe contar con la valoración de un profesional médico.

Por último, nuestra internista recuerda que "si bien el VIH no está tan de actualidad como la Covid-19, sí que continúa necesitando de una detección rápida y eficaz para frenar su expansión".

Etiquetas